L.A.: "From The City To The Ocean Side es el disco más loco que he hecho"

L.A.: "From The City To The Ocean Side es el disco más loco que he hecho"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

L.A.: “este disco es el más loco y caótico que he hecho”

Por · 3 junio, 2015
L.A.: “este disco es el más loco y caótico que he hecho”
Fotografías: © Roberto Castelli / B-side Magazine
Uso limitado a la difusión del contenido, citando autor y enlazando fuente.

Mucho ha cambiado la vida de Luis Albert Segura (L.A.), tanto a nivel personal como profesional, desde que le entrevistamos por última vez hace dos años, con motivo de la publicación de Dualize. Aquel disco supondría el despegue definitivo del proyecto que él mismo lidera.

Con ese trabajo, L.A. se posicionaron por fin en el lugar que tanto merecían, convertiéndose en la banda sólida que son ahora en cada uno de los directos a los que se enfrentan. Volvemos a encontrarnos con Luis, esta vez en las oficinas de Sony, la multinacional que le ha fichado para llevar a cabo el lanzamiento de su nuevo álbum, el mismo día en el que From The City To The Ocean Side sale a la venta y, acompañados de su creador, nos sumergimos de lleno en sus nuevas y estimulantes canciones. Todo nace de manera totalmente accidental. “Estábamos de gira por México con Franz Ferdinand, entre show y show hicimos una parada técnica, volvimos a Los Ángeles y fuimos a casa de Matt Wignall, (productor del disco). Yo le pedí que nos dejara el estudio unos días para ensayar algunas cosas para la gira en la que estábamos inmersos. Total, que estábamos ensayando, empecé a tontear con una canción e hicimos una pequeña jam a partir de ella.” Esa canción era In Gold y fue el propio Matt quien, al ver lo que estaban haciendo, les animó a que lo grabaran. “Así empezó todo, yo no tenía disco en mente ni nada por el estilo, fue algo muy espontáneo. Matt sacó la bobina, lo preparó, dio al rec y la toma dos de la canción es la que está incluida“. En aquel momento, que sería el germen de From The City… no existía aún ninguna canción, sino que temas como Secrets Undone, Higher Place, Love Comes Around… fueron surgiendo durante aquellas idas y vueltas de Los Ángeles, la gira por España o algunos bolos en territorio francés.

Justo después, emprenderían un viaje por Big Sur (California), donde tomaron forma las letras de todas las canciones. “Matt ya me había sugerido ir a este sitio en el que íbamos a flipar. Yo había oído hablar de él, había visto alguna peli donde salía, pero nada más“. Así, el propio Wignall le presentó a Kyle Krone, tercera parte de esta ecuación lírica, cogieron el coche, las guitarras, las libretas y enfilaron la Highway 1 dirección Big Sur.  “A escasas dos horas de Los Ángeles está ese sitio único, que ha servido de inspiración a pintores, guionistas, músicos… Es un lugar que tiene una vibración especial, la naturaleza es tan salvaje y libre que se nota que pasan cosas. Íbamos viendo diferentes espacios, un merendero, una playa, un motel… Fueron solo unos días, pero ocurrió todo como una explosión de ideas“. De manera lógica, estas canciones no serían posibles sin esos lugares concretos que describe Luis: “el sitio nos dio esa paz que a veces es necesaria para contar lo que sea. Puedes escribir del espacio estando en Big Sur al lado de secuoyas milenarias. Estos lugares nos sirvieron como mesa comunitaria para escribir el guión de la peli. Y ahí estábamos, con hogueras, la camioneta abierta, las tablas de surf…

Entrevista - L.A. From The City To The Ocean Side 2

Entrevista - L.A. From The City To The Ocean Side 3

Pero este álbum ha tenido también, en contrapunto, un proceso cercano al trabajo de oficina. “Es como si en otro mundo paralelo nos hubiéramos sentado en un despacho de la HBO, en una mesa larga, con una serie de productores y guionistas y fuéramos viendo de qué habla cada capítulo. Todos teníamos en mente a qué íbamos a ese viaje, con libros de Kerouac, hablando de cine, de música y encaminando todo mucho a abrir nuestras mentes“. Así, las canciones fueron saliendo de manera natural y espontánea, sin ataduras. “Artísticamente, los tres hablábamos el mismo idioma y por eso nos hemos entendido muy bien. Ha sido como escribir pequeñas novelitas; Living By The Ocean sería un libro, Higher Place otro y cada cosa tiene sus personajes y su historia“. Esta experiencia ha sido algo novedoso en la carrera del autor, poniendo la libreta encima de la mesa, abriéndola y dejando que otras personas aporten al trabajo. El resultado ha sido tan satisfactorio que, asegura, repetirá esta manera de trabajar.

En From The City To The Ocean Side nos encontramos con canciones que suman más capas y texturas que las de anteriores entregas. “La diferencia sustancial y más grande es que este disco es el más loco y caótico que he hecho hasta ahora“. De hecho, si lo comparamos con Dualize esto se hace patente, sobre todo, en la metodología a seguir para su creación. “Aquel se concibió día a día y en un orden concreto“. Para explicar cómo es el espíritu de este nuevo álbum, Luis coge el libreto que contiene la edición en CD y lo ojea, pasando su mirada por todo un batiburrillo de fotos, anotaciones, letras… “Esto define perfectamente el disco. El arte refleja cómo es este álbum. Es como un diario“. Para enfatizar más esta idea, cada una de las ediciones de From The City To The Ocean Side tiene un tracklist diferente, “demostrando que cualquier orden funciona y las canciones encajan igualmente. Creo que la edición en vinilo es el súmmum del caos artístico en mi carrera porque es como un desorden total, hay tres canciones extras, etc“. Ahí radica el espíritu de este trabajo, en el desorden que termina en un orden más que coherente. “Dualize no lo concibo de otra forma porque lo creamos así, según nuestro feeling en el momento, sin embargo este fue grabándose sin pensar en el resultado final“.

Entrevista - L.A. From The City To The Ocean Side 6

Como banda estamos en un momento en el que todo puede cambiar y seguir creciendo

Este desorden y caos al que hace referencia continuamente  el mallorquín, es un reflejo del momento personal por el que atraviesa el propio Luis. “Soy padre, con otra criatura en camino, en medio de giras, viajando todo el día… Todo esto hace que me busque espacios cortos de tiempo para irme a crear este disco a 15.000 kilómetros de casa, con mi mujer embarazada, con una gira pendiente, con shows en Estados Unidos, con el disco y las letras a medio hacer… es todo una locura“. Pero, a pesar de esto, la máquina no parece que vaya a dejar de rodar porque, como él mismo asegura, L.A. se encuentra en su mejor momento. “Estamos en ese punto en el que todo puede cambiar y podemos subir una serie de escalones más si seguimos haciendo las cosas bien y eligiendo adecuadamente el camino que debemos tomar“. Se podría resumir en que se encuentran en un momento cómodo, “Obviamente, los shows que hagamos, los festivales donde vayamos y la gira de otoño, van a marcar el lugar donde acabaremos a finales de año, que es un poco el momento en el que haces borrón y cuenta nueva. Estamos en un lugar privilegiado porque Dualize funcionó e hizo que la banda creciese en directo, que es donde realmente está el punto fuerte de L.A.

Tanta seguridad, mezclada con la humildad que Luis Alberto desprende, puede llegar a abrumar o, por lo menos, a causar cierta admiración. Pero en ocasiones los pequeños detalles marcan el devenir de una banda, de una gira o de una carrera musical completa. “Si las primeras críticas de este nuevo disco hubiesen sido malas, estaríamos en un sitio delicado“. Sorprende escucharle hablar de esto, pero el músico asegura que “es inevitable que te afecten las críticas“. La explicación es clara y va más allá del ego o de la necesidad de gustar al público. “Yo pongo tanta energía en esto y ha supuesto tanto tiempo, tantas discusiones, tantas llamadas, tantas horas de avión… Hay tanto esfuerzo detrás de un disco que si a las primeras de cambio se va a al traste, hay una cabeza que cortar, la mía“. Al fin y al cabo, este es el proyecto de Luis Albert Segura y, aunque tenga un buen equipo detrás, todo se ha hecho tal y como él mismo ha querido. “Es como el director de cine que lo pone todo para hacer una película en la que cree a ciegas y, después de tanto esfuerzo, de tanto dinero gastado, se proyecta con críticas negativas, la gente no la va a ver y por esa razón se jode su carrera“.

La responsabilidad es máxima, “pero sobre todo de mí mismo hacia mi familia“, englobando en esa familia a todo el equipo que forma L.A. “no lo pienso, no vivo atemorizado. Desde que empecé L.A. hago lo que quiero, como quiero y casi cuando quiero“. Aunque echando la vista atrás, ha habido muy pocos momentos en los que se haya sentido así. “Creo que he tenido, a lo mejor, siete críticas malas en toda mi carrera, pero me acuerdo de todas“, afirma entre risas. “A veces esa crítica la hace alguien desconocido, desde su casa, en calzoncillos, porque le caes mal, la pone en twitter y te jode la mañana. Nos reímos mucho de esto con el grupo, porque a veces hay críticas tontas a nivel físico, por los pelos que llevas por ejemplo, y te toca los cojones. Y al lado hay cuarenta críticas cojonudas, pero esa te toca los cojones”. Mayor sinceridad, imposible.

Entrevista - L.A. From The City To The Ocean Side 7

Entrevista - L.A. From The City To The Ocean Side

Nuestro invitado está pletórico, verdaderamente feliz con este trabajo y con ganas de que la gente lo escuche mucho y lo vea trasladado al directo. “Ahora estoy en ese punto en el que lo escucho con el ojo un poco más crítico, como si fuese yo el periodista que está intentando ver los errores que hay“. Pero no estamos ante alguien que suela escuchar sus discos con asiduidad, (algo normal en el mundo musical, por otra parte) pero sí que hay uno que tiene siempre presente, se trata de Slnt Flm, del que se siente especialmente orgulloso. “Este es mi favorito, por el momento en que se creó, por el sitio donde se grabó, por la gente que conocí, porque fue el embrión de todo lo que llegaría después. Fue el punto de inflexión, donde conocí a Matt, a Richard Swift, a Mark Neill, lo grabé en Sound City, etc. Es un momento de mi vida al que me gusta retroceder a veces y situarme de nuevo“.

Ese contacto con el pasado, pero teniendo un pie siempre en el presente, se hace patente también a la hora de hablar de sus gustos musicales e influencias. “Siempre he tenido la vista puesta atrás, pero de un tiempo a esta parte estoy obsesionado con todo lo nuevo que sale“. Ya nos comentó la última vez en que nos encontramos que cada mañana tiene un ritual, en el que se sienta delante del ordenador y navega por diferentes medios musicales, descubriendo cada día cosas nuevas. “Pero siempre tengo puesta la vista atrás, de hecho tengo dos espacios donde tengo todos los discos metidos y tengo separado lo nuevo de lo clásico. A veces cojo el coche y pongo a Dylan o a veces a Fleet Foxes. Me gusta estar ahí entre esos dos mundos“. Así se explica en gran medida el estilo que L.A. va perfilando con cada disco, una seña de identidad con sabor a clásico y con aroma contemporáneo.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »