Izal: el fenómeno del momento

Izal: el fenómeno del momento
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Izal: el fenómeno del momento

Por · 20 Abril, 2015
Izal: el fenómeno del momento
Fotografías: © Roberto Castelli
Uso limitado a la difusión del contenido, citando autor y enlazando fuente.

Había que estar ahí, es la conclusión tras el multitudinario concierto que la banda Izal ofreció hace unos días en el Palacio de los deportes de la Comunidad de Madrid (cuesta acostumbrarse a llamarlo Barclaycard Center).

Tanto el día siguiente a la celebración del evento, como en los previos, se adivinaba en los medios y redes sociales que nadie se perdería la histórica noche (al menos para los miembros del grupo y sus más acérrimos seguidores). Todo el mundo conoce a alguien que estuvo allí y eso, para una banda de estas características, es más que un triunfo, es la ejemplificación pura de que el boca a boca es más poderoso que cualquier otra vía de promoción. El fenómeno Izal llega a su momento cumbre y, en ocasiones, cuesta encontrarle explicaciones. La idea de actuar en el recinto madrileño comenzó cuando, para concluir la exitosa gira de Agujeros de gusano, eligieron el Ring -con capacidad para 5.000 personas- y, paulatinamente, fueron ampliando aforo hasta llegar a los 12.000 que asistieron esa noche. Es durante ese tiempo cuando se empieza a percibir que, si se quiere estar al día, hay que acudir a ver el fin de gira de Izal.

Pero conviene ser consecuentes con lo que todo esto significa para un grupo cuyo debut discográfico tuvo lugar hace apenas tres años y que, a base de trabajo, tesón y multitud de actuaciones a lo largo y ancho de nuestro país, han quemado etapas en tiempo récord, escalando cumbres cada vez más altas y despreciando el posible vértigo que todo esto pueda originar. Aunque quizás el ritmo haya sido demasiado fulgurante. Así, los últimos conciertos que el quinteto ha venido realizando por las principales ciudades de España, se agruparon en su día bajo el nombre de Gira Despedida, lo cual hacía indicar que, tras el show de Madrid, estos incasables músicos se tomarían un merecido y largo descanso. No parece que vaya a ser así, pues hace pocas semanas anunciaron que en septiembre estará en la calle su próximo trabajo. Ahora las dudas se ciernen sobre muchos de nosotros, ¿es una manera de aprovechar esa inercia ganadora? ¿no sería más acertado parar durante un tiempo para que podamos “echarles de menos”? ¿no correrán el riesgo de cansar con tanta sobreexposición? Aunque ahora lo que realmente importa es que Izal llenaron (casi contra pronóstico) el Palacio de los Deportes de Madrid y que, en este incontestable éxito, las canciones son las auténticas vencedoras, más allá de modas y tendencias.

Crónica Izal Palacio Deportes

Crónica Izal Palacio Deportes 5

Cuando un concierto en un recinto tan especial como éste se presenta con unos teloneros de lujo como Cyan, todo apunta que será una velada inolvidable. Así, de la mano de la banda barcelonesa, se caldeó la temperatura gracias a temas como Colectivo de raro propósito o Solo es una herida. Con vocación de llenar salas de gran aforo y un Javi Fernández cuya personalidad a la hora de cantar permite una conexión total con el público, el joven grupo dejó todo a punto para que los verdaderos protagonistas de la noche saltaran al escenario y triunfaran.

Introducidos por una proyección que recorría su breve carrera y algunos de los hitos a los que hacíamos referencia antes, Mikel Izal y los suyos arrancaron por todo lo alto la noche más especial de sus vidas. Posiblemente a nivel musical no inventen nada, ni aporten un grado de complejidad al panorama musical patrio, pero sus temas funcionan y ellos lo saben. Melodías pegadizas, pinceladas de épica, constantes cambios de ritmo e intensidad (la aportación, el carácter y el carisma de Alejandro a la batería es verdaderamente fundamental), letras sugerentes y, en ocasiones, hasta algo crípticas y mucho feeling entre ellos y el público. Estos son algunos de los ingredientes que han hecho de esta banda una de las más importantes, a nivel de público, de los últimos años.

Que Izal están ya en la primera división de la música de nuestro país queda patente solo con observar el enorme y efectivo despliegue técnico que tuvo lugar esa noche, con una iluminación que encajaba a la perfección con cada una de las canciones que fueron desgranándose. Además de la práctica totalidad de los cortes de sus dos discos de estudio, incluyeron dos temas nuevos que formarán parte de esa ya anunciada nueva entrega. Ambas canciones, todo sea dicho, parecieron claramente continuistas con lo que ya conocemos; puede que algo más rockeras, pero con todas las señas de identidad del grupo claramente expuestas.

Crónica Izal Palacio Deportes 4

Crónica Izal Palacio Deportes 3

Salvo el pequeño set acústico que tuvo lugar en el ecuador del concierto, durante el que se sucedieron Sueños lentos, aviones veloces, A los que volveremos y Eco (canción previa al primer trabajo de Izal y muy querida por sus seguidores más fieles), la noche transcurrió con una intensidad clamorosa, donde 12.000 gargantas cantaron al unísono algunos de los temas que en poco tiempo se han convertido en pequeños himnos y cuyos estribillos y coros parecen concebidos para ello, como ocurre con Asuntos delicados, Hambre, Pánico práctico o Prueba y error. Como toda celebración merece, no podían faltar algunos invitados como Jairo Zabala (Depedro) que dio más color si cabe a Palos de ciego, Juan Aguirre (Amaral) que puso su guitarra al servicio de Magia y efectos especiales y Carmen París, cuya aportación en Agujeros de gusano fue casi testimonial, no pudiendo lucir su voz como se merecía.

No vamos a desmerecer el éxito de Izal, ya que su esfuerzo y constancia les ha llevado donde están, pero en ocasiones parece dar la impresión de que todo esto ha ocurrido demasiado rápido y que el globo corre el peligro de deshincharse si la paciencia no asoma en el seno de la banda. Es complicado parar una inercia que les está llevando a triunfar en cualquier recinto en el que actúan, pero todo grupo debe tener una carrera sólida y larga para que verdaderamente su trabajo trascienda más allá de lo urgente e instantáneo del momento. Nosotros les deseamos toda la suerte del mundo ante lo que queda por llegar.

Crónica Izal Palacio Deportes 6

Crónica Izal Palacio Deportes 7

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »