Magia a la luz del cine – Woody Allen, el mago frustrado

Magia a la luz del cine – Woody Allen, el mago frustrado
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Magia a la luz del cine – Woody Allen, el mago frustrado

Por · 9 Enero, 2015

Magia a la luz del cine, Woody Allen, Scoop

Magia a la luz de la Luna nos proporciona una dulce escapada a la Côte d’Azur Francesa en los años 30, con todos los disfrutables tics de Woody Allen. Sin embargo, no logra ser la comedia ligera y evocadora que pretende…

Quiere engatusarnos con su “magia”, y en última instancia con el amor. Pero los planetas no se alinean. Debido en gran parte al perezoso guión e indefinida puesta en escena, los –por otra parte encantadores- Emma Stone y Colin Firth, no convencen como pareja, ni como dos seres humanos en el mismo espacio…

Pese a que se trata de una película fallida por cuestiones de agotamiento que ya son habituales en Allen, a partir de ella podemos trazar el “mapa del mundo mágico de Woody”. Y es que la magia ha sido a lo largo de su carrera el elemento más curioso de su tragicómica visión del mundo y sus delirantes dilemas existenciales. Mientras cavila sobre el sexo, la muerte y el sin sentido de existir, mientras agita sus inseguridades en las calles de Nueva York, solo hay algo que puede salvarle de la tortura de saber demasiado: la escapada irracional que brinda el amor y/o la magia.

Lo primero es más convincente para la mayoría del público, mientras lo segundo parece una especie de chiste personal del autor. Sin embargo, la faceta mágica de Allen no es anecdótica, es su forma de entrar en un universo con reglas propias donde todo funciona perfectamente como “bajo un hechizo”. A través de la magia intenta vivir sin crisis vital, al menos durante un rato…

Además, la magia, la comedia, y el mundo del espectáculo son una y la misma cosa en su cine: terapia para sus muchos traumas. No soy su psicólogo -porque sería millonario- pero intuyo que su vida no tendría sentido si no crease un mundo paralelo, una vida recreada e idealizada por el cine. Aunque de forma cínica o paródica, el mago-cineasta Allen nos propone que creamos un poco en la magia, o bueno, al menos en algo. Lo que sea. Y se lo propone a sí mismo con muchas dudas:

Desapariciones

Magia a la luz del cine, Woody Allen, mago frustrado 1

Edipo Reprimido

En el capítulo de Historías de Nueva York (1989) dirigido por Allen, un truco de magia consigue liberar a Sheldon Mills de su controladora madre cuando el gran Shandú la hace desaparecer. Pero la nueva vida post-traumática de Mills se convierte en un suplicio cuando la imagen de su madre aparece en el cielo de Manhattan y cuenta a todo el mundo detalles humillantes de la vida de su hijo. En este hilarante proceso de superación del complejo de Edipo, la magia gana por dos veces al trauma, puesto que Sheldon encuentra la solución en una vidente, de la que por supuesto se enamora, substituyendo a su madre.

Alice

Mia Farrow interpreta a una mujer encerrada en una vida vacía e idiotizada por su educación católica y conservadora. A través de las hierbas del brujo oriental Dr. Yang, primero se vuelve invisible, lo que simboliza la desaparición de su antiguo yo. Después las hierbas le otorgan los elementos de una vida satisfactoria: desarrolla su creatividad, recuerda lo que es el amor, y se hace irresistible para cualquiera que la vea. Una revisión de Alicia en el país de las maravillas, o de Giuletta de los Espíritus, que anima a bucear en el inconsciente y olvidar quiénes somos. Las tenemos para fumar, y para infusiones, gracias.

Zelig

El emblemático Zelig de esta obra maestra del mockumentary no desaparece, no hace falta. En cambio se deshace de su identidad, y asume como un camaleón humano la que sea más adecuada. Se adapta y evita cualquier tipo de problemas con su entorno. Es un hombre constantemente reimaginado, entregado sin dudarlo a su presente, sea cual sea, y en compañía de no importa qué grupo social o religioso. Es mágicamente volátil.

Scoop

En este film la magia – y todo- resulta menos evocador. Sondra (Scarlett Johansson) es una periodista a la que el mago Splendini (Allen) hace desaparecer. Durante el truco, un fantasma le comunica que el famoso “asesino del tarot” podría ser el rico heredero Peter Lyman. Sondra se deja seducir por Peter, a pesar de la información del espíritu, y tendrá que aprender a creer a través del sufrimiento…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »