St. Paul And The Broken Bones: "creemos en las grandes canciones"

St. Paul And The Broken Bones: "creemos en las grandes canciones"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

St. Paul & The Broken Bones: “creemos en las grandes canciones”

Por · 28 Enero, 2015
St. Paul & The Broken Bones: “creemos en las grandes canciones”

Actualmente vivimos una ola de música retro de origen afroamericano al más puro estilo Stax, que nos hace llegar numerosas nuevas bandas y voces como la que hoy nos compete. St. Paul and The Broken Bones se estrenan con “Half The City”, una auténtica remesa de southern soul y esencia gospel directamente desde Alabama y casi recién salida de la iglesia, como antaño.

Ya lo anunciaba nuestra gran Amy con su Back to Black, retrotrayéndonos magistralmente a los 60. La última década ha provisto al mundo de más soul y rhythm and blues clásicos de lo que se haya publicado en los 20 años anteriores, donde éste aparecía en formas muy distintas, teñido de disco en los 70 y de urban y hip hop en los 80 y 90, dando origen al r&b contemporáneo y finalmente al neo-soul. En esa línea añeja llegan ahora St. Paul & The Broken Bones.

Paul Janeway, vocalista de la banda, tenía decidido hasta su mayoría de edad que su futuro sería como ministro evangélico y para ello se estuvo preparando. “Musicalmente, aprendí de la iglesia a cantar con pasión, en todas y cada una de las ocasiones, como si fuese la última vez que fuera a hacerlo”. Sin embargo, incomprensiblemente dada la intensidad de su interpretación, su pastor nunca le ofreció ser solista, así que él hacía los coros y tocaba la guitarra. “Tengo el sueño de cantar la canción ‘I Stood On The Banks Of Jordan’ como colaboración con un coro de gospel algún día. Esta canción sigue consiguiendo emocionarme”.

Aunque de aquéllo hace algún tiempo, no hay más que verle en cualquiera de sus actuaciones con los Broken Bones para comprender que aquéllos años no quedaron olvidados, sino que fueron el germen de su actual profesión. Lo que hoy encuentra uno sobre el escenario es a un Janeway convencido del discurso de sus letras. “Predicando el gospel sudoroso de St. Paul and The Broken Bones sonriendo, llorando y compartiendo toda una experiencia con todo tipo de gente”, así es como nos describe la manera en la que ha encontrado su particular manera de prédica. “En mi caso, mi presencia en el escenario es como una exageración de mí mismo. Soy una persona mucho más segura en el escenario que en la vida real”.

Me preguntaba cómo vería una banda de siete músicos blancos que en nuestros días se siga llamando “música negra” a aquello que ellos mismos hacen y sienten tan profundamente. Al fin y al cabo, con frecuencia hoy en día se llama festivales de música negra a aquéllos en los que no hay ni un solo negro sobre el escenario o encontramos voces como la de Joss Stone acompañando a grandes de lo afroamericano como James Brown u homenajeando nada menos que a Aretha Franklin. “Bueno, el soul tiene fuertes raíces en la música gospel negra, pero la música soul fue hecha tanto por personas blancas como negras. En general, etiquetar cualquier cosa con un término definitivo necesariamente lo limita. Uno tiene que respetar a los que le preceden y asegurarse de no estar dejando de respetar debidamente a los grandes, los de antes”.

El respeto al legado del soul clásico es precisamente lo que más define al grupo estadounidense; de hecho, más que una influencia (palabra que en este caso se queda corta), su música supone una especie de continuación del mismo, con un buen manejo de las viejas fórmulas que han caracterizado a este antiguo género musical. “Nos sentimos felices con que se nos llame ‘banda de soul’. Claramente nuestro sonido es una herencia del soul clásico, pero en realidad todos nosotros escuchamos todo tipo de estilos musicales. Sencillamente el soul es el que a todos nos encanta especialmente. Sin embargo, en lo que en realidad creemos es en las grandes canciones, lo cual no nos hace diferentes pero sí creo que marca una diferencia”. Call Me es, en este sentido, uno de aquéllos buenos temas que irremediablemente funcionan, a base de bien ejecutados riffs de guitarra (ya legendarios en el género), así como sus souleras líneas de vientos.

Actualmente las grabaciones se retocan demasiado. No queríamos que nuestro álbum sonase demasiado pulido

El resultado de este sonido sin duda viene dado gracias a la devoción por grandes como Sam and Dave u Otis Redding. De ellos veneran sobre todo una autenticidad que el septeto ha querido mantener a toda costa, entre otras cosas, a través del formato de grabación. “Creemos que en las grabaciones que nos gusta escuchar, de alguna manera se engaña. ¿Cómo hicieron sus grabaciones Booker T. y The M.G.’s? Grabaron su directo en cinta sin eliminar sus errores, incluyendo todo de su música. Actualmente las grabaciones se retocan demasiado y nosotros no queríamos que nuestro álbum sonase demasiado pulido”.

Entrevista St. Paul and the Broken Bones, half the city

¿Tendrá esto que ver algo con el concepto “pop”? En la época de sus ídolos, el pop era lo que hacían artistas como Sam Cooke o el ya mencionado Otis Redding. Lo que hoy en día es una música de minorías, por aquél entonces llenaba estadios y copaba las radios del mundo, posicionándose en los primeros en las listas de ventas. “Yo creo que la música pop de hoy está en general muy aguada, lo que le pasa es que no se te pega demasiado a los huesos. Claro que también existen algunas estrellas del pop que son increíbles, me refiero por ejemplo a Kanye West. Él hace muy buena música y toda es pop. Creo que es absolutamente brillante, así que hay esperanza por ahí. Yo escucho todo tipo de cosas contemporáneas. Ejemplos de lo que me gusta son Future Islands, Kendrick Lamar y Run the Jewels. Me encanta el nuevo álbum de D’Angelo”.

La formación de Alabama se entiende musicalmente a la perfección, parece que se han encontrado los unos a los otros después de tocar en muchos otros proyectos como quien encuentra la clave perfecta de su destino profesional. “Estamos muy contentos de estar haciendo la música que hacemos. Todos estamos en sintonía y somos una especie de organismo trabajando todos con un mismo propósito”. Claramente, la clave para conseguir su sonido compacto y su contundencia en los directos. La gira que actualmente tiene ocupados a Paul y a los Broken Bones es un no parar de fechas por infinitas ciudades, donde dicen encontrarse con un público muy entregado. “Pensaba que las reacciones en el extranjero serían diferentes, pero la gente se ha metido en ello tanto como lo hacen en Alabama. Afortunadamente hemos llegado a ese punto”.

No te pierdas las primeras actuaciones de la banda en nuestro país, que tendrán lugar a mediados de marzo, primero en Barcelona (Sala Bikini) y después en Madrid (Sala TClub). “No hemos estado nunca en España, pero nos encantaría tocar en algunos de vuestros festivales de soul. ¡Llevadnos!”.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »