B-ocaditos musicales: de Iceage a Leighton Meester...

B-ocaditos musicales: de Iceage a Leighton Meester...
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

B-ocaditos musicales: de Iceage a Leighton Meester…

Por · 21 Noviembre, 2014
B-ocaditos musicales: de Iceage a Leighton Meester…

Iceage – Plowing Into The Field Of Love

Críticas de discos - Iceage - Plowing Into The Field Of LovePor Néstor Vilar

Estos daneses pasearon su adolescencia por escenarios de todo el mundo para presentar dos discos de ritmo acelerado y ruido enmarañado. Su tercer álbum es el de madurez (que los muchachos ya han cumplido ¡22! tacos), así que en esta entrega bajan las revoluciones y aclaran su sonido. Con el cambio pierden frenesí, pero ganan una sorprendente paleta de colores: el disco es un catálogo de estilos punk-rock más completo que la sección de cocina del Ikea. Hay un saltarín himno que bien serviría de comeback a The Libertines (The Lord’s Favorite), una balada cincuentera (Against The Moon), blues a lo Nick Cave (Forever), arrebatos teatrales (Glassy Eyed, Dormant, and Veiled), ritmos marciales, ambientes folk y aún más escenarios distintos. En todos ellos, Iceage enfrentan furia y belleza (How Many es el mejor ejemplo de ese difícil equilibrio), mientras los bramidos de Elias Bender Rønnenfelt aportan carga erótica y los ocasionales pianos y trompetas amplifican el dramatismo con toques peliculeros.

Azealia Banks – Broke With Expensive Taste

Críticas de discos - Azealia Banks - Broke With Expensive TastePor Jesús Román

¿Recuerdan aquella diosa de ébano que allá por 2011 abofeteó en la cara al hip-hop como género con 212 o Liquorice?. Reconozcan que escuchar a Azealia Banks rapeando sobre bases de house y trance le erizaba la piel a cualquiera con un mínimo de sensibilidad. Lo que ocurrió después, nadie lo entiende. Peleas continuadas en twitter con buena parte de la industria, una larga lucha contra la desidia de su discográfica, por conseguir la carta de libertad y los derechos sobre su material, todo ello en medio de una absoluta desaparición del ojo público. ¿Suficiente mérito para que su debut, Broke With Expensive Taste, estuviera abocado al fracaso? A diferencia de su rubia e insulsa competidora Iggy Azalea, Banks sí tiene un sentido melódico fuera de lo común. Su fraseo es tan consistente y su musicalidad tan precisa, que los 60 minutos de este debut se convierten en pura hipnosis. Todo ello en un baile de géneros e influencias que sólo alguien con una vastísima cultura y mucha valentía podría llevar a cabo. Este disco no tendrá el recorrido comercial que merece (de nuevo a diferencia de Iggy), pero Banks acaba de demostrar que no sólo ladra, sino que también muerde. Como un animal herido. Y a juzgar por temas como Desperado, Chasing Time, Bbd o Miss Amor, aún le quedan unos cuantos “rounds” en esta batalla.

Lichis – Modo avión

Críticas de discos - Lichis - Modo aviónPor Javi Decimavilla

Hace seis años que Miguel Ángel Hernando “Lichis” decidió terminar con La Cabra Mecánica, un proyecto que le llevó al éxito comercial, pero no exento de algún episodio oscuro. La reconversión del artista se ha visto reflejada en Modo avión, su primer álbum desde entonces. Producido por Joe Blaney, con la participación de un elenco de ilustres músicos norteamericanos, encabezado por Marc Ribot, bajo clásicas influencias anglosajonas, el disco no es solo un ejemplo de perfección técnica, ni de selección de instrumentistas de primer nivel, sino que Modo avión está repleto de canciones de enorme calidad. El camino elegido por Lichis para arrancar esta nueva etapa de su carrera, no podría ser más acertado. Para él es Casi Rock & Roll, pero ciertamente es más que eso. Tras la herencia estadounidense, su autor teje una serie de piezas donde su lúcida pluma (no nos cansaremos de reivindicarle como uno de los grandes escritores de canciones de este país) reluce más que nunca. La aparente sencillez del álbum da paso a una exquisita producción que parece hecha a medida para impecable traje que Lichis ha decidido probarse y, esperemos, llevar puesto mucho tiempo. Es una gran noticia que el mejor disco de la carrera del artista llegue en este momento, cuando ha soltado lastre y se ha desnudado con sus más sobresalientes letras.

Jarrod Lawson – Jarrod Lawson

Críticas de discos - Jarrod LawsonPor Mira Cirera

Uno de los debuts que más están dando que hablar en el mundo del soul, jazz y R&B. De nuevo California nos ofrece una voz sorprendente, un encandilador Jarrod Lawson de ojos azules, compositor, cantante, con estudios en percusión y el piano como protagonista de su hazaña instrumental. Este debut homónimo es un trabajo de 12 temas en el que se aprecian numerosísimas referencias, ensambladas por el soul más contemporáneo y smooth jazz. Vocalmente, el recuerdo a Donny Hathaway (sobre todo en Everything I Need) y un aire a Anthony Hamilton o al lado más “limpio” de D’Angelo son ineludibles, así como una clara musicalidad influencia de su admirado Stevie Wonder en Spiritual Eyes. Todo ello con un poco de George Benson y ritmos afrolatinos, fórmulas rítmicas samba y bossa en Sleepwalkers o He’s There.

La espiritualidad y la invitación al cuestionamiento caracterizan el universo de Lawson tanto en contenido como en forma. Nos faltaba decir que el gospel también está presente, con una lírica que rinde culto a la inspiración y un mensaje más inclusivo e integrador que represivo, en algunos casos de forma explícita hacia Dios (He’s There) y en otros de soslayo (Keep It In Perspective). Respecto a la forma, malabarismos vocales y constantes coros airados destacan entre ambientes etéreos y muy elaborados, con un insistente juego armónico. De momento, la aparición de Jarrod ha puesto en pie a la crítica internacional, que ha calificado este trabajo como uno de los más inspiracionales de la última década del urban y neo soul.

Leighton Meester – Heartstrings

Críticas de discos - Leighton Meester - HeartstringsPor Gonzalo Gallego

Como si fuese un espejismo, Leighton Meester decidió enterrar hace meses aquellos temas de electropop genérico con los que hace años se presentaba en el mundo de la música, guardando en un cajón el primer proyecto de su álbum debut. Sin mucha expectación y de forma sigilosa, la conocida Blair de Gossip Girl ha creado uno de los discos más interesantes del pop de este año desmarcándose de toda esa electrónica que gobierna las listas de ventas. A medio camino entre la Taylor Swift de antaño y una especie de Lana del Rey edulcorada, Leighton se desliza con total facilidad por un disco que pese a ser compacto e interesante en su sonido, presenta algunos puntos de fuelle donde las canciones más animadas quedan un poco desencajadas ante la gran impresión que causan los temas más tranquilos (Sweet o Dreaming son una autentica delicia). Aparte de lo reseñado, cabe destacar el riesgo (y valor) de lanzar un trabajo tan atípico teniendo en cuenta el público tan comercial con el que se corresponde Meester. Una cuestión crucial que, sumada al gran retraso que este proyecto ha sufrido durante años, hace que Heartstrings quede relegado a una infravalorada y pequeña joya para sus fans más fieles.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »