Marina and the diamonds - Froot, mera necesidad artística

Marina and the diamonds - Froot, mera necesidad artística
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Marina and the diamonds – Froot, una necesidad artística

Marina And The Diamonds

Froot

Discográfica:

Atlantic Records

Año:

2015

9.0

· 23 marzo, 2015

La larga espera ha llegado a su fin. Un viaje lento y con algún que otro percance, así ha sido la espera de Froot, el tercer largo de la cantante británica Marina and The Diamonds, que llega tres años después de publicar el excesivo Electra Heart.

Asfixiada y perdida, así fue como quedó Marina tras su anterior trabajo. Con una angustia declarada en varias entrevistas, Electra Heart (alter ego creado en esa última etapa) acabó comiéndose a la artista que se escondía debajo de toda esa parafernalia casi rococó, diseñada para romper las listas mundiales y que acabó poniendo a la cantante al borde de la depresión. Parecía que Electra Heart, basado en la superficialidad y destrucción de las personas a través de ella, cobraba vida en la propia Marina dando así un sentido épico al concepto de dicho disco. Con la peluca rubia olvidada en un cajón y el corazón borrado de la mejilla, Diamandis emprendió un arduo camino en busca de sí misma y de la esencia más pura de su música.

Marina And The Diamonds - Froot

De ese encuentro lleno de miedos e inseguridades nace FROOT, concebido como una mera necesidad artística, un compromiso pendiente de la británica consigo misma, de ahí que este álbum ahonde en los temas más profundos de la raza humana. Dejando de un lado lo onírico, la ambición o la frivolidad, temáticas recurrentes en el repertorio de la cantante, Marina ofrece un trabajo más cercano al directo donde habla del lado irracional de las personas (Savages), la búsqueda incansable de la felicidad (Happy), la soledad (Solitaire) o el inevitable paso del tiempo (Inmortal). Solo ha bastado su trabajo como compositora y la producción exclusiva de David Kosten (Bat For Lashes o Everything Everything, entre otros) para concebir un álbum intimista, con menos luces que sus anteriores discos y arropado con una atmosfera oscura y extremadamente melancólica (la melodía de Inmortal es casi espiritual). Solamente Froot y Blue dan un poco de optimismo al conjunto, haciendo las delicias de los fans que añoran a la Marina de antaño, producida por gigantes del pop como Diplo o Dr.Luke.

Mención especial al concepto frutal (y tan colorido y minimalista) de la era. También a la estrategia de marketing y publicidad tan ingeniosa que mes tras mes se ha ido llevando a cabo para hacer más amena la llegada de FROOT. Una espera truncada por el virus de la música actual; las filtraciones de discos meses antes de su salida. Pese a la agonía psíquica de Electra Heart y los percances en la promoción previa de FROOT, Diamandis vuelve a ofrecer un cancionero conceptual y artísticamente redondo donde el pop de calidad prevalece sobre todo lo demás y ella se reafirma como artista renaciendo de entre sus propias cenizas.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »