[Crítica] The New Basement Tapes – Lost On The River

[Crítica] The New Basement Tapes – Lost On The River
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
The New Basement Tapes – Lost On The River. Un tesoro desempolvado

The New Basement Tapes

Lost On The River

Discográfica:

Harvest Records

Año:

2014

8.5

· 20 Noviembre, 2014

Encaramos el final del año y nos vemos inmersos en una pequeña avalancha de interesantes novedades para los amantes de la música norteamericana de raíces. Discos que, además, se podrían colocar entre lo mejor del año por méritos propios.

Por un lado, Elvis Costello, Jim James (My Morning Jacket), Marcus Mumford (Mumford & Sons), Taylor Goldsmith (Dawes) y Rhiannon Giddens (Carolina Chocolate Drops); por otro lado, una serie de letras inéditas de la época de las míticas sesiones The Basement Tapes (recientemente publicadas al completo) que Bob Dylan registró en su sótano entre 1967 y 1968. Tenemos los ingredientes, de primera calidad todos ellos, pero es necesario un chef para cocinar un buen plato. Es ahí donde emerge la figura del legendario productor T Bone Burnett, cabeza pensante del proyecto y artífice de esta (maravillosa) locura.

Así surge este proyecto, The New Basement Tapes, al encontrarse numerosos textos del genio de Minnesota que quedaron sin grabar en aquellas maratonianas jornadas en las que la creatividad y el impulso hacia la composición más improvisada, hicieron que Dylan grabara nada más y nada menos que 138 temas de manera artesanal, acompañado de los músicos de The Band. El hallazgo de tan jugoso material no podía quedarse en el olvido, así que a Burnett le llega la propuesta y él se encarga de reunir al supergrupo que ha dado forma a Lost On The River.

The New Basement Tapes - Lost On The River

La complicación de todo esto es lógica: es difícil estar a la altura de su creador y de su incontestable legado, pero tampoco se deben hacer adaptaciones demasiado libres para no traicionar esa herencia. La disyuntiva es compleja, pero con una serie de músicos contrastados, de enorme talento y encabezados por Elvis Costello, la probabilidad de acierto crece de manera exponencial. Con todos estos condicionantes y elementos sobre el tablero, la jugada solo puede ser ganadora.

No debemos restar mérito al titánico trabajo que han llevado a cabo estos consagrados artistas para conseguir que el ambicioso proyecto sea una realidad, pero conviene resaltar que no estamos ante las mejores letras de Dylan (si fueron desechadas por él mismo, alguna razón habrá). Aún así, es meritoria la labor que se ha llevado a cabo para dar a estos textos un valor añadido, haciéndolos convivir con una producción de primer nivel (aunque quizás falte la frescura y dosis de azar que había en las originales The Basement Tapes) que actualizan el legado y mantienen una calidad general cuya nota media es casi sobresaliente.

Sin caer en la nostalgia y la excesiva mitificación, el respeto y el cariño se perciben en cada uno de los cortes que componen Lost On The River. La manera de acometer cada canción por parte de los músicos y la ejecución de cada arreglo planteado es soberbia, regalándonos algunos momentos mágicos. Al final, la recuperación y adaptación de los textos perdidos, es casi una excusa, lo verdaderamente emocionante es comprobar cómo, bajo la acertada e insigne batuta de T Bone Burnett, cinco reputados músicos unen sus fuerzas en pos de un objetivo que es tan enriquecedor para sus creadores como lo es para nosotros que podemos disfrutar el resultado.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »