American Crime, esto no es lo que parece

American Crime, esto no es lo que parece
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

American Crime, esto no es lo que parece

Por · 16 marzo, 2015
American Crime, esto no es lo que parece

Tras llevarse el Oscar al mejor guion adaptado por 12 años de esclavitud, John Ridley regresa a la ficción televisiva convirtiéndose en el creador de American Crime, otra de las promesas de este 2015, con objetivo y rumbo decidido.

Una llamada de madrugada trae la peor de las noticias que cualquier padre, en este caso Russ Skokie (Timothy Hutton), podría esperar: su hijo acaba de ser asesinado y su nuera se encuentra hospitalizada en muy grave estado. Todo parece apuntar a que las bases que sustentan esta trama encuentran su raíz en la simple y llana resolución del crimen, o lo que vendría a ser una nueva serie policíaca. Pero como anunciábamos, esto no es lo que parece.

Basta la presentación de los distintos personajes y respectivas subtramas, a modo de historias paralelas e independientes que guardan como punto común este crimen, para darnos cuenta de que Ridley vuelve a enfrentarse al drama social que suponen las diferencias étnicas en los Estados Unidos. Basta, además, la aparición de Barb Hanion en escena -ex esposa de Russ-, una exquisita Felicity Huffman que vuelve a convertirse en una “mujer desesperada”, para tomar conciencia de que aquí también hay un drama familiar a punto de explotar ante nuestras caras. Es decir, la fórmula implícita de la serie es el drama al cuadrado. Conforme los minutos se suceden, todas las alianzas, conflictos, fobias, ética, moral, religión, represiones y rencores irán floreciendo paulatinamente.

Crítica - American Crime Movistar Series

Toda esta controversia viene acompañada técnicamente por el montaje y un uso muy cuidado de la fotografía e iluminación, que combinan tonos cálidos y fríos con momentos esenciales de la trama en la que a veces acompañan, y otras tantas disparan una aparente incoherencia que no es más que la búsqueda de efecto rompedor de esquemas. Vuelven de nuevo las falsas apariencias que encubren la verdadera intencionalidad.

John Ridley refleja una sociedad que nos negamos a reconocer por más que el mundo gire y presuma de progreso.

Así pues, el creador utiliza una vez más su talento para reflejar una sociedad que nos negamos a reconocer por más que el mundo gire y presuma de progreso. El asesinato se convierte en mera excusa para introducirnos en una historia y profundización de personajes deliciosa, que como contrapartida encuentra un ritmo lento, no apto para todo tipo de públicos. Resulta, en síntesis, todo un reto ya no solo como espectadores, sino también como civiles.

Movistar Series, por su parte, vuelve a demostrar su buen ojo para “cazar” productos. Cada capítulo de American Crime puede disfrutarse en español tan solo 24 horas después de su emisión original, lo cual nos deja absolutamente sin excusas para no hincar el diente a este nuevo y atractivo proyecto.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »