Nightcrawler, al filo de la noticia... y de la moral

Nightcrawler, al filo de la noticia... y de la moral
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Nightcrawler, al filo de la noticia… y de la moral

Nightcrawler

Director:

Dan Gilroy

Reparto:

Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton, Kevin Rahm, Ann Cusack

Género:

Thriller

Año:

2014

Duración:

113 min.

8.0

· 31 Enero, 2015

La ópera prima de Dan Gilroy envuelve en un jugoso envoltorio una crítica mordaz a esta sociedad multidispositivo ávida de información. “Nightcrawler” es un ejercicio de tensión ejecutado a la perfección, con un Jake Gyllenhall a tal nivel interpretativo que da miedo.

Regresemos por un momento a 2007. Tras cinco años de silencio cinematográfico, David Fincher volvía a poner a sus espectadores contra las cuerdas con una de sus cintas más gélidas, Zodiac. El genio estadounidense, que a esas alturas ya había demostrado un sobrado dominio de los códigos del thriller, componía junto a Jake Gyllenhall un turbio puzzle de asesinatos con el periodismo de investigación como base del metraje. En aquella ocasión, una de las citas menos entendidas del universo Fincheriano (quizá por la poca implicación emocional del cineasta), Gyllenhall interpretaba a un caricaturista obsesionado con resolver el caso del asesino del Zodiaco.

Pues bien, 8 años después y ya con una buena ristra de personajes retorcidos a sus espaldas, Jake vuelve al terreno de la investigación enfrentándose al espeluznante debut detrás de las cámaras de Dan Gilroy, hermanísimo del también director Tony Gilroy (¿recuerdan a Bourne?) y guionista de trabajos menores (con la notable excepción de esa epopeya onírica que fue The Fall). El tándem Gilroy/Gyllenhall nos situa en pleno centro urbano de Los Ángeles, caldo de cultivo perfecto para la violencia… y para Lou Bloom, un joven desempleado (y ladrón de medio pelo) con enorme capacidad de supervivencia y altas dosis de picaresca quien, tras ser testigo de un fatal accidente de carretera, descubre una oportunidad vital en el periodismo de sucesos (¿o era sensacionalista?). Una cámara, un lector de frecuencias de la policía y el pulso firme de un demente, le llevarán a la escena de un crimen; o quizá, por qué no decirlo, al momento crítico de una carrera que pinta en oros.

Crítica - Nightcrawler, Jake Gyllenhall, debut Dan Gilroy

Lo que Gilroy dibuja en su discurso es una sociedad enferma de información gracias a un medio, el televisivo, capaz de pisotear cualquier resquicio de buenismo moral por ganar la guerra de la atención mediática. Y en la guerra, bien saben ustedes, todo vale y todo cabe. Hasta un humor negro que pone los vellos de punta.

Puede resultar curiosa la analogía actoral con la cinta del director de Perdida, pero es que Nightcrawler es precisamente todo lo que Fincher consiguió representar tan solo a medias en su última propuesta. Gyllenhall encuentra entre sus líneas la interpretación más inquietante, aterradora en algunas partes, de su ya dilatada trayectoria -que ya quisiera para sí Ben Affleck-, creando un personaje tan abiertamente pueril y trepa que no te permite ni un sólo segundo apartar los ojos incrédulos de la pantalla. La soberbia realización de Gilroy -metarealización por momentos- y la vibrante fotografía nocturna de Robert Elswit (acostumbrado a trabajar con otro grande como Paul Thomas Anderson) hacen el resto, orquestando situaciones y planteamientos que golpean en lo más hondo de nuestros principios y que nos dejan con la boca abierta de par en par. Y es que más de dos décadas en el negocio del cine, parecen haberle enseñado algunos buenos trucos al director californiano.

Si Drive (Nicolas Winding Refn, 2011) les pareció enfermiza, esperen a ver lo que Nightcrawler les tiene preparado. Pura adrenalina visual.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »