Imagine Dragons, Smoke + Mirrors, tendencia a lo evidente

Imagine Dragons, Smoke + Mirrors, tendencia a lo evidente
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Imagine Dragons, Smoke + Mirrors. Con tendencia a lo evidente

Imagine Dragons

Smoke + Mirrors

Discográfica:

Interscope Records / KIDinaKORNER

Año:

2015

6.0

· 5 marzo, 2015

Sobrevivir al hype es una de las tareas a las que debe enfrentarse cualquier banda de la actualidad que destaque con su debut de manera notable. En plena era de la información, la sobreexposición y el éxito efímero están a la orden del día, por lo que sobreponerse a esto se convierte en un objetivo casi vital…

En 2012 aparecieron sobre la palestra Imagine Dragons con un exitoso primer álbum llamado Night Visions. El disco en cuestión se convirtió en superventas, gracias entre otras cosas a la fortaleza de un hit que les catapultó al número uno y que, a la postre, sería uno de los singles más vendidos de la historia reciente. Hablamos, como no, de Radioactive (aunque dicho disco contenía otros temas de enorme pegada como It’s Time) y a esto nos referíamos al introducir el artículo, sobreponerse a este fulgurante éxito manteniendo la credibilidad y el interés, no iba a ser una labor sencilla para esta joven banda de Las Vegas.

Imagine Dragons - Crítica Smoke and Mirrors

La confirmación de que lo ocurrido hace algo más de dos años no fue algo pasajero debe llegar con Smoke + Mirrors, el segundo larga duración del cuarteto liderado por Dan Reynolds. Lo cierto es que la intención de dotar de una unidad mayor al conjunto es bastante evidente, intentando así alejarse de la idea de que Imagine Dragons son solamente una buena banda de singles. El directo, ese es el leit motiv fundamental del trabajo que nos ocupa y, con ello, el objetivo de trasladar al estudio las sensaciones, energía y estructura musical que han ido teniendo en la gira de presentación de su debut, tiempo durante el cual se han ido creando cada una de las canciones que componen este larga duración (18 cortes en su versión deluxe).

Con Smoke + Mirrors, Imagine Dragons han perdido la capacidad de crear una colección de hits

El resultado final seguramente se quede más en la intención que en la propia consecución ya que, aunque el álbum sí parece mostrar una mayor unidad que Night Visions, se ha perdido por el camino la capacidad de crear una colección de hits incontestables. Aun así, Smoke + Mirrors funcionará bien entre el público de bandas como Coldplay, Foster The People o Mumford & Sons, ya que las referencias y paralelismos musicales con ellos son más que evidentes, quizás demasiado, echándose en falta una mayor personalidad y un discurso propio.Demasiados elementos repetidos con respecto a las propuestas de grupos como los anteriormente mencionados, lo cual hace que este segundo disco no sea la confirmación que esperábamos de Imagine Dragons, sino que se convierte en una suerte de fuegos de artificio con poca vocación e intencionalidad, así como con una clara inclinación a la épica supina y a la evidencia del rock de estadio más previsible. Tendremos que esperar un tiempo para comprobar si, con un tercer trabajo de por medio, la banda norteamericana es capaz de sobrevivir a sí misma y ofrecer una obra verdaderamente convincente.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »