Entrevista: Rubén Gómez, tecnología "wearable"

Entrevista: Rubén Gómez, tecnología "wearable"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Rubén Gómez: tecnología “wearable”

Por · 17 marzo, 2015
Rubén Gómez: tecnología “wearable”

Fotografía: © Eva San Juan

La revolución tecnológica hizo que Alexander Pentland (profesor del MIT) anunciara en el año 2000 que “las cosas están cobrando vida“. Con el vínculo entre moda y tecnología consolidado, podemos decir que hoy la ropa (también) cobra vida. La moda mira al futuro y nadie mejor que Rubén Gómez para hablarnos de tecnología wearable.

(…) Nunca me he creído importante como persona, sin embargo, siempre he pensado que la gente para la que trabajo o la gente que trabaja conmigo sí que es muy importante, (…)“. Norman Foster

Para Rubén Gómez, ganador de la tercera edición del Samsung EGO Innovation Project de Madrid, al igual que para Norman Foster, las personas que le rodean son muy importantes. Nada menos que 20 profesionales formaron parte del proyecto que le hizo ganar tan merecido premio, entre ellos Jesús Lozano de la marca Kotté, “mano derecha” del diseñador. Pero no sólo esto tienen en común, los dos comparten nombre en un proyecto innovador, Masdar, la ciudad inteligente del arquitecto que ha inspirado la magnífica colección del joven diseñador. Masdar coasts une moda, tecnología y arquitectura, una colección de 7 prendas de abrigo tecnológicas, construidas con el futuro mirándolas desde un rincón, han llenado nuestro presente de creatividad, innovación y máximo detalle, todo ello envuelto en una aparente sencillez. Los sueños se cumplen para él, para Travel and co, la marca tecnológica encargada de la “confección de los abrigos” y para todos aquellos que creemos en los cambios en una moda actual que gira sobre sí misma y que necesita huir de sus propias limitaciones.

Entrevista Rubén Gómez Samsung EGO 2

Rubén Gómez junto a su colaborador y mano derecha, Jesús Lozano (Kotté)

Masdar Coats es mucho más que una colección, es un sueño inteligente, una declaración de intenciones a la moda costumbrista; y su artífice, una promesa de futuro para nuestro diseño. En un mundo permanentemente conectado, nuestra ropa cada vez está más obsoleta, el diseño gobernado por la estética y la tendencia se rinde hoy ante la tecnología.

Desde fuera parece complicado, pero Rubén Gómez fantasea con una moda sin limitaciones geográficas o espacio-temporales, una moda renovada por la tecnología, una moda para “disfrutarla”, un concepto innovador acorde al desarrollo tecnológico de nuestra sociedad. Creatividad inagotable y mucha reflexión son algunas de las cosas que nos ha transmitido con su palabras, pero sobretodo una visión de futuro optimista.

Samsung Ego ha supuesto para ti una gran oportunidad, ¡enhorabuena! ¿Cómo calificarías la promoción de los diseñadores emergentes en España?

En cuanto a promoción creo que tenemos muchas plataformas que ayudan a diseñadores emergentes, tenemos 080 en Barcelona, Samsung ego en Madrid, Madrid Fashion show… Lo difícil empieza después, hace unos meses escribí un artículo sobre el tema en i-D España que hablaba de esta problemática.

¿En qué te has inspirado para diseñar Masdar coats?

Leyendo un libro de Beatriz Preciado llamado Pornotopía, a cerca de Hugh Hefner, creador de la revista Playboy. Él pasó años trabajando y divirtiéndose en una habitación con una cama redonda rodeado de monitores de sus oficinas, la tele, lo hacía todo allí… Pensé que era un avance de los Hikikomori. Hoy en día todo esto lo podemos hacer con un teléfono o una tablet, así que la idea era crear un espacio físico y nómada a través de una prenda. Además pensé en los movimientos occupy y en arquitectos de los 70 como Archigram que postulaban teorías sobre la unidad mínima habitable. Por último, lo relacioné con Masdar, la ciudad  inteligente de Norman Foster.

Entrevista Rubén Gómez Samsung EGO 3

Vivimos un periodo bastante crítico, de cambio. ¿Cómo ves que mientras diseñadores como tú innovan mirando al futuro y abriendo nuevos caminos dentro de la industria, en general la temporalidad de la moda en la pasarela siga rigiéndose por lo mismo que hace 30 años?

Bueno, el fashion system está más preocupado por el mercado que por la reflexión o el enfrentamiento a los cambios que se están sucediendo. Además parece que, salvo casos aislados, desde finales de los 90 hemos matado el diseño. Los que en su momento fueron pioneros como Comme des gaçons, Yohji, Margiela, Bless, Chalayan, Adrover… siguen ahí y realmente ven en la moda una forma de cambiar el mundo. Soy bastante optimista y creo que hay cosas que están pasando pero en la mayoría de los casos no son nombres que aparezcan en revistas de moda. Como Dejan Sudjic dice, nadie sabe el nombre de los diseñadores de las grandes compañías aéreas. Yo además añadiría que tampoco sabemos cómo se llaman los diseñadores que hay detrás de marcas que revolucionan tecnológicamente la moda. ¿Quién hay detrás de Nike? por decir un ejemplo muy cercano y asumible.

Parece increíble que sigamos en un eterno revival de décadas. Además, las firmas de lujo se están encargando de fichar a jóvenes diseñadores talentosos que podrían abanderar esos cambios pero que ven sesgada su creatividad al servicio del mercado. Al final brindar con champán e ir a fiestas con celebrities nos gusta a todos. Vivimos la decadencia de lo que pasaba en los años 70.

El fashion system está más preocupado por el mercado que por la reflexión o el enfrentamiento a los cambios que se están sucediendo.

La puesta en escena siempre es importante. Imagina que te dan la oportunidad de presentar Masdar coats en el lugar que elijas y de la forma que más te guste, ¿Cuál sería el lugar o la escenificación que elegirías?.

Desde hace muchos años pienso que uno de mis sitios preferidos para presentar una colección que reflexione sobre el diseño y el futuro-presente sería los Jardines de Les halles en Paris, donde confluye la obra de varios arquitectos, entre ellos Ricardo Boffil. Bueno cualquier emplazamiento de Boffil creo que sería un entorno perfecto.

Hussein Chalayan, dijo en una ocasión “lo único que puede renovar la moda es la tecnología”, ¿Crees que el impulso tecnológico es fundamental para que haya un cambio en el sistema de la moda?

Los grandes cambios en la indumentaria siempre han estado asociados a la tecnología directa o indirectamente. Algunas veces como consecuencia de cambios externos, tipo la aparición de automóviles que desterraban indumentarias estrafalarias decimonónicas o en otras ocasiones fruto de la investigación. Seguro que viviremos un gran cambio cuando dejemos de usar energías fósiles como el petróleo. Pero cómo dije antes, estos cambios no tendrán nombres y apellidos.

Has unido moda comercial, creatividad y tecnología, Algún conflicto te habrá supuesto…

Los conflictos vienen ahora (ríe). Lo más complicado fue el proceso de plantear el proyecto, quería que fuese algo que hablase del presente y del futuro, de planteamientos políticos de ocupación espacial unidos a la cotidianeidad de nuestra vida, miramos el teléfono unas 150 veces al día: correo, redes, videos… darle forma y que tuviese un discurso asumible para todo el mundo era el gran reto. No sé si será comercial, pero sé que queríamos que fuese fácil de entender y disfrutar. De ahí que los abrigos sean bastante estándar, parkas casi como las que vemos por la calle. Una especie de peli del primer Spielberg (Encuentros en la tercera fase, por ejemplo), una película para todos los públicos pero con un fuerte discurso intrínseco.

Entrevista Rubén Gómez Samsung EGO 4

Cuéntanos tus proyectos a corto plazo.

Pues Masdar Coats me tiene bastante fascinado, planteamos que se convierta en algo a largo plazo, un proyecto a desarrollar, convertir estos prototipos en algo real y asumible por la calle. Además de la colección que había debajo de estos abrigos, que también tiene mucho que decir, las camisas de cuellos, acolchadas y con detalles reflectantes para bici, son una pequeña evolución de la camisería tradicional. Mi otro pequeño gran proyecto es una marca de joyas para chico, por hacer justicia, pero realmente sin género. Se llama BIIS y la estoy desarrollando con mi amiga la joyera Sara Lasry. Si todo va bien, en mayo la presentaremos.

A todo diseñador le gustaría tener su propia marca pero, ¿En qué marca reconocida te gustaría trabajar si te dieran la oportunidad?

Supongo que en muchas, pero me encantaría que fuese como el primer Nicholas Ghesquiere en Balenciaga, esa libertad no se ha vuelto a repetir. Quizá en Miyake o en Final Home. O un estudio que hiciese proyectos de moda arquitectura en industrial.

¿Cómo ves la moda de aquí a 10 años? Sobre todo en nuestro país, ¿Qué crees que tendría que cambiar para que la marca España estuviera representada por diseñadores y no por cadenas de fast fashion?

Me encanta pensar en un mundo sin limitaciones geográficas o espacio-temporales como pasa en la música, en el cine o en la arquitectura. Estas disciplinas han cambiado mucho, las discográficas han caído y los músicos trabajan desde sus casas. Los fenómenos de masas son muy poco interesantes aunque nos diviertan. Lo más interesante pasa detrás en estudios pequeños. Esa es la moda que me interesa y la que luego cala en las grandes tendencias. El fashion system está muy de moda y repite patrones porque las nuevas grandes potencias no vivieron los años más interesantes de la creatividad, es una forma de decir que Occidente sigue siendo quien manda en la cultura, aunque sea una cultura decadente. No quiero sonar apocalíptico, porque sí que hay cambios. Al igual que se investiga la fusión de átomos de hidrógeno en el ITER para conseguir una fuente de energía inagotable y ecológicamente eficiente…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »