Bienvenidos al espectáculo de la moda

Bienvenidos al espectáculo de la moda
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Bienvenidos al espectáculo de la moda

Por · 8 mayo, 2015
Bienvenidos al espectáculo de la moda

Vivimos en la era de los cambios. Nunca antes nada había sido tan inmediato y tan efímero al mismo tiempo. Cuando las producciones de moda van cada vez a un ritmo más frenético, las pasarelas no pueden quedarse en algo tan simple como hacer andar a sus modelos con paso firme y posado serio. El desfile como tal ya no es suficiente.

Naves industriales, supermercados, graneros con balas de paja, estaciones de tren… Gracias a la extravagancia de las marcas, todo eso es ya una realidad sobre las pasarelas. Ahora de lo que se trata es de impresionar al público con las puestas en escena más arriesgadas, y la ropa, en muchas ocasiones, ha quedado relegada a un segundo plano de un modo casi imperceptible.

¿Cómo hemos llegado al momento en que cada atrezzo parece poco para la demanda del consumidor? El punto de partida es muy sencillo. ¿Qué pasa cuando la presión de realizar nuevas colecciones en el menor tiempo posible es tan alta que sólo con eso ya no es suficiente? ¿Qué pasa cuando con la capacidad creativa, que sufre el estrés de las prisas y la manca de creatividad continua, ya no basta para satisfacer lo que se espera de un diseñador o una marca? Simplemente que la moda salta a ámbitos en los que nunca antes había puesto un pie. Ahora no es ropa, es todo lo demás: estilos de vida, personalidades, modos de expresarse. No son un par de telas cosidas entre sí, sino una declaración de intenciones, una manera de ser y de pensar, un documento de identidad que vestir.

El concepto de desfile ha tenido una gran evolución desde sus inicios. A principios del siglo XX, cuando se empezó a hablar del término moda, ni siquiera se imaginaban: las clientas iban a las sastrerías, escogían el patrón que querían y luego se lo hacían a medida. Más tarde llegaron los showrooms en las casas de los modistas y empezaron a proliferar las Anna Wintour y los frontrows.
Desfile moda Valentino - Zoolander - Ben Stiller

La moda salta a ámbitos en los que nunca antes había puesto un pie. Ahora no es ropa, es todo lo demás.

Ahora que se han convertido en un elemento indisociable de la moda, ha llegado el momento de darle una vuelta de tuerca. Y ya que lo hacemos, hagámoslo bien, pensaron. John Galliano y Marc Jacobs llevan la provocación inherente en su ADN, pero ahora ya no están solos. Incluso Valentino se ha apuntado al show: en su último desfile contó con los actores Ben Stiller y Owen Wilson caracterizados como sus personajes en la comedia Zoolander, que este año estrenará su segunda parte. Artes distintos en el mismo escenario, pero, al fin y al cabo, artes.

Aunque para artífice en estos temas, nadie como Karl Lagerfeld. El rey de los reyes. El espectáculo personificado. Lo que no haya hecho este hombre sobre la pasarela es que no puede hacerse, y punto. Más allá de la temática, la esencia o el aire que da a cada una de sus colecciones, la puesta en escena es un añadido que dota de absoluto significado al conjunto. Si ya de por sí es una satisfacción asistir a un desfile de Chanel, en estas condiciones se convierte en toda una experiencia. Pero nada es para siempre, cuando Ralph Lauren inauguró su macrotienda en Nueva York allá por el 2010, fue el visionario del año por ofrecer un show con una tecnología que hoy en día está de lo más normalizada: el mapping. Vivimos en la era de los cambios. Nunca antes nada había sido tan inmediato y tan efímero al mismo tiempo…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »