Entrevista a Babasónicos. Romantisísmico en Europa.

Entrevista a Babasónicos. Romantisísmico en Europa.
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Entrevista a Babasónicos. Romantisísmico en Europa.

Por · 3 Noviembre, 2014
Entrevista a Babasónicos. Romantisísmico en Europa.

Mantenemos una amena charla con Babasónicos en Londres, minutos antes del primer concierto de su gira por Europa 2014 para presentar su último disco Romantisísmico. La legendaria banda, abanderada de la revolución del rock en Argentina, lleva a las espaldas con admirable ligereza sus 23 años de vida, nos cuentan cómo y por qué se sienten tan en forma.

No es la primera vez que tocáis en la capital inglesa ante un público reducido para lo que estáis acostumbrados y no todas las bandas de vuestra popularidad lo hacen, ¿cómo viven este contraste unos líderes de masas como vosotros?
Cada vez que sacamos un disco hacemos una gira primero por Argentina y luego por México, que es como nuestro segundo hogar, varias ciudades de Latinoamérica y por último, por suerte, siempre tenemos algún que otro show en Europa. Estamos muy contentos presentando nuestro disco aquí porque para una banda argentina es muy difícil organizar una gira europea por cuestiones de costos y producción. Aunque sea a escala más pequeña lo disfrutamos igual, nos divierte mucho tocar en un club de rock chico porque hace mucho tiempo que no hacemos este tipo de shows. Somos como una especie de ‘adaptados a todo’ respecto de otras bandas de nuestra trayectoria, que a veces no se permiten hacer este tipo de cosas.

Resulta interesante, después de toda una vida acostumbrados en países hispanoparlantes a escuchar música en otro idioma, que durante muchos años no hemos entendido, descubrir cómo se comportan los diversos públicos frente a este hecho.
Muchas bandas hispanas intentaron adentrarse en los mercados anglos mezclando idiomas o haciendo algunos cambios, nosotros tenemos algún trabajo editado en el extranjero, que se puede conseguir, pero nuestra única pretensión es presentar Romantisísmico tal y como es, nuestro show es el mismo. Nos hemos encontrado con alguna sorpresa, como en Amberes, donde parecía no importar el tema del idioma sino estar conectados por el lenguaje sonoro y las melodías. Una cosa muy buena de Europa es que en la mayoría de lugares no hay prejuicios ante la música. Aunque no entiendan la letra es como si se involucraran con el show a través de los sentidos.

¿Es la cuestión de las letras, en este sentido, una de las diferencias respecto del otro lado del charco o respecto de vuestro país natal?
Siempre se ha escuchado música en inglés , en muchos casos, cuando nos hemos puesto a entender el significado de grupos supuestamente serios, nos hemos dado cuenta de que lo que están diciendo es una boludez. ¡Si nosotros cantásemos ese tipo de letra algunos nos tirarían proyectiles! Hemos conversado mucho sobre por qué somo más exigentes en nuestro país con las letras de rock, donde no se permite demasiada bobada. Me parece también que es un poco un prejuicio nuestro, pero nosotros tenemos otra cultura. Al haber sido nuestro país pionero en Latinoamérica en hacer rock en español, tenemos una tradición que cumplir y el nivel de poesía está muy requerido.

¿Son los medios de comunicación a veces los culpables de las búsquedas “fáciles” de etiquetas a la hora de definir a las bandas o hay mucha copia de copia?
Vosotros no tenéis la culpa de tener que decir que un grupo suena a Coldplay si es que suena así. Quizá el periodismo sí que tiene una tendencia a encasillar, un cierto afán de orden en vez de simplemente dejarlo ser. Pero lo cierto es que notamos que muchas bandas latinoamericanas se modelan partiendo de otras o de una música muy puntual, como una especie de clon. Cada uno de nosotros, sin embargo, escuchamos muchísimo de todo, somos melómanos y compradores compulsivos de discos desde jóvenes. Por eso, de lo más valioso que hay en nuestra banda es que no sonamos a nada anterior en particular y después de 20 años de habernos formado, sólo nos influenciamos de nosotros mismos, nos retroalimentamos con nuestra propia música. Molesta un poco lo de copiar un modelo porque no construyes nada.

¿Qué diferencias encontráis entre el público actual y el de vuestros inicios?
Nosotros somos de una generación que manejaba una curiosidad musical que nos llevaba a ver bandas que ni siquiera conocíamos ni sabíamos lo que tocaban y conseguían sorprendernos. Actualmente no se asume tanto riesgo a la hora de ver algo nuevo porque de manera muy fácil puedes tanto publicar cosas como banda, como encontrar esas publicaciones como público, así que siempre se sabe a qué se va. Éramos más aventureros. Pero ahora darse a conocer es más fácil, lo que no lo es tanto es mantenerse.

¿Cuál ha sido el secreto que os ha llevado a alcanzar una trayectoria de tales dimensiones? Sois parte ineludible de la cultura argentina.
Existen bandas buenísimas y originalísimas pero que nunca van a despegar de donde están por múltiples razones. Hay una enorme mezcla de factores para que una banda funcione y tenga éxito más allá de la originalidad. Nuestro camino fue bastante digno, no hicimos demasiadas cosas a las que algunos artistas se someten, payasadas en televisión… Logramos traspasar esa frontera y ser una banda popular haciendo básicamente lo que queríamos hacer, sin presiones de discográficas ni de los medios que no aceptaban nuestras canciones. Hay caminos ahora más fáciles y rápidos para llegar a ser visibles, ahora hacer un disco es sencillo porque puedes prescindir del contrato con discográficas, tus viejos no sabían qué hacer con vos porque por aquél entonces era como un negocio de dinosaurios.

¿En qué momento está Babasónicos?
Nos gusta pensar que, aunque tenemos una trayectoria de casi 23 años, siempre cada disco nos rejuvenece como si fuera el primero porque, aunque cargamos con montón de pasado, somos una banda que discute sobre lo actual y que no se apoya en sus viejos éxitos. Nuestro esfuerzo está en hacer música adaptada al momento sin repetir patrones ni estilos. Esta gira es la última etapa de presentaciones de Romantisísmico, después nos quedan algunas ciudades en Latinoamérica como Quito o Paraguay y a final de año un show en Buenos Aires de despedida del disco. Ahora el tiempo entre disco y disco es cada vez más corto y a partir de principios del 2015 empezaremos a trabajar en algo nuevo, que supongo que saldrá a mediados de año.

Cada disco nos rejuvenece como si fuera el primero porque, aunque cargamos con montón de pasado, somos una banda que discute sobre lo actual y que no se apoya en sus viejos éxitos.

¿Cómo van a ser vuestros conciertos en esta gira?
Tenemos pensado presentar las canciones nuevas junto con las canciones de nuestro pasado que empatizan con ellas. Cada álbum nos sugiere plantearnos con qué canciones antiguas se llevan bien para hacer un conjunto armónico. Nuestro principal lugar de Europa obviamente es España, en Madrid, Barcelona o Valencia solemos dar conciertos a una escala más parecida a la de nuestro país y encontramos un público más similar al de Argentina o Méjico, un público caliente. Tal vez el público más frío que encontramos fue el de Estados Unidos.¿Qué bandas españolas os gustan?
No les conocíamos mucho, pero el show de Dorian nos ha gustado mucho desde que actuaron con nosotros en el Luna Park, que fue un concierto muy grande en Buenos Aires el pasado mayo. Ahora vamos a compartir varios shows con ellos y esperamos verles más. Ah, y Nino Bravo. (risas).

Las próximas fechas les llevarán hasta seis veces por nuestro país, pasando por Barcelona, Alicante, Bilbao, Valencia, Madrid y Zaragoza. Repetidas oportunidades para disfrutar o descubrir una inmensa discografía que ha creado escuela y levantado la admiración de muchos grandes por ser la banda de rock en castellano más grande de las últimas dos décadas. Letras depravadas, provocativas y humanas que se han convertido en hímnicas y ya son muchos los españoles que abarrotan sus directos para corearlas.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »