Los mejores golpes de la gran pantalla

Los mejores golpes de la gran pantalla
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Los mejores golpes de la gran pantalla

Por · 5 Febrero, 2015
Los mejores golpes de la gran pantalla

Mucho se está hablando de uno de los últimos estrenos de cine, “Foxcatcher” de Bennett Miller, que llega mañana a nuestra cartelera. Su impactante historia y sus brillantes interpretaciones hacen de ésta una película imprescindible de este comienzo de año. Aprovechamos la ocasión para repasar algunos films de similares características en torno a figuras de la lucha libre y el boxeo.

De primeras, resulta sorprendente recapitular la gran cantidad de largometrajes cuyo argumento gira en torno al mundo deportivo. Son, en ocasiones, películas basadas en hechos reales, que focalizan su trama en una personalidad destacable de la historia del deporte. Pero si nos centramos en uno en concreto, en este caso la lucha libre o el boxeo (diferentes pero con obvias similitudes), encontramos grandes joyas del cine estadounidense. Si, por poner una fecha, arrancamos en los años 70, encontramos un título por el que pocos apostaban y que, sin embargo, fue un gran éxito y de él resultaron varias secuelas. Hablamos de Rocky (1976), escrita y protagonizada por Sylvester Stallone, quien saltó a la fama tras rodar esta cinta de bajo presupuesto.

En 1980 Martin Scorsese estrenaba Toro Salvaje, tras la insistencia durante años del propio Robert De Niro para que rodara la película basada en la vida del boxeador Jake La Motta. Qué vamos a decir que no sepáis de esta gran obra maestra, protagonizada por un impresionante De Niro que participó en combates de boxeo reales para preparar su personaje. Y si de boxeo hablamos, también basada en hechos reales, Ali (Michael Mann, 2001) narra la historia del boxeador Muhammad Ali (mostrándonos tanto su vida profesional como personal entre los años 60 y 70), magníficamente interpretada por un Will Smith que se sale de su registro; tuvo que engordar y prepararse duramente para la recreación de este icono del boxeo mundial.

También destacamos una figura femenina entre las cuerdas del ring gracias a Million Dollar Baby, que supuso (como en el caso de Stallone) el lanzamiento a la fama de su protagonista Hilary Swank. Firmada por Paul Haggis, la cinta de Clint Eastwood está basada en la novela Rope Burns: Stories From the Corner y obtuvo el Oscar a mejor película.

Golpes de cine, El luchador, Mickey Rourke

En El luchador, el film de Aronofsky de 2008, presenciábamos cómo Micky Rourke daba los últimos coletazos de su carrera, asimilando las secuelas de la misma. Recordemos que Rourke era boxeador en la vida real, lo cual suponía una ventaja a la hora de meterse en la piel de “The Ram” Robinson. Por su parte, The Figther (David O. Russel, 2010), un drama ambientando en los 80, nos presentaba a un profesional del boxeo con problemas con las drogas (estupendo Christian Bale) y la relación de éste con su hermano pequeño, quien quiere ser también una estrella del deporte.

Estas películas, ya sean biopics que nos narran los éxitos y fracasos de las figuras del deporte, o sean guiones originales, tienen otro gran factor en común: todas son historias de superación, de ambición (en ocasiones con traiciones y mafias de por medio) y cómo no, la eterna lucha por alcanzar el sueño americano. El deporte de élite es muy competitivo, y tan pronto estás en la cima como caes en el olvido, lo peor que puede ocurrirle a un luchador. Más allá de las similitudes argumentales, cabe destacar de estas obras la figura del protagonista ya que, en muchos de los casos, los actores sufrieron importantes cambios físicos para meterse en la piel de sus personajes, los cuales suponen sin duda un reto para cualquier intérprete. Eso sí, a muchos de ellos el esfuerzo les fue recompensado con nominaciones a los premios Oscar (para Rourke, Smith), y estatuillas (para De Niro, Stallone, Bale y Swank). A ver qué les cae este año a unos irreconocibles Steve Carrell y Mark Rufallo, protagonistas de Foxcatcher.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »