Born under Saturn: Django Django encadenados

Born under Saturn: Django Django encadenados
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Born under Saturn: Django Django encadenados

Django Django

Born Under Saturn

Discográfica:

Because Music

Año:

2015

7.0

· 11 mayo, 2015

Rock al más puro y clásico estilo británico. Esta es la apuesta de Django Django en su segundo álbum de estudio, Born under Saturn, mucho menos bailable que su obra debut, pero mucho más elaborada.

Los 13 temas de este nuevo lanzamiento nos ofrecen casi una hora de música que parece hacer repaso a los clásicos más clásicos de la música inglesa, con temas que nos remiten desde a Police hasta Massive Attack pasando por los omnipresentes Beatles. Además, es de sobra conocido el gusto de Django Django por coquetear un poco con los sintetizadores, aunque se autoproclamen como una banda de cuerdas y baterías de lo más tradicional.

Django Django - Born Under Saturn

Los coros vocales siguen siendo una constante en este trabajo, donde First Light, el single con el que se estrenan, no es ni de lejos la mejor apuesta. Life we know, Giant o Shake and tremble son mucho más movidas y tienen un estribillo más pegadizo. ¿Problema? Que pareciera que estamos escuchando a The Kooks, Kasabian o The Drums, respectivamente. Y es que Born under Saturn parece que haga referencia a la enorme cantidad de grupos actuales nacidos bajo un mismo signo musical, que no zodiacal, entre los que Django Django se siente muy cómodo.

Pero, por muy bien que la banda británica sepa tocar el estilo de otras bandas casi mejor que ellas mismas, su álbum debería ser autoreferencial. En esta línea destacan Reflections, Vibrations y Shot down, un trío de temazos colocados en el centro de este trabajo sin pena ni gloria y que son, paradójicamente, puro Django Django. De ese que insisten en mantener encerrado, cuando es lo mejor de sí mismos y que demuestra que no necesitan imitar a nadie más.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »