True Detective: carencias al descubierto

True Detective: carencias al descubierto
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

True Detective: carencias al descubierto

Por · 10 Julio, 2015
True Detective: carencias al descubierto

Hace tan solo unas semanas regresaba a las pequeñas pantallas una de las series más revolucionarias de los últimos años, True Detective. HBO, como reina indiscutible en lo que a oferta de ficción se refiere, volvía a dar en la diana el pasado año con un proyecto contundente y de rotundo éxito.

No era de extrañar que las expectativas ante la segunda entrega fueran altísimas. Sin embargo, parece ser que el boom provocado en su regreso esté convirtiéndose con premura en un preocupante declive, donde no encontramos la magia que nos atrajo en su primera temporada. Tras la emisión de varios episodios, que en España podemos seguir en Canal Plus (Movistar Plus desde su reciente fusión), nos disponemos a analizar y abrir las posibles líneas de debate sobre los aspectos que podrían dar explicación a este nuevo True Detective, que más que afianzarse, parece estar autodestruyéndose.

El que mucho abarca, poco aprieta

En una ciudad ficticia de California llamada Vinci, los detectives Velcoro (Colin Farrell) y Bezzerides (Rachel McAdams) junto al agente Woodrugh (Taylor Kitsch) deben llevar a cabo la investigación de un asesinato al más puro estilo de la novela negra que les llevará por los recovecos de la corrupción, la lucha moral y, como no podía ser de otra forma, los fantasmas internos de cada uno de ellos. Hasta aquí, la declaración de intenciones dista muy poco de la primera temporada. No obstante, han bastando un par de episodios para comprobar -y asumir- que la forma en la que se ha llevado a cabo el planteamiento de la trama así como sus subtramas resultan ser muchos más convencionales y/o comerciales que las de su antecesora. Más bien pareciera que tras el éxito, la ambición por llegar a un público aún mayor haya convertido en superficial la esencia a la que antes hacíamos referencia. Un precio muy alto que veremos si merecerá o no la pena a Pizzolatto conforme la serie siga su transcurso en los 8 episodios previstos; aunque por el momento, no haya tenido la acogida esperada.

Suspenso para la dirección de casting

Entrar en comparaciones siempre es tema tedioso, pero inevitable. La labor de Matthew McConaughey y Woody Harrelson era complicada no de superar, sino de igualar -con eso nos conformábamos-. Lo cierto es que si bien Farrell, McAdams y Kitsch están correctos, por momentos no parecen haber trabajado sus personajes en profundidad. No resultan creíbles, ni mucho menos fascinantes. Los secundarios, por su parte, tampoco se salvan de la mediocridad. Vince Vaughn es un personaje completamente inverosímil, aun pareciendo ser uno de los que más juego va a dar a lo largo de la temporada.

Jugar sobre seguro no siempre es la mejor opción

True detective segunda temporada

Es frecuente mantener como filosofía de vida: “si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?“. En este punto hacemos referencia concretamente al apartado técnico. Aquí sí que seguimos encontrando la misma excepcional labor, donde, por destacar tan solo un ejemplo, sus títulos de crédito no son comparables a los de ninguna otra serie. Marca de la casa inamovible.

Sin embargo, el estilo de trabajo se mantiene. Destacan las panorámicas que nos muestran cómo las distintas autopistas se entrelazan unas con otras, como si de historias o pensamientos se tratase. Pero no arriesgan. No hemos vuelto a vivir -de momento- un plano secuencia de 6 minutos que nos deje sin aliento.

Recordemos que otros proyectos, por ejemplo American Horror Story, tomaron la misma decisión de realizar una trama distinta para la elaboración de cada una de sus temporadas. Sin embargo, aun manteniendo su esencia, esas características que la hacían reconocible y única, todos recordamos que la segunda temporada fue técnicamente sublime y que siguen intentando dar pasos más allá -con mejor o peor resultado-.

True Detective, teniendo entre sus manos la mejor ficción detectivesca de los últimos años, no ha sabido atreverse ni apostar para mejorar, y si esto queda sumado a las altas expectativas que dejaran con su estreno, nos dan como resultado una serie que ha perdido su magia por completo, una decepción. Aunque también apunta en otra dirección, invitándonos a reflexionar seriamente sobre si, como algunas personas apuntaban, se trata de un producto sobrevalorado que deja ya todas sus carencias al descubierto.

Señoras y señores, el debate queda abierto.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »

    Lo que dicen de nosotros »

  1. […] este artículo, la serie más esperada del verano ha pasado el ecuador de su segunda temporada. True Detective fue para muchos LA serie del 2014, pero esta nueva tanda de episodios no parece convencer a nadie, […]

  2. […] este artículo, la serie más esperada del verano ha pasado el ecuador de su segunda temporada. True Detective fue para muchos LA serie del 2014, pero esta nueva tanda de episodios no parece convencer a nadie, […]