MBFWM 2015. Renovarse o morir: lo absurdo de la pasarela

MBFWM 2015. Renovarse o morir: lo absurdo de la pasarela
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Renovarse o morir: lo absurdo de la pasarela

Por · 17 Febrero, 2015
Renovarse o morir: lo absurdo de la pasarela
Desfile Rubén Gómez, ganador Samsung Ego Innovation Project 2015

La chica del sombrero de ala ancha, el marido guapo, una señora con aires de diva en decadencia, la ex modelo de ojos tristes, blogueros espontáneos que caminan mientras posan, estudiantes de diseño en una nube de “divineo” desfasado y obsoleto… No son los personajes de una novela, es casi toda la “fauna y flora” que puebla la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM).

Para una marca es muy difícil cambiar de nombre, es un proceso complicado que lleva tiempo y que, en ocasiones, no resulta factible. Hace unos años la antigua pasarela Cibeles quiso lavar su imagen, acordando una alianza con la todopoderosa firma alemana Mercedes-Benz, lo que supondría un empuje para su desarrollo en el ámbito internacional, pasando a formar parte del exclusivo grupo de pasarelas vinculadas a esta marca. Buscaban una imagen más contemporánea, glamurosa, de “colegueo” con Nueva York o Berlín. Pero la importancia no está tanto en el nombre como en la imagen, todo el trabajo detrás de ese cambio que refleje verdaderamente el valor de un nombre.

Renovarse o Morir…

Delpozo SS15

Ready To Wear, DELPOZO SS15

El mismo decorado que hace 30 años, paneles de cartón pluma negros (como su futuro), los mismos espacios, el mismo calendario, la misma estructura, la misma rutina después de cada desfile, el mismo Staff. Cerca del Aeropuerto, por si alguien cambia de idea y prefiere salir corriendo. El lenguaje de la pasarela está obsoleto a nivel mundial y cada vez son más los diseñadores que buscan caminos distintos, igual que los artistas de otras industrias. Pero en un país en el que no existe un mínimo aprecio a sus creadores de moda, celebrar una semana dedicada a ellos podría parecer una pérdida de tiempo.

En una época en la que todo funciona a un ritmo frenético y nos aburrimos demasiado rápido de las cosas, es absurdo que la moda se venda únicamente en dos temporadas. Estratégicamente es una pérdida de tiempo puesto que el consumidor ya no compra ropa de  invierno o de verano, lo hace según su estado de ánimo, su estilo o su personalidad. Combina tendencias, y si tiene frío se echa encima un abrigo o unas medias con el mismo vestido con el que hace unos meses llevó sandalias. La temporalidad de la pasarela hace más inaccesible la moda.

Tenemos diseñadores fantásticos sometidos a la imposición de una pasarela que, por algún motivo, se niegan a abandonar

Otro de los puntos contrarios a este cambio positivo es que los diseñadores sigan funcionando como modistos. Los tiempos cambian y adaptarse a las nuevas formas de publicidad y marketing, venderse a uno mismo (aunque suene mal) para poder vender aquello que queremos ofrecer a nuestros clientes, resulta necesario. Cuando no se tiene un imperio, cabe recurrir al factor emocional, enganchar a los posibles compradores con una historia que les atraiga. En cualquier otro caso, solo verán ropa paseando sobre maniquíes cortos de peso.

La moda española camina sin rumbo y la creatividad necesita una estrategia diferente en cada caso. Tenemos diseñadores fantásticos sometidos a la imposición de una pasarela que, por algún motivo, se niegan a abandonar, quizás por mera pertenencia a ese reducido grupo de “privilegiados”. Cuando hace unos años Jesús del Pozo pasó a llamarse Del Pozo, un cambio de imagen tan necesario como satisfactorio, acorde a los nuevos tiempos, la firma española se aupó a lo más alto de la moda internacional. Es evidente que no siempre se dispone de ese tipo de recursos para dar un giro de 180º a una marca, aunque en menor escala solo se necesita potenciar ese factor diferenciador que nos hace únicos. Entonces, ¿Cuál es la necesidad de asistir cada año en rebaño a un lugar en el que casi nadie valora tu trabajo, donde una gran mayoría de asistentes solo busca el tan preciado like en sus redes sociales? Proponemos una buena encuesta de valoración, ¿Cuántas personas estarían dispuestas a pagar una entrada para asistir a la MBFWM? Eliminaríamos así a la mitad de los espectadores (si prescindimos de los compromisos) y todos esos visitantes que acuden a nuestra Fashion Week porque no tienen otra cosa mejor que hacer, dejando paso a los verdaderos inversores y mecenas. Sólo una pequeñísima proporción de las visitas son compradores en potencia.

Savia nueva…

Mercedes-Benz Fashion Talent - María Clè Leal

Premio Mercedes-Benz Fashion Talent 2015 a la diseñadora María Clè Leal.

Independientemente de la forma en la que está concebida nuestra semana de la moda, cabe hacer hincapié en que hay mucho talento y mucho esfuerzo en el diseño y la consecución de las prendas, sobretodo en los creadores jóvenes a quienes aún no les han arrancado todos sus sueños. Jóvenes como María Clè Leal, ganadora del premio MB Fashion Talent por su primera apuesta en solitario, Frágil, o Rubén Gomez, ganador del SAMSUNG EGO Innovation Project con MASDAR Coats. Se trata de una colección innovadora, inspirada en el concepto smart city, como reflexión intelectual sobre el presente que vivimos, en una sociedad cada vez más conectada que necesita de impulsos creativos en cada momento para seguir desarrollando formas nuevas de comunicación. 7 prendas de abrigo, creadas a partir de tejidos tecnológicos como el Nylon resinado y el Goretex, multifuncionales e inteligentes, con las que puedes desde oír música a resguardarte bajo una parka convertible a tienda de campaña. El concepto de la colección es brillante a nivel creativo pero también en lo que a innovación se refiere, pues con este tipo de colecciones se demuestra que vestirse no solo es un acto decorativo, sino que estamos ante el avance útil de la moda.

Concursos como el convocado por Samsung brindan a las nuevas generaciones la posibilidad de innovar a corto plazo y, además de crearse un hueco en la industria, encontrar caminos distintos por los que avanzar para que la moda no sea simple consumo, sino que ofrezca una parte ventajosa en un mundo que muestra cada vez más necesidades. Es, por todo ello, una pena ver la Marca España reducida a nivel textil a esa gran cadena de fast fashion que plagia a la velocidad de la luz y contribuye a favor de la deslocalización de la industria textil, produciendo en países como China o Bangladesh.

Ni que decir tiene que la prensa internacional dejó de venir a Cibeles hace mucho tiempo, al igual que las directoras de las revistas de moda españolas más influyentes, mientras se pasean orgullosas por otras grandes capitales europeas con sus mejores galas y a golpe de selfieNos hemos acostumbrado a ser mediocres, a que nos brillen los ojos cuando escuchamos París, Milán, Nueva York, como si no fuéramos nada. Deseamos que el mundo nos de una oportunidad pero no movemos ni un dedo para conseguirlo… ¿Cómo de profunda será la herida?

Hay una canción que dice algo muy acorde a esta crítica (esperamos que constructiva): “Si quieres cambio verdadero, camina distinto“.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »