Mi capitán: "No tenemos más pretensión que hacerlo pasar bien"

Mi capitán: "No tenemos más pretensión que hacerlo pasar bien"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Mi capitán: “No tenemos más pretensión que hacerlo pasar bien”

Por · 19 mayo, 2015
Mi capitán: “No tenemos más pretensión que hacerlo pasar bien”

Todo comenzó hace un año con una canción: Es suave la voz. Todo un ejemplo de pop-rock directo, sin artificios y que presentaba en sociedad a Mi Capitán, banda formada por Gonçal Planas. Junto a él, experimentados músicos como Ricky Falkner y Ferran pontón (Egon Soda), Julián Saldarriaga y Dani Ferrer (Love of Lesbian), Ricky Lavado y Víctor Valiente (Standstill).

Meses después ya tienen un disco en el mercado y comienzan a cerrar fechas en los más prestigiosos festivales patrios. Aprovechamos su visita a Madrid para charlar con Gonçal acerca de este último año, de las razones que le han llevado a formar esta banda y del fantástico Drenad el Sena, un disco que encierra diez auténticas joyas y que, paso a paso, comienza a abrirse camino entre tanta oferta musical. Estamos ante el que probablemente sea el grupo revelación de este año, un fenómeno que parece tener ciertos paralelismos con León Benavente.

Pero, ¿quién es Gonçal Planas? Quizás no le conozcamos hasta ahora en la faceta de líder, pero lleva quince años trabajando en esto. “Tuve un grupo que se llamaba Sanpedro, con el que sacamos dos discos en catalán. Yo ni siquiera componía, era el guitarrista. Hacíamos un pop tipo Radiohead de la primera época o Coldplay del primer disco“. Pero además ha trabajado durante mucho tiempo en la escena independiente, como técnico de sonido y como road manager, con Standstill, Sidonie, Love of Lesbian… “De alguna manera he tenido la oportunidad de ver el crecimiento de lo que es la escena actual, el pasar de hacer conciertos donde fuera por lo que fuera, a formar parte de una generación que ha tenido la suerte de acabar triunfando“. Para él, éxito no es otra cosa que vivir de lo que a uno le gusta, en este caso la música. “Y salir de la miseria en que estábamos metidos. Ahora parece que el Sonorama, el SOS o el Low lleven ahí toda la vida, pero ha habido épocas en los que uno se preguntaba a dónde nos llevaba esto“. Aún no estamos en un punto álgido sino que simplemente “hemos dejado de ser unos bebés y ahora estamos en una etapa adolescente; de aquí a diez años podremos mirar atrás y ver que se ha generado el suficiente grano como para poder escoger qué hacer con él“.

Mi Capitán nace cuando el músico catalán se plantea un ejercicio de producción. “Yo soy técnico de sonido, ese es mi oficio, aunque he acabado trabajando como road manager. Había una parte musical que dejé de lado en mi vida, por dedicarme más a la parte ejecutiva, así que empecé a hacer canciones como ejercicios de producción. Esto me obligó a hacer letras, a cantar, a hacer segundas voces… y de golpe me encontré con una colección de 25-30 canciones“. A partir de ahí, asegura, todo fue rodado y el proyecto fue tomando forma de una manera muy natural. “Fui enseñando las canciones a mis amigos (que son los miembros de la banda) y ellos, de alguna manera, me empujaron a esto“. Por tanto, la amistad es el germen de Mi Capitán, más allá de los lazos musicales que puedan existir entre ellos. “Al ser tus amigos, todo va más allá del hecho de compartir grupo, esa gente te hace estar más tranquilo, tener más confianza y estar cómodo. Es como volver a tener 15 años y recuperar esa ilusión que tenías al montar una banda, pero con 20 años más, con mucha más experiencia y sabiendo cómo funciona el negocio”.

Los pies no se despegan del suelo, de hecho “este es un grupo montado sin ninguna esperanza concreta“, a lo que hay que sumar que Mi capitán está formado por siete miembros y que cada uno tiene sus bandas de manera paralela, además de vivir en diferentes ciudades, “¿tú sabes la de dinero que hay que ganar para ganar dinero?“, plantea Gonçal entre risas. “Somos un desastre a nivel organizativo, la verdad es que no está hecho para lo que está pasando. Pero nos hace tanta ilusión a todos que nos buscamos la vida para poder hacerlo“. Apenas llevan un año juntos, pero al escuchar cada uno de los temas que forman Drenad el Sena, la sensación general es que el disco suena a banda, como si de un tercer trabajo se tratase. “Esto ocurre gracias a la madurez personal de cada uno. Nadie ha pretendido ser lo que no es, ni dominar las parcelas de los otros. Nos conocemos mogollón y un gesto o una mirada de uno lo entiendes perfectamente“. Aunque el grupo lo formen tantos músicos de tan diversas procedencias y las composiciones puedan recordar en ocasiones a cosas que todo conocemos, el repertorio suena verdaderamente fresco y con gran empaque. “Nuestro sonido es una sorpresa para la propia banda“, asegura el cantante. “No tenemos más pretensiones que hacerlo pasar bien. No somos un grupo sofisticado como la mayoría de los que vienen de Barcelona. Nosotros somos sota, caballo y rey, la canción es esta, nos juntamos a tocarla un par de veces y ya funciona“. Una idea que se refuerza con el hecho de que este trabajo se grabó en directo y en un par de semanas estaba listo.

Entrevista Mi capitán, Gonçal Planas 3Los diez cortes que componen este LP hablan de un personaje concreto y hay un gran peso autobiográfico en las letras. “Lógicamente yo no soy ese tipo todo el rato, si fuera así estaría muerto“, matiza Gonçal con una carcajada. “Es el resumen de lo que he vivido como técnico de sonido o road manager en los últimos 15 años. He sido testigo de muchas cosas, he vivido e imaginado otras. Todo ello se junta en mi cerebro y forma una historia que me permite escribir algo que sería casi como un cómic“. Las razones que han llevado a su autor a dar forma a estas historias, hacen que él mismo se tome su tiempo y piense bien en lo que realmente quiere comunicar con todo esto. “Yo no hago un análisis de la situación y pienso ‘aquí falta esto’. Todo influye, la suma de factores: cómo soy, cómo escribo, mis propias limitaciones como escritor… A veces la falta de capacidad para escribir mejor origina cosas inverosímiles“. Esto le viene desde que en 2009-2010 compuso su primera canción. “Se llama Ayer noche y la letra se repite continuamente porque no sabía aún hacer letras. Repito una frase todo el rato y, en realidad, le siente muy bien al tema, es como si la suerte siempre hubiera aparecido cuando la he necesitado“.

Mi Capitán quiere hacerse un hueco en un panorama musical cada vez más rico e interesante. Ante esta situación, reflexionamos junto a Gonçal acerca de las razones que han llevado a esa especie de boom dentro de la escena independiente. “Hay dos bandas que se han encargado de romper el techo, como son Vetusta Morla y Love of Lesbian, que han permitido que ese público que en su día les prestó atención, de golpe les preste atención a otras bandas. Eso ha hecho que todo se multiplique“. Gran parte de culpa la han tenido las revistas y los promotores de festivales, que han creído en las formaciones nacionales. “Ahora tocamos en festivales para 2.000-3.000 personas en el escenario pequeño y eso antes era el momento cumbre de cualquier festival, solo reservado para unos pocos“. Aunque el factor clave ha sido, sin duda, las canciones. “Llegó un momento en que había tantas bandas que hacían tan buenos temas que no hemos podido hacer otra cosa que admirarlas como público. De repente Vetusta sacan Un día en el mundo, LOL 1999, Standstill Viva la guerra, Sidonie Costa Azul… Surge también el factor Granada, el factor gallego con Xoel López e Iván Ferreiro, etc“. Está claro que ya no solo hay una escena independiente sino que, de golpe, hay una base sólida y comienzan a surgir subescenas. “Hay una rock a la que creo que pertenecemos y en la que están Mucho, Dinero o Sexy Zebras. De repente ya no solo hay indie, sino que también hay rock y están también los Delorean haciendo su mandanga electrónica, o Dorian, grupos como Izal, Supersubmarina o Miss Caffeina que cogen el relevo de las grandes bandas nacionales…” Pero vuelve a recordar de dónde viene todo esto y entre risas asegura, “yo empecé en 2001 haciendo giras, hay que comer mucha mierda y encontrarse muchas piedras en el camino. Lo de ahora es maravilloso y lo vivo con enorme alegría“.

Entrevista Mi capitán, Gonçal Planas 2

Todo está yendo muy rápido, el boca a boca va surtiendo efecto a pasos agigantados y, a veces, el alma máter de Mi Capitán se siente abrumado y superado. “Flipo tanto que me parece hasta ridículo“, se sincera. “Yo siempre he estado en el otro lado y a veces me cuesta entender que ahora soy yo el autor de las canciones o el cantante. Me parece increíble que a alguien le interese lo que hago y me entreviste por ello“, aunque todo esto parezca llevarlo con la mayor de las naturalidades. “Al principio me sentía muy gilipollas al cantar, pero ahora estoy intentando poco a poco asimilarme a mí mismo“. Vive un proceso que le hace verdaderamente feliz, algo que se nota cada vez que pisa el escenario. No solo es importante que el personaje de Mi Capitán (“que es un macarra, hijo de puta, follador y drogadicto“) sea creíble, sino que también “debe tener calidad“. Dice no tener pretensiones, más allá de intentar vivirlo todo al máximo, pero lo afronta con una idea clara en la cabeza: “tengo ganas de que llegue octubre y comprobar si hemos sido capaces de conquistar un pedazo de espacio en la memoria colectiva, que a la gente le gusten de verdad nuestros bolos“. Y lo cierto es que la gran baza de este grupo es el directo, sin lugar a dudas.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »