Last Man On Earth, el apocalipsis también puede ser gracioso

Last Man On Earth, el apocalipsis también puede ser gracioso
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Last Man On Earth, el apocalipsis también puede ser gracioso

Por · 21 Marzo, 2015
Last Man On Earth, el apocalipsis también puede ser gracioso

Last Man On Earth se desarrolla en un mundo post apocalíptico, pero los problemas de su protagonista no tienen nada que ver con zombis, escasez de víveres o grupúsculos incontrolados de humanos. ¡Ya le gustaría a él! El problema de Phil Miller es la soledad…

En los primeros minutos de la serie vemos mediante un ágil montaje a Phil Miller (Will Forte) recorrer Estados Unidos en un autobús repleto de objetos y víveres, Phil tacha los estados que visita como si fueran cartones de bingo mientras sigue su recorrido, un virus del que no sabemos nada (tampoco importa mucho) ha terminado con la vida en el planeta. Phil decide volver a su casa en Tucson tras cerciorarse de que efectivamente, es el último hombre en la tierra.

El magnífico capítulo piloto dirigido por Phil Lord y Christopher Miller (La lego película) nos muestra la vida de Phil tras asentarse en su nuevo hogar, una mansión con piscina que decora con cuadros de Van Gogh robados, estatuillas de Oscars o la mismísima alfombra del despacho oval. No parece una mala vida, Phil rompe cosas, conduce saltándose los semáforos y se baña en una piscina llena de alcohol. Phil pasa de hablar con Dios a coleccionar pelotas a las que da distintas personalidades. Phil no es un científico y no puede investigar sobre la terrible enfermedad que asoló el mundo, pero todos necesitamos una misión en la vida y parece que la de Phil será construir la mayor torre de jenga de la historia.

Crítica series - The Last Man On Earth

Los días pasan y la soledad lo conduce al alcoholismo y la depresión. La soledad no se puede matar como a una horda de zombis y no te ataca únicamente por la noche como los enemigos del legendario Robert Neville, la soledad se hace insoportable y cuando Phil está totalmente desesperado por su situación aparece Carol Pilbasian (Kristen Schaal) y la comedia se desata. Porque Will Forte es un guionista de comedia (SNL entre otros programas) y todo el contexto que ha construido hasta ahora sirve para forzar una situación cómica perfecta. Phil ha conseguido acabar con el primero de sus problemas (la soledad) pero tiene que lidiar con uno aún mayor, convivir con alguien odioso y opuesto a él, ignorarse es una solución pero el tema de la repoblación aparece y Phil necesita algo de sexo…

No debemos contar mucho más, el tercer capítulo acaba con una sorpresa que convierte a los tres primeros capítulos en un gag perfecto, en una broma cruel y divertida, podría terminar en ese momento y nos daríamos por satisfechos, pero por suerte nos quedan unos cuantos capítulos por delante. La primera temporada contará con diez episodios, su duración y las tramas que vendrán recuerdan a una sitcom aunque no lo es. Last Man On Earth tiene una producción perfecta (parece inteligente haber elegido una urbanización de Tucson en lugar de Nueva York). Will Forte como Phil Miller está genial, imposible no empatizar con él pese a su falta de higiene y su adicción al porno y si Kristen Schaal no es la mujer más odiosa del mundo quiere decir que vuelve a bordar su papel de mujer pesada y repelente como ya hiciese en 30 Rock.

Seguro que los avisos que Phil ha ido dejando por todo Estados Unidos dan su fruto y otros supervivientes llegan a Tucson para que deje de ser el último hombre de la tierra; si esos personajes son igual de divertidos y la serie mantiene el nivel de los primeros episodios, estamos ante una candidata a comedia del año.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »