Jaume Ripoll (Filmin): "Hay que perder el miedo a la etiqueta independiente"

Jaume Ripoll (Filmin): "Hay que perder el miedo a la etiqueta independiente"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Jaume Ripoll (Filmin): “Hay que perder el miedo a la etiqueta independiente”

Por · 9 abril, 2015
Jaume Ripoll (Filmin): “Hay que perder el miedo a la etiqueta independiente”
Fotografía: © Alberto Gamazo.

Filmin surgió en 2006 y con el paso del tiempo se ha consolidado como la opción definitiva para los amantes del buen cine independiente y de autor en nuestro país. Un catálogo formado por más de 7.000 títulos que enamoraría a cualquier cinéfilo, así como una contínua actualización de contenidos son sus grandes bazas.

En un contexto en el que las opciones para el consumo audiovisual legal en España son cada vez más numerosas  y asequibles, charlamos con Jaume Ripoll, socio co-fundador de esta plataforma, para que nos convenza de una vez por todas de que hay mejores opciones para disfrutar del cine online que los tan recurrentes torrents.

Además, por cortesía de Filmin, obsequiamos a dos de nuestros lectores con una suscripción de tres meses a este servicio. ¿Qué tenéis que hacer? Muy sencillo, seguid leyendo o visitad esta dirección: goo.gl/BQzTLD.

En nuestro país, apostar por el cine independiente es hacerlo por un público muy minoritario. ¿Por qué ese apoyo a este tipo de cine desde Filmin?

Deberíamos definir o acotar el término “cine independiente”. Creo que independiente es aquello realizado desde el criterio de uno o varios creadores y no desde los intereses puramente industriales de una multinacional y en esta apreciación encajan, por ejemplo, las primeras películas de Tarantino o Cristopher Nolan. Debemos conseguir que la gente le pierda el miedo a la etiqueta independiente, que lo disocie a la falta de recursos de los creadores o el aburrimiento del espectador. Riesgo, ambición, sorpresa y excitación le van mucho mejor a lo “independiente”.

El coto a las descargas ilegales y a la piratería en la red está limitando las opciones para consumir contenido audiovisual gratuitamente. ¿Cómo convencer al consumidor de pagar por aquello que, socialmente, empieza a entender que le pertenece de manera gratuita?

Hay que educar a los nuevos espectadores en el audiovisual para que lo entiendan mejor y sean capaces de asumir retos y riesgos que vayan más allá del rol pasivo que la ficción marcada por la peripecia se empeña en otorgarles. Hoy existen cada vez más plataformas que ofrecen contenido de todo tipo (nuevas series, viejos clásicos, rarezas orientales…) para todo tipo de público y a un precio más que razonable.

En un mercado con una oferta satisfactoria como el nuestro, son cada vez sean más quienes, bien por comodidad o por confianza en nuestro sistema, pagan por ver aquello que hasta hace medio parpadeo veían gratis.

¿Qué diferencias existen entre un espectador de cine independiente de uno de cine más comercial? ¿Hay mercado para ambos?

Existen miles de espectadores diferentes y todos ellos tienen mercados. Estoy convencido que un espectador puede disfrutar de una película de David Fincher y después de una de Xavier Dolan, de un gran entretenimiento de Nolan y quizás también de Ceylan. Debemos conseguir que se pierda el miedo a lo segundo y se abandone la relación exclusiva con lo primero.

10.000 km, Gente en sitios, La herida… El cine independiente español viene pegando fuerte en los últimos años. ¿Se apuesta por él en Filmin? ¿Cuál es la cuota de cine español en el catálogo?

Sin duda, todas ellas se han estrenado en Filmin. Es más, las primeras imágenes de 10.000Km pudieron verse por primera vez en España dentro del festival que organiza Filmin, Atlántida Film Fest, en el que damos la oportunidad a nuevos creadores de presentar sus películas a un público masivo. Gracias a apuestas como estas, y a la calidad de los títulos nacionales que podemos tener en nuestro catálogo (que van desde 8 apellidos vascos o El niño hasta las ganadoras del Goya de Almodóvar, Coixet o Trueba pasando por el debut de Carlos Vermut), el cine español tiene una saludable cuota superior al 20% en Filmin.

¿Qué papel juegan en el cine el emprendimiento y el mercado de las start-ups?

Todo. El cine y las start-ups son mercados donde el riesgo es absoluto, el fracaso es norma y el éxito excepción. Creemos mecanismos para fomentar el riesgo, mitigar el fracaso y potenciar el éxito, ¿cómo? mirando a nuestros países de alrededor podremos inspirarnos.

A pesar de tratarse de una distribuidora online, ¿qué puede ofrecer Filmin a nivel offline para la correcta difusión del cine? ¿Qué acciones estáis realizando en este sentido?

Tenemos festivales online como Atlántida Film Fest con presencia física, colaboramos con cines, colegios, institutos, festivales clásicos… Tenemos muy claro que ya no existe una diferenciación entre online y offline, hoy (casi) todo el mundo está en un permanente estado online. Aceptemos pues el término on-life, más cercano a la nueva situación.

¿Tiene intención Filmin, como ya han hecho gigantes como Amazon y Vimeo, de llegar a producir series o películas?

Ya hemos colaborado en los procesos de distribución y asesoramiento de películas como Barcelona, nit d’estiu y su secuela Barcelona, nit d’hivern (que llegará a cines a final de año). Asimismo en nuestra función de prescriptores hemos conseguido estrenar en exclusiva y simultáneamente a cines un buen número de películas que, de otro modo, hubiesen tardado meses en llegar a Internet…

¿La relación entre la industria cultural y el Gobierno está verdaderamente rota? ¿Sin voluntad política es imposible que avance este mercado?

Debemos reconducir las relaciones, tender puentes con vocación de varias legislaturas que sirvan para definir mejor cuál es el papel cultural e industrial que cine y tecnología pueden y deben tener en nuestra sociedad.

Si la realidad del IVA cultural español se reflejara en una película… ¿qué título tendría?

Depende de quién fuese el director… Unos podrían decir Murieron con las botas puestas, otros Resistiré y, cómo no, un clásico, Atraco a las 3.

¿Cómo crees que verán películas tus nietos?

Dudo que tenga nietos pero me encantaría que los de los demás siguiesen teniendo la paciencia y el interés necesario para ver películas sin interrupciones por otras pantallas. Que durante hora y media o dos horas sean capaces de mantener una relación de fidelidad con aquello que se proyecta/emite.

Para terminar, tus 4 películas indispensables:

Campanadas a medianoche, Dublineses, Weekend y EndFragment.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »