Chappie, una fábula existencialista para toda la familia

Chappie, una fábula existencialista para toda la familia
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Chappie, una fábula existencialista para toda la familia

Chappie

Director:

Neill Blomkamp

Reparto:

Sharlto Copley, Dev Patel, Hugh Jackman, Sigourney Weaver, Jose Pablo Cantillo, Miranda Frigon, Brandon Auret, Sean O. Roberts, Ninja, Yolandi Visser…

Año:

2015

Duración:

120 min.

7.0

· 25 Marzo, 2015

En otra de esas sociedades distópicas que tan bien sabe representar Neill Blomkamp, se centra la trama de Chappie, un experimento sci-fi que bebe de todos los cánones del género sin denigrarlos y que mantiene intacto (o incluso evoluciona) el sello ya reconocible del autor sudafricano.

El cine de Blomkamp es, con total seguridad, producto de las circunstancias del propio director. Que Chappie, como Distrito 9, esté ambientada en Johannesburgo, y que cuente una vez más con la labor fotográfica de Trent Opaloch, no hace sino darle un empaque a la propuesta que no tendría de otra manera. Esa predominancia de colores terracota, esa visión pseudodocumental, esa sequedad que impregna cada plano y que convive con el frío metal de los robots… De ninguna manera, la fábula existencialista que nos cuenta Chappie tendría el mismo envoltorio si partiera de la cabeza de algún director de blockbusters al uso. Solamente por su inusual factura técnica, ya merece toda nuestra atención.

Chappie - Neill Blomkamp

Pero es que además, pese a que Sigourney Weaver y Hugh Jackman solo pasaban por allí (sus personajes, sobre todo el de la primera, están totalmente desdibujados y sirven solo como nexo de unión entre las diferentes situaciones), Chappie desprende reflexiones inteligentes y un trasfondo mucho más potente del que cabría esperar en una cinta de acción de estas características. Angustia, miedo a la muerte, la necesidad de trascendencia, la eterna batalla entre la inteligencia y la moral, entre ciencia y espiritualidad… El verdadero protagonista no es otro que las inquietudes del robot que pone título al film, interpretado por Sharlto Copley, un autómata con inteligencia artificial que desprende vida en cada reacción, que reflexiona, aprende, siente, sufre por las consecuencias de sus propios actos y, mejor aún, golpea con sus líneas cargadas de mordaz inocencia a todos los que le rodean.

Por lo demás, esta es una película de acción en el sentido más estricto del término, dispuesta para hacer vibrar al espectador en su butaca a base de violencia de última generación (memorable la escena de la venganza en la oficina, y hasta aquí podemos leer) y el acompañamiento de una banda sonora de infarto firmada -atentos- por Hans Zimmer y los secundarios de lujo Die Antwoord, Ninja y Yolandi Visser, que se interpretan a sí mismos en clave bastante satírica.

Blomkamp se confirma en este tercer largo como uno de los directores más inusuales del séptimo arte actual, una suerte de Spielberg nada edulcorado que, de seguir así, promete un larguísimo recorrido de obras entre la ciencia ficción de autor y el taquillazo para toda la familia.

 

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »