La jungla interior. La Novia de España

La jungla interior. La Novia de España
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

La jungla interior. La Novia de España

Por · 6 Noviembre, 2014
La jungla interior. La Novia de España

Si Hollywood elige periódicamente una Novia de América, ¿no podemos tener aquí una Novia de España? Me arrogo la potestad de otorgar el título; y en este 2014, tras considerar las meritorias candidaturas de Bárbara Lennie, chica mágica, y Clara Lago, amante interautonómica, dictamino: la Novia de España es Gala Pérez. ¿Que quién es?

Desde su mismo nombre, sus padres destinaron a Gala a ser musa de un artista presto a convertir en arte su vida privada. Su Dalí particular se llama Juan Barrero y es el director de La jungla interior, una especie de documental poético, ficción simbólica, ensayo autobiográfico o cualquier otra combinación de etiquetas que deje entrever el carácter único de este experimento.

Hay una cuestión central en La jungla interior (el rechazo que Juan siente ante la idea de paternidad) y se expresa por los caminos más extremos: por el más distante, a través de un documental de naturaleza de sentido metafórico, y por el más cercano, poniendo en pantalla la intimidad de director y musa.

Crítica - La jungla interior - Gala Pérez 2

Su intimidad comprende cosas como un viaje al pueblo, un ensayo de violín, una conversación dolida, un ‘chirri’ desnudo o un (cuidado, ¡spoiler!) lefazo, en una alegoría perturbadora que merecería párrafo aparte. La jungla interior no se limita a ser la filmación de una relación de pareja, sino que se convierte en escenario de esa relación, como lo son los espacios en que vivimos. A través de la propia película, la relación evoluciona y cambia.

Y ahí está Gala aguantando el tipo. Pasea con naturalidad ante la cámara, posa como deidad en elaboradas composiciones visuales, ofrece su música, su casa, su trabajo y su cuerpo. Todo lo que hace es un acto de amor. Tras el objetivo está la mirada del novio, mirada que ama (y no imaginamos mujer más bella que Gala en esos momentos) pero que también hace sufrir. Es el punto de vista que asume el espectador, y por eso Gala se hace icónica y pasa de novia a Novia. No importa si Vogue y Lecturas no secundan el título: sufriente e inspiradora, Gala es la Novia de España.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »