Lucinda Williams, en la cima de una carrera ejemplar

Lucinda Williams, en la cima de una carrera ejemplar
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Lucinda Williams, en la cima de una carrera ejemplar

Lucinda Williams

Down Where The Spirit Meets The Bone

Discográfica:

Highway 20 Records

Año:

2014

9.0

· 27 Noviembre, 2014

El simple hecho de lanzar al mercado un disco doble es, a día de hoy, una empresa arriesgada y, simplemente por eso, reseñable. Pero los melómanos (en cada una de sus acepciones) siempre agradecemos este hecho en los artistas que admiramos. Si no, solo hay que buscar en nuestras colecciones de vinilos (o CD), siempre encontraremos álbumes de este formato situados en lugares privilegiados…

Todo artista o banda que se precie, desde que la música popular es como la conocemos, ha editado un doble LP en algún momento de su carrera y, en la mayoría de los casos, han sido obras de enorme calidad que han trascendido a lo largo de la historia. Bob Dylan, The Beatles, Bruce Springsteen o The Clash, son solo algunos ejemplos, a los que ahora se une Lucinda Williams.

No es atrevido incluir a la artista de Louisiana entre tanta leyenda, el tiempo sitúa a cada uno donde se merece y ella pertenece ya al Olimpo del rock americano de raíces, es la gran musa del género. Down Where The Spirit Meets The Bone es el álbum que nos ocupa hoy, la que podría ser su obra magna (al menos en términos cuantitativos lo es), el trabajo que parece llegar en el momento adecuado. Quizás sea el más personal de su carrera, por eso no es casualidad que sea la primera referencia que lanza con su propia discográfica, Highway 20 Records.

Lucinda Williams - Down Where The Spirit Meets The Bone

Todos los lanzamientos de Lucinda Williamas son grandes noticias. Reencontrarnos con la profunda y añeja voz de la cantante y con su melancólica manera de encarar las canciones, es como volver a casa en un frío día de invierno, reconforta y nos hace sentir que siempre hay algo que nos puede curar el corazón cuando es apuñalado, como en la icónica imagen de la portada.

Su manera de encarar las canciones es como volver a casa en un frío día de invierno, reconforta y nos hace sentir que siempre hay algo que nos cura el corazón cuando es apuñalado

Al sumergirnos de lleno en Down Where The Spirit Meets The Bone nos topamos con un disco complejo en forma y contenido. Debemos darle tiempo, escuchas sosegadas, concebirlo de manera única y, solo así, entenderemos su valor, que irá creciendo con el tiempo. Quizás sea aquí donde nos encontramos con la Lucinda Willliams más auténtica, la más sincera, la que aborda con crudeza cada canción hasta límites verdaderamente emocionantes (y dolorosos). La instrumentación de los temas es un auténtico lujo, al contar con gente como Tony Joe White o Bill Frisell a la guitarra, Pete Thomas a la batería y Davey Faragher al bajo (estos dos últimos, de la banda de Elvis Costello).

La jugosa nómina de músicos que acompañan a la cantautora en este trabajo, se vuelve protagonista en cada uno de los cortes que lo componen. Guitarras poderosas que añaden un tono más dramático a las canciones, donde el blues, el rock, el folk y el country se terminan de fusionar para deleite del que lo escucha. Sobriedad y excitación, energía y paciencia, técnica y sentimiento unidos ante una labor común, la de hacer de Down Where The Spirit Meets The Bone uno de los álbumes del año. Una obra que trascenderá a su propia creadora, situándose en la cima de su discografía, cerca de obras maestras como Cars Whell On A Gravel Road o Essence.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »