Granada: arte urbano vs. conservación del patrimonio

Granada: arte urbano vs. conservación del patrimonio
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Granada: la lucha entre arte urbano y conservación del patrimonio

Por · 3 Marzo, 2015
Granada: la lucha entre arte urbano y conservación del patrimonio

Las calles laberínticas del Albaicín o las maravillas monumentísticas como la Alhambra no son los únicos rasgos que convierten a Granada en una de las ciudades más bonitas de España y del mundo. A su historia se une el encanto que esconden sus muros y que la sitúa como una de las capitales del arte urbano europeo.

Granada fue el pasado Diciembre punto de reunión de diferentes artistas locales e internacionales como Chapuone, Busco o Kalama y Sake entre otros, que han pintado un graffiti de más de 120 metros cuadrados gracias a la organización de la Escuela Arte Granada que tiene como objetivo promover el arte urbano, la plataforma Granada Design Wall. Y es que Berlín, Londres, París o, más cerca, Barcelona y Madrid no son las únicas ciudades donde el arte callejero se expresa en su máximo exponente. La ciudad andaluza es una clara muestra de que el trabajo bien hecho termina dando resultado e impulsándose por el mundo entero. De hecho, en poco tiempo ha conseguido ser considerada como una de las capitales del arte urbano europeo.  

Comenzando por los barrios del Realejo y Albaicín, pasando por la Cuesta Escoriaza o la calle Molinos, donde algunos artistas de prestigio han dejado plasmada su huella, la historia de Granada es la de la lucha constante entre institución y arte, por encontrar lugares de expresión sin necesidad de ser sancionados por ello. Tal es la disyuntiva que mientras la polémica se aviva en sus calles, fuera, Granada se ha convertido en todo un lugar de peregrinación, dentro del más privilegiado de los catálogos sobre ciudades de arte callejero. Incluso se ha publicado Escenas del graffiti en Granada, un libro de casi 300 páginas donde se analizan los valores estéticos de sus diseños y la gran presencia adquirida en la ciudad. El objetivo de esta reciente publicación es el de dar a conocer al público en general las condiciones de producción, promoviendo un debate serio que huya de tópicos y lugares hechos.

 

 

Si hay un artista que subido hasta  los altares del arte urbano a Granada, ese es El Niño de las Pinturas. Así se conoce en el mundo artístico a Raúl Ruiz, quien representa las figuras humanas (dotándolas de una extraordinaria vida) como nadie, logrando transmitir todo tipo de sensaciones y emociones. “El Niño” emplea una gran variedad de colores vivos y mezcla los dibujos con frases que invitan continuamente a la reflexión; cuenta con obras en otros países como Holanda, Francia, Italia o Portugal. Raúl Ruiz ha sido de los pocos capaces de hacer entender a las instituciones más representativas la importancia de sus obras, hasta el punto que el ayuntamiento capitalino editó un tríptico mostrando más de 15 trabajos del artista. Aunque con el paso del tiempo, como es habitual en estos casos, la relación ha terminado por romperse.

Pese al reconocimiento artístico, tal ha sido el impacto que actualmente se ha creado una unidad para perseguir estas actuaciones callejeras. “El problema del patrimonio es que las infracciones menores van produciendo un deterioro que es muchas veces el prólogo para su destrucción“, ha indicado Jesús García Calderón, fiscal superior de Andalucía. Los nuevos agentes antigraffitis pretenden concienciar a la sociedad de la necesidad de conservar el patrimonio en perfecto estado. En Granada existen 74 Bienes de Interés Cultural de los que 48 han sido manipulados por artistas callejeros…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »