Jane The Virgin, ¿Qué hago yo viendo un culebrón?

Jane The Virgin, ¿Qué hago yo viendo un culebrón?
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Jane The Virgin, ¿Qué hago yo viendo un culebrón?

Por · 16 Octubre, 2014
Jane The Virgin, ¿Qué hago yo viendo un culebrón?

La Inmaculada Concepción. Sí, sí. Tal como lo leéis. Una joven que ha hecho voto de castidad se queda embarazada por una inseminación artificial que le correspondía a otra paciente, y no a ella -no damos detalles de quién es el padre, ¡porque seguramente acabéis queriendo verla!-.

Con un argumento así, o bien nos encontramos ante una disparatada comedia o por el contrario ante una trágica telenovela. Ni lo uno ni lo otro o ambas a la vez, Jane The Virgin supone una combinación idónea. Por culebrón solemos entender aquellas historias interminables de origen latinoamericano en los que a los protagonistas –de bautismo complicado y santoral imposible- les ocurren las peores de las desgracias, y tras mil quinientos dieciséis capítulos, veinte cajas de pañuelos y cuatro anginas de pecho, acaba felizmente. La serie de CW, adaptación estadounidense de Juana la Virgen, telenovela venezolana, rompe e incluso se mofa de estos estereotipos. Seguramente os preguntaréis, ¿otra al estilo de Betty la Fea? No. Con esta te ríes.

Resulta ágil, ligera y su capítulo piloto goza de tan buen ritmo que pronto os olvidaréis de su anticuada esencia y sentiréis estar ante cualquier sitcom de las que consumimos habitualmente como válvula de escape, es decir, no de las brillantísimas, pero sí apetecible. Interpretada de forma correcta y usando como filón –y con sarcasmo- el carácter melodramático del que suelen hacer uso sus actores, podemos destacar como curiosidad que formando parte del elenco secundario encontraremos a Diane Guerrero, nuestra ya conocida Maritza de Orange is the New Black. El aspecto técnico queda relegado a un tercer o cuarto plano, no es el campo de batalla de este tipo de producto.

El único peligro encontrado en este primer episodio es que han sucedido muchísimas cosas, y da miedo pensar en cuán enrevesada podría llegar a volverse esta historia. Aunque si la forma de llevarlo a cabo es como en este estreno, no dudaremos en seguir conociendo las hilarantes desventuras de Jane.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »