Entrevista Erika Lust: "El porno mainstream es aburrido"

Entrevista Erika Lust: "El porno mainstream es aburrido"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Erika Lust: “El porno mainstream es aburrido”

Por · 14 abril, 2015
Erika Lust: “El porno mainstream es aburrido”
Fotografía: © Rocío Lunaire

Con cuatro largometrajes, seis libros y una ingente cantidad de cortos a sus espaldas, Erika Lust se ha consagrado como la reina del porno feminista. Tras asentarse hace quince años en Barcelona, ha dado rienda suelta a un discurso pornográfico muy personal que consigue hacer política con lo cotidiano.

En B-side hemos tenido la oportunidad de entrevistar a esta gran realizadora de origen sueco quien, con todo lujo de detalles, nos habla de la historia del feminismo sex-positive; de su abierto manifiesto por las historias reales y de todo aquello que no le gusta del porno tradicional, basado en concepciones machistas y capitalistas.

Erika Lust es, sin duda, el gran nombre del porno feminista. ¿Cómo se siente ser una pionera en este ámbito? 

Me siento muy halagada al ser llamada una pionera, sobre todo, porque lo único que he hecho desde los inicios de mi carrera es ser fiel a mí misma y trabajar por lo que creo y que considero correcto. Por otro lado creo que, como yo, existen otras mujeres (y movimientos feministas) que son tan pioneras como yo en la revolución feminista sex-positive. Mujeres como Anna Span o Candida Royalle, entre otras, son ejemplos de que sólo era cuestión de tiempo que las mujeres dejaran de envidiar en silencio la libertad sexual masculina. Ahora es el momento en el que estamos alcanzando verdadero protagonismo en un movimiento social mayor, pero esto no es nuevo. Yo estoy cumpliendo 10 años en el negocio, al igual que los Feminist Porn Awards y esto prueba la fuerte presencia de esta ola.

Vayamos al inicio de todo, tras graduarte en Suecia, decides mudarte a España e iniciar aquí tu carrera como directora. ¿Por qué Barcelona? Siendo Escandinavia los países insignia de la igualdad, ¿no era más fácil producir pornografía innovadora allá? ¿O acaso los escandinavos tienen más tabúes que las sociedades mediterráneas? ¿No es Suecia país para mujeres?

Suecia es uno de los países más liberales y feministas que existen. Mi visión sobre el mundo y mis principios definitivamente están influenciados por esto. Cuando crecí, el movimiento feminista estaba empezando a dividirse: las opositoras del porno y aquellas que lo veían como parte de la revolución sexual femenina. Estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Lund en una época en donde la revolución femenina estallaba, sin embargo las voces femeninas eran casi inexistentes en la industria adulta, una industria históricamente liderada por hombres y para hombres. En el 2000 me mudé a Barcelona para cambiar de aires y en busca del buen clima; tomé clases de dirección de cine y empecé a considerar seriamente dedicarme a la realización audiovisual. Después del éxito de The Good Girl, mi primer cortometraje, me empecé a hacer un nombre por mí misma, conocí a mi actual pareja y me asenté aquí.
Entrevista Erika Lust, porno feminista 1

 Sólo era cuestión de tiempo que las mujeres dejaran de envidiar en silencio la libertad sexual masculina

En España hay una larga tradición sexista, ¿cómo ves tu este país desde fuera?

Llevo aquí 15 años, lo considero mi hogar. Es el lugar donde nacieron mis hijas, donde vivo y donde tengo mi empresa. Para mí, España ha sido sobre todo muy acogedor y, aunque las tradiciones y los valores conservadores pueden estar muy presentes en el día a día, el sexismo no es un problema específico de este territorio, es un paradigma mundial.

Volviendo al porno, ¿qué características se dan en una película feminista frente a la industria tradicional? 

La diferencia base entre las películas que yo hago y las del mainstream son varias y diversas: fundamentalmente, mis películas tienen una narrativa. Son historias verosímiles con personajes complejos, con historias completas y, sobre todo, con una serie de valores que reflejan mi posición sobre el rol de la mujer en la sociedad. El porno mainstream consiste en historias ridículas, planas, aburridas, en donde el único nexo de sus protagonistas y de la historia que se cuenta es la conjunción de un par de genitales.

¿Hay también algo especial en el casting? ¿Son tus protagonistas gente fuera de los estándares estéticos capitalistas? 

Tengo la suerte de haber tenido el recibimiento que he tenido por parte de la audiencia y la prensa. Esto me ha dado la posibilidad de tener acceso a los mejores de la industria y a una paleta diversa de cuerpos, rostros, perfiles, gustos y fetiches. En mis películas, trato de implicar personalidades fuertes cuya simple presencia ya exprese una narrativa y cuente una historia intrigante.

Tú eres un referente dentro del feminismo, pero ¿quienes son tus referentes? 

Simone de Beauvoir, Nina Björk y, últimamente, Caitlin Moran.

¿Hubo atisbos de feminismo en el porno anterior a esta ola? Frente al uso político de la sexualidad, los hay que opinan que el porno sigue subyugando a la mujer como objeto, se dirija como se dirija, ¿cuál es tu respuesta a esto? 

Esta posición sigue existiendo y seguirá existiendo durante muchos años más. Y no hay por qué extrañarse, una tradición larga de un porno denigrante hacen que la posición femenina frente al sexo sea conservadora. Sin embargo, yo, como muchas otras mujeres en la actualidad, pertenezco a un movimiento feminista sex-positive.

¿Es la elección de convertirse en objeto sexual también una muestra de libertad?

Toda elección es muestra de libertad. El feminismo consiste en esto: elección. Las fantasías y deseos sexuales son diversos y te extrañarías de las cosas que estimulan a las personas. Mientras sea consentido, la experimentación y expresión sexual es un reflejo de libertad.

Hablando de feminismo fuera de tu industria, pero relacionado con esto último ¿qué opinas del movimiento FEMEN? ¿Acaso no impone FEMEN el modelo de mujer libre blanca y occidental al resto de mujeres? 

FEMEN es un movimiento que ha tomado acciones drásticas por los valores que defiende. No pretende juzgar las prácticas de todas las mujeres, sino hacer notar a gritos lo que ELLAS creen. El hecho de que sean mujeres blancas y occidentales sólo demuestra la libertad de expresión superior que tenemos las mujeres de este lado del planeta frente a otras menos afortunadas.

Entrevista Erika Lust, porno feminista 3¿”No desnudarse” no tiene por qué significar sumisión, no?

El feminismo, entiéndase como empoderamiento femenino, es sobre tener el poder de elección.

Como directora de Las Esposas (2009) y Love me like you hate me (2010), ¿cuál es tu posición frente al BDSM? ¿Puede ser la sumisión en lo sexual una liberación en lo social? ¿Algo que opinar sobre 50 sombras de Grey? 

Toda práctica sexual es válida mientras sea consentida. El sexo es sobre experimentación, sobre liberación, sobre expresión e intimidad. El BDSM es una práctica absolutamente legítima y practicada por cientos de personas. Hay a quienes el jugar un papel en lo sexual los estimula y engrandece su placer y, por lo tanto, su seguridad y autoestima en la vida diaria. Sobre 50 Sombres de Grey.. me pareció una película mediocre realizada desde un desconocimiento absoluto sobre la comunidad BDSM.

Has declarado en varias ocasiones que consideras el cine pornográfico educativo, y sin duda lo es para un público adulto, pero ¿te propondrías hacer cine educativo para jóvenes? ¿Un modelo de pornografía que se pueda mostrar en escuelas? 

No nos engañemos, en la actualidad chicos jóvenes de 12 o 13 años miran pornografía, incluso antes de tener relaciones sexuales. Y es aquí donde aprenden sobre el sexo, las relaciones y el rol femenino. Yo no soy educadora, pero soy madre y directora de cine erótico. Mi responsabilidad es traer al mercado una oferta en donde el sexo sea percibido como algo sano, natural, divertido…

¿Hay algún problema en el sistema educativo para que nuestros adolescentes lleguen a la madurez sexual repitiendo patrones machistas? 

El principal problema del sistema educativo en materia de sexualidad es la falta de honestidad y el tabú constante alrededor del tema.

Al fin y al cabo, la orientación sexual y la identidad de género están definidas hasta ahora también desde el machismo. El reciente desfile de Rick Owens, en que los modelos desfilaban con sus penes flácidos a la vista, generó risas y comentarios de burla. ¿No está el cuerpo del hombre también oprimido? ¿Por qué un pene no erecto es motivo de vergüenza, siendo completamente natural?

No creo que lo sea. Yo creo y defiendo la igualdad de géneros. En mis películas, la mujer nunca humilla al hombre ni se sitúa por encima de él. Es la mitad de una ecuación íntima. Yo sólo puedo retratar y expresarme desde mi experiencia y conocimiento. Soy mujer y, por lo tanto, hago películas con una visión femenina.

Entrevista Erika Lust, porno feminista 4

Ahora mismo te dedicas a producir cortometrajes basados en fantasías y experiencias de tu público, ¿cómo eliges aquellos dos que decides rodar cada mes? ¿Cual ha sido tu favorito y por qué?

Este es un proyecto muy dinámico que nos hace ver lo maravilloso de la diversidad sexual del ser humano. Hay varios factores que considerar: el número uno es la diversidad. Rodamos 26 cortos al año por lo que necesitamos que sean distintos, con diferentes personajes, localizaciones, situaciones, morbos, tramas, fetiches… Luego, hay que ver las posibilidades cinematográficas que ciertas historias nos ofrecen. Algunas son muy descriptivas, estas definitivamente se consideran. Otro factor muy importante es la originalidad, el saber que la confesión o fantasía pertenece a una persona real, interesante, con una historia personal que contar. Finalmente, la viabilidad. Deben ser historias realizables o que inspiren historias realizables.

Desde la exitosa Cabaret Desire a penas te has dedicado al largometraje, ¿tienes alguno entre manos?

Tengo ideas en mente, pero por ahora quiero concentrarme en XConfessions.

Metiéndonos en política nacional, el Gobierno de Mariano Rajoy no está haciendo mucho precisamente por la igualdad. Como referente audiovisual, y seguramente como persona con más experiencia en esto que muchos de los componentes del Gobierno, ¿tendrías algo que decirle?

Soy directora de cine, mujer y feminista. No soy política ni pretendo serlo.

La industria audiovisual flojea desde la aparición de Internet, pero parece que el porno ha sabido aprovechar bien este salto digital, ¿qué debilidades ves en la industria y qué oportunidades?

Internet es una gran ventaja para nuestro sector. Desde la aparición de las descargas digitales, tenemos la posibilidad de llegar a un número de usuarios mucho mayor. Mi mercado es el mundo.

Y, volviendo a lo de ser pionera y referente, ¿qué consejo le darías a aquellos que quieran dedicarse al porno?

Lo único que puedo decir es que se tiene que ser fiel a uno mismo. Sentirse cómodo en su piel. Hacer lo que se hace porque se quiere, no porque se está obligado o presionado de ninguna manera. El consentimiento es la clave.

Entrevista Erika Lust, porno feminista 5

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »