25 años con Surfin’ Bichos. La luz en tus entrañas

25 años con Surfin’ Bichos. La luz en tus entrañas
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

25 años con Surfin’ Bichos. La luz en tus entrañas

Por · 1 Diciembre, 2014
25 años con Surfin’ Bichos. La luz en tus entrañas

Se cumplen 25 años del lanzamiento del primer disco de Surfin’ Bichos, La luz en tus entrañas, y con motivo de este feliz acontecimiento, su cantante, Fernando Alfaro, lo ha presentado en concierto en una mini gira celebrada este pasado fin de semana por unas cuantas afortunadas ciudades patrias. 

Un cuarto de siglo de un triángulo musical increíblemente fértil y arrollador. Todo comenzó con Fernando Alfaro (voz y guitarra), Joaquín Pascual (guitarra y teclados), José María Ponce (bajo) y Carlos Cuevas (batería). Posteriormente se incorporarían Isabel León (teclados, coros) y José Manuel Mora (bajo), que sustituyó a José María Ponce. Con letras plagadas de figuras bíblicas, términos médicos y abundante oscuridad, sus melodías se agarran a nuestros lóbulos frontales con tesón. Creando grandes seguidores de sus catarsis sonoras; de sus historias y parábolas siniestras y felices. Quienes beben sedientos sus letras, buscando un sentido a lo que se nos escapa en lo cotidiano de cada día.

Tras cuatro discos en los cuales nos regalaron comida china y subfusiles, atracción planetaria, abrazo y fuerte, por citar algún ejemplo, en 1995 se produce la ruptura amistosa: Joaquín Pascual, Carlos Cuevas y José Manuel Mora formarían Mercromina y Fernando Alfaro se embarcaría en Chucho. Para gran regocijo de sus fieles, que no quedarían del todo huérfanos.

La paleta de arcoiris se ampliaría ostensiblemente, ayudándose de la electrónica y abundantes arreglos orquestrales. Belleza y melodías abrazables, visceralidad y de nuevo letras llenas de amor, metafísica (o patafísica), chaquetas de pana, melancolía y pasión. Dos maneras de entender la música que se dan la mano entre susurros, voces rotas, palabras que te llegan directamente a la boca del estómago y de ahí al sistema límbico. Siempre dispuestos a sorprender y embelesar, los albaceteños continuaron creando poesía sonora con letras desgarradoras que enamoran y duelen bajo dos proyectos distintos, pero hermanos carnales al fin y al cabo. Y eso se nota. Es por ello que siguen congregando a sus devotos cada vez que les dan la alegría de tocar en directo. Como sucedió en el concierto de la celebración de los 25 años del sello Subterfuge la pasada primavera. Ante la gran acogida del público, Mercromina se volvieron a reunir hace escasamente un mes para repetir la experiencia. Esperemos que no queden como hechos aislados y se replanteen su regreso.

Los conciertos de Fernando Alfaro han sido una estupenda manera de conmemorar el principio de todo esto, cuando la gente estaba abollada, había luz en las entrañas y un perro feliz. Un concierto imprescindible en el que también viajamos al presente, con el nuevo trabajo de Fernando Alfaro, Saint-Malo. A disfrutar.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »