[Crítica] Invencible, una típica historia de supervivencia

[Crítica] Invencible, una típica historia de supervivencia
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Invencible, una típica historia de supervivencia

Invencible (Unbroken)

Director:

Angelina Jolie

Reparto:

Jack O’Connell, Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara ‘Miyavi’

Año:

2014

Duración:

137 min.

5.0

· 20 Enero, 2015

No basta una gran historia para hacer una gran película, y ésta es una prueba fehaciente de ello. Con “Invencible”, la actriz estadounidense Angelina Jolie se pasa al otro lado de la cámara por segunda ocasión.

Ya en su opera prima En tierra de sangre y miel, Jolie nos ofrecía una historia de amor con la guerra de los Balcanes como telón de fondo, mientras que la que nos ocupa es la historia real de Louis Zamperini, un atleta de origen italiano que acaba siendo prisionero de guerra. Resulta obvia la sensibilidad que muestra Angelina para las grandes historias que acontecen en medio de conflictos bélicos, bien sean de amor o de superación, como esta última. Tras cincuenta años guardada en un cajón en Hollywood, Jolie rescata esta apasionante historia, firmada por los hermanos Coen y basada en la novela homónima de Laura Hillenbrand.

Sin embargo, a pesar de contar con un potente argumento, raíz de la impresionante historia de Zamperini, Invencible no ha sabido exprimir al máximo el potencial de la misma, quedándose en la superficie, en un mero relato acerca de un joven que es objeto de torturas y sufre las penurias que muchos prisioneros como él tuvieron que soportar, pero no tuvieron la suerte de vivir para contarlas.

Invencible, Angelina Jolie, Louis Zamperini

Angelina posa con Louis Zamperini, el ex-atleta que inspiró la historia de Invencible.

El film cuenta con un extenso metraje, cuya clásica estructura narrativa resulta tediosa, y se centra demasiado en las largas sesiones de violencia que vive en su piel al protagonista. Comienza con un arranque más propio de una pantalla de un videojuego de guerra que de una pieza cinematográfica, para posteriormente presentarnos fugazmente la vida del pequeño Zamperini, como excusa para que comprendamos cómo llegó a ser un atleta de élite, suceso que parece casi accidental. Sorprende el joven británico Jack O’Connell con un papel en el que intenta demostrar por todos los medios que no es sólo una cara bonita, aunque parezca que la producción pretenda todo lo contrario. La cámara y el espectador pasean plácidamente por la intensa vida de este joven, al cual no llegamos a conocer ni un ápice ni llegamos a comprender el origen de su autosuperación.

En definitiva, estamos ante un biopic que presume de un suculento presupuesto, que sí se ve reflejado en un imponente diseño de producción. Una lástima que esté contado con tanto dinero y tan poca alma…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »