El columpio asesino: sobredosis de adrenalina en OchoyMedio

El columpio asesino: sobredosis de adrenalina en OchoyMedio
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

El columpio asesino: sobredosis de adrenalina en el OchoyMedio

Por · 3 Diciembre, 2014
El columpio asesino: sobredosis de adrenalina en el OchoyMedio
Fotografías: Roberto Castelli ©
Uso limitado a la difusión del contenido, citando autor y enlazando fuente.

Tras una primera fecha en el OchoyMedio hace menos de un mes, El Columpio Asesino volvía la semana pasada a ofrecer su directo en la capital. Lo que presagiaba ser un concierto bastante tranquilo, se fue calentando de forma descontrolada conforme los teloneros iban tocando sus últimos temas…

Sin la sala a reventar, pero con un número de asistentes más que importante, el grupo pamplonés se presentaba en el escenario de la sala But entre los acordes de Babel y vítores de los allí presentes. Solo habían gastado un tema del setlist y el público ya estaba eufórico. No eran seguidores casuales los allí presentes, y eso se notó en el respaldo a temas anteriores al estallido que supuso la publicación de Diamantes, su cuarto disco de estudio.

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 8

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 2

Pese a la perdida lógica de intensidad ante las canciones más tranquilas del repertorio, el grupo ofreció un despliegue inusual de energía en el escenario. Y no solo de energía se valieron Cristina Martínez y compañía, si no de unas tablas importantes que dejaron claro que El Columpio Asesino son mucho más que Toro, ese himno dentro del indie patrio que los puso en el mapa de forma definitiva. Entre tanta contundencia hubo tiempo para dar paso a invitados especiales; la China Patino se calzó una interpretación canalla de La lombriz de tu cuello, mientras que el plato fuerte se lo llevo Luis Rodríguez (del grupo León Benavente), que acompaño a la banda en el directo de Toro, haciendo que la sala madrileña explotase. Y es que de su cuarto disco se desgranaron las canciones más cantadas de la noche, dejando a su último largo Ballenas Muertas en San Sebastián en un segundo plano, que solo agitó a los allí presentes con el tema que da nombre al disco, siendo coreado desde la primera hasta la última nota. Y no porque este sea peor que su antecesor, sino porque la sombra de Diamantes está siendo más alargada de que se esperaba.

Pese a la irregularidad de Ballenas Muertas en San Sebastián, los pamplonicas pueden presumir de poseer una base de fans bastante considerable (aparte de muy ruidosa), pero sobre todo de tener un directo que hace que hasta el más parado de la sala acabe saltando como un loco. Aparte de Babel, el viernes pasado el OchoyMedio también acabó en llamas de tanta descarga de adrenalina.

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 7

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 10

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 9

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 4

Crónica - El columpio asesino - Ochoymedio 6

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »