Borja Cobeaga, los apellidos vascos están de moda

Borja Cobeaga, los apellidos vascos están de moda
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Borja Cobeaga, los apellidos vascos están de moda

Por · 8 abril, 2015
Borja Cobeaga, los apellidos vascos están de moda

Hace unas semanas, concretamente el pasado 13 de marzo, se estrenaba en nuestras salas de cine Negociador, el último film del ahora omnipresente guionista y director Borja Cobeaga (Donosti, 1977).

Negociador se presentó en la pasada edición del Festival de Cine de San Sebastián, tierra natal del cineasta, concretamente en la sección Zabaltegie (no competitiva, pero abierta a nuevas propuestas cinematográficas de lo más variadas). Tuvimos el placer de verla en gran pantalla y enseguida nos quedó claro que daría mucho de qué hablar, no sólo por tratarse de una buena película (la mejor de Cobeaga hasta el momento), si no por el tema del que trata. Aborda sin tapujos, con un toque de humor marca de la casa, el denominado (finamente) conflicto vasco, y las negociaciones del Gobierno con la banda terrorista ETA. En la cinta del director donostiarra, el político Manu Aranguren -magníficamente interpretado por Ramón Barea-, se reúne en Francia con un militante de ETA ejerciendo la labor de interlocutor por parte del Ejecutivo español . Se trata de una libre adaptación basada en las negociaciones que tuvieron lugar en 2008, pero con mucho humor y, podríamos decir, bastante mala leche.

Borja Cobegana no se corta al dar vida a este guion; según él, lo hizo por puro placer y sin una clara pretensión de llevarlo al cine, pero afortunadamente lo mostró a esos actores con los que él soñaba para interpretar a sus personajes y el proyecto salió adelante. Y es que parece que todo lo que toca últimamente, no pasa desapercibido. Sobre todo para bien. No hace falta remontarse demasiado para recordar su mayor éxito en las salas, ya que el joven cineasta ya puede presumir de ser parte importante en el gran (todavía inexplicable) fenómeno de Ocho apellidos Vascos. ¿Qué os vamos a contar que no sepáis de esta película y quién no la ha visto y ha opinado (bien o mal) sobre ella? Cobeaga firma el guion junto a su colega Diego San José, con quien ya trabajó en sus anteriores largos.

Borja Cobeaga comenzó, como muchos otros directores, realizando cortometrajes con amigos durante sus años de universidad. Ya con sus primeras obras en formato corto despuntaba por su humor y estilo característicos. Su primera pieza, titulada curiosamente La primera vez (2001), fue nominada en la XVI edición de los Premios Goya, e incluso con Éramos pocos (2005) estuvo entre los candidatos a los Premios Oscar de ese mismo año, además de obtener numerosos galardones nacionales e internacionales. Borja prometía desde muy joven, y acabó lanzándose al formato largo con Pagafantas, estrenada en 2009 en el Festival de Cine Español de Málaga. Dos años después vino su segundo proyecto, No controles, que recibió una buena acogida por parte de la industria pero no tanto éxito de taquilla como se esperaba, sin llegar a superar ni de lejos a su ópera prima.

Cartel Negociador - Borja CobeagaEn esta ocasión, con un tono más serio y un guion más solido, Cobeaga se atreve a hablar abiertamente del diálogo con ETA. Se aprecia madurez y saber hacer en su última obra, por lo que podemos decir que estamos ante un gran creador, con carácter y con estilo propio. Según apuntaba en una entrevista el propio director “no existen aspiraciones a hacer una crónica realista de las negociaciones entre el gobierno español y ETA, sino que se trata de un relato ficcionado sobre un acto supuestamente importante y repleto de pequeños detalles que convierten el acontecimiento en algo muy de andar por casa”. Así es Borja Cobeaga, un gran cronista que retrata situaciones de la vida cotidiana. Pues ¿qué es el guion de Ocho apellidos vascos si no una serie de anécdotas y situaciones cotidianas que todos conocernos acerca de las diferencias ente norte y sur de nuestro país? ¿No es acaso eso lo que nos hace reír y nos atrae de aquella película? Frescura, sencillez y honestidad.

Efectivamente, parece que “lo vasco” está de moda. El boom de Ocho apellidos… ha generado muchas conversaciones entre el público más variado (no solo cinéfilo), y ha dado pie a que la saga continúe, aprovechando el tirón con obras de teatro (Más apellidos vascos), la consecuente secuela del film -que ya está en proceso-, o series para televisión: anoche se estrenaba con tremendo éxito en Antena 3 Allí abajo, una versión televisiva de la película que cuenta las andanzas de un vasco que se va a vivir a Andalucía.

Pero los autores vascos siempre han estado de moda, o al menos deberían estarlo. Varias generaciones avalan el buen cine proveniente de la zona norte del país, con grandes directores como Montxo Armendáriz, Imanol Uribe, Juanma Bajo Ulloa Julio Médem. Pero también la (no tan nueva) oleada de directores jóvenes con buenas ideas, entre los que se encuentra Cobeaga, pero también Koldo Almandoz, Asier Altuna, (cortometrajistas con un gran futuro por delante), José Mari Goenaga (director de Loreak, rodada en euskera y también presentada en la pasada edición del Donostia Zinemaldia) Isabel Herguera (directora de cine de animación) y Pablo Malo (director de Frío sol de invierno, La sombra de nadie, y la reciente Lasa y Zabala). Esta generación, y seguramente las venideras, promete; los vascos estarán de moda, pero esperamos que esa tendencia no sea pasajera y que sigan ofreciéndonos ese modo de ver la vida tan característico, con ese cine que tanto nos gusta también a los del sur, el este y el oeste.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »