How To Get Away With Murder – Shonda “Crimes” en estado puro

How To Get Away With Murder – Shonda “Crimes” en estado puro
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

How To Get Away With Murder – Shonda “Crimes” en estado puro

Por · 6 Octubre, 2014
How To Get Away With Murder – Shonda “Crimes” en estado puro

Si os contásemos que en la facultad de derecho de Filadelfia se imparte una asignatura en la que se enseñan cuáles son las pautas a seguir para escaquearse de toda culpa tras haber cometido un delito, seguro que más de uno –de dos y de tres- afirmaría: “me he equivocado de carrera”.

Shonda Crimes -así conocida en el universo fan debido a su afición por asesinar personajes como si estuviera compitiendo con el mismísimo George R.R. Martin- se pone a los mandos de la producción de esta nueva serie para ABC que le va como anillo al dedo. La creadora de guilty pleasures por excelencia, tales como Grey’s Anatomy, Private Practice o Scandal, ha vuelto a dar en la diana con esta creación de Peter Nowalk; y es que es toda una masterchef en cuanto a ingredientes de ficción se refiere. Donde pone el ojo, pone el anzuelo.

Un arranque dinámico y envolvente, en el que un grupo de estudiantes de derecho parecen estar envueltos en un caso de asesinato; una profesora de Derecho Penal un tanto peculiar, que trabaja de forma directa con dichos alumnos, por ser los más brillantes de la promoción y, por supuesto, muchas tramas que unir entre todos ellos. Imposible que no se nos pongan los dientes largos con semejantes puntos de partida.

Crítica - How To Get Away With Murder - Viola Davis

De forma muy acentuada encontramos parecidos más que razonables entre How To Get Away With Murder y el sello de Shonda: una mujer como protagonista, caracterizada por una gran capacidad resolutiva y un mayor desequilibrio emocional, o, lo que es lo mismo, un desastre de vida personal. Inevitablemente estos rasgos recuerdan a Olivia Pope en Scandal o a Meredith Grey en Anatomía de Grey. En esta ocasión es la profesora Annalise Keating, encarnada por una fabulosa Viola DavisCriadas y Señoras– quien nos hará vibrar, sufrir y disfrutar con su fuerte carácter y todos sus fantasmas ocultos.

Vuelve a tratarse de un producto que no destaca por su labor técnica pero consigue de nuevo que el público se enganche a su historia y la maravillosa esperanza de creer que existen vidas tan interesantes.

Asimismo, una vez más se trata de un producto que no destaca especialmente por su labor técnica –la cual puede tacharse de correcta,- ya que esto no resulta importante en su fórmula del éxito particular. Shonda reincide y vuelve a librarse de su “delito particular”, consiguiendo que el público se enganche a una historia y a la maravillosa esperanza de creer que existen vidas tan interesantes como la de estos jóvenes chicos que compiten por ofrecer los mejores argumentos y ganarse el favor de una mujer que ha logrado el máximo reconocimiento en su ejercicio profesional como abogada defensora. No hay más que observar a la longeva Grey’s Anatomy para tomar conciencia de que esta mujer sabe dónde se mete –no disimuléis, casi tod@s habéis posteado o ‘megusteado’ alguna vez uno de esos maravillosos soliloquios locutados por Meredith, de esos que nos salvan la existencia-.

Así pues, señoras y señores, invitados quedan a disfrutar de este nuevo culebrón del siglo XXI. Atrévanse a dejarse conquistar por lo excitante de no discernir entre moral e inmoral, ya que el único objetivo plausible es ganar, y por encima de todo, escapar.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »