Crimson Peak: mucha Escarlata y Poca Cumbre

Crimson Peak: mucha Escarlata y Poca Cumbre
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Crimson Peak: mucha Escarlata y Poca Cumbre

La cumbre escarlata

Director:

Guillermo del Toro

Reparto:

Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston, Charlie Hunnam, Doug Jones…

Año:

2015

Duración:

119 min.

7.0

· 26 Octubre, 2015

Guillermo del Toro nos trae su última fantasía de terror, una aventura con la excelencia estética, el brío y la ingenuidad del niño fascinado por los fantasmas y monstruos que es. Sin embargo, esta historia entre el culebrón y el terror no tiene el interés ni las diferentes lecturas que hacen genial otras obras realmente “cumbre” de su cine.

Peliculas como El Espinazo del Diablo, El Laberinto del Fauno o incluso Hellboy consiguieron conjugar terror, fantasía y drama personal o social, generando deliciosas metáforas sobre, por ejemplo, el valor de la niñez confrontada al mundo adulto y la guerra. La Cumbre Escarlata trata de hacer algo similar con una historia romántica impregnada de misterio y embrujo, explorando los fantasmas -muy literales- con los que nos podemos topar cuando compartimos intimidad con la persona amada. La película pretendía ser todo un cuento terrorífico sobre la convivencia amorosa. Sin embargo, Del Toro falla en mantener la metáfora viva, en gran parte porque la dimensión fantástica, con visuales que son un refrito gótico de Mamá y El Espinazo, no tiene en realidad un papel relevante en la trama, ni sirve, como en la maravillosa El Laberinto, para convertir a la niña en heroína. Tampoco se le da muy bien al director retratar relaciones de pareja, y hay algo excesivamente platónico en la química de los personajes.

Crimson Peak arranca bien, con una joven escritora con recurrentes visitas fantasmales encerrada en un mundo de clases, conservador y misógino. Parece que sus fantasmas no solo van a salvarla sino que tendrán un papel importante en su vocacion profesional y en derrocar a esta sociedad represora, en hacer crecer a la protagonista en definitiva. Los primeros pasos de la historia de amor van en ese sentido, cuando una espléndida Mia Wasikowska se queda prendada del, por supuesto, encantador Tom Hiddelston, la conexión está asegurada al percatarse de que, pese a su titulo de Barón, es un soñador más pobre que las ratas y ambos aprecian la literatura juntos. El encuentro romántico ha sido ejecutado con arte narrativo y emoción, como en esa secuencia de baile, que de un plumazo inicia el amor, dignifica a la heroina y humilla a los frívolos socialitas de Londres.

Crítica La cumbre Escarlata Jessica Chastain
Pero todos estos estimulos se pierden cuando nos mudamos de forma indefinida a la famosa Cumbre Escarlata, y empezamos con la excavacion literal y retórica, del subsuelo lleno de liquido rojizo y del pasado emocional de nuestro querido Tom… Aquí todo se vuelve muy evidente, tanto que el suspense muere, y ya no hay represion social ni hay vocación literaria de nadie -ni siquiera del guionista-. Nuestro héroe femenino no solo no crece sino que parece que ya no le importen las mismas cosas, hasta se diría que lo único que quiere es irse a la cama con Tom -otro significado de “excavar”-, y no la vamos a culpar por ello tampoco…

Guillermo del Toro se enfrentaba a una historia psicosexual y de encierro complicada, aderezada con fantasmas y que requería de una madurez y una dosis de realidad mayor que la que ofrece. Se trataba más del suspense de Rebecca de Hitchcock y menos de la enésima versión de La casa encantada. La adorable infantilidad del director le juega una mala pasada esta vez, porque aquí era cuestión menos de soñar y recrearse y más de atreverse con el deseo, el vicio y el horror, que juntos pueden llegar a cuotas altas de expectación. La historia al final ni excita ni aterroriza.

Gran parte del asunto radica en cómo se trata la amenaza que la persigue. Del Toro no nos la oculta en ningun momento, el villano se conoce y  resulta muchas veces blando. Por su lado, Jessica Chastain hace lo que puede pero resulta una mala elección de casting, tiene una candidez y humanidad en la mirada contradictorias con esta hermana oscura y fría, personaje con el potencial icónico de la ama de llaves Hitchcockiana o la madrastra de Cenicienta. Así que da una interpretación sin muchas luces…

Todo sumado da como resultado una película de género sin más, con menos alma y poesía de la que nos tiene acostumbrados del Toro, pese a tener toda la materia prima para ello. Se necesitaban más bemoles y elegancia, menos efectos, para ser realmente espeluznante.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »

    Lo que dicen de nosotros »

  1. […] B-side Magazine | Revista de Música Arte Cine Diseño Tendencias […]