Entrevista Supersubmarina: “No nos preocupa estar o no de actualidad”

Entrevista Supersubmarina: “No nos preocupa estar o no de actualidad”
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Entrevista Supersubmarina: “No nos preocupa estar o no de actualidad”

Por · 13 octubre, 2014

Entrevista a Supersubmarina - Viento de Cara

Ya no son unos desconocidos para nadie. Desde Baeza, a base de trabajo y buenas canciones, paso a paso, quemando etapas con paciencia, conquistando a un público cada vez más numeroso, Supersubmarina afronta la publicación de su tercer larga duración con la seguridad que da el hecho de tener unos seguidores fieles y un buen puñado de temas que están ansiosos por compartir con ellos en cada uno de sus conciertos.

Jose “Chino” (voz y guitarra), Pope (bajo), Jaime (guitarra) y Juanca (batería), forman esta banda que, con Viento de cara pretenden dar un nuevo enfoque a su música, volviéndose más optimista y luminosa. “Queríamos buscar otra cara diferente a la de Santacruz. Aquel era un disco que hablaba de una ruptura y ahora sentíamos una bocanada de aire fresco al salir de esa etapa un tanto oscura. De ahí el título”. El origen de las canciones, según nos cuenta Jose “quizás venga de estar un poco cansados de escuchar continuamente lo mal que van las cosas. Muchas veces, cuando quieres escapar de todo lo malo, tienes que empezar por proponértelo tú mismo y querer dar ese giro”.

Pero este optimismo no resulta algo autoimpuesto. “Nos apetecía buscar tanto las texturas oscuras; sin dejar de lado la contundencia que tanto nos gusta, preferíamos buscar unas atmósferas más brillantes y luminosas, con menos densidad y sensación de que todo está demasiado cargado”. Aun así, el sentido general de las canciones de este álbum responde a la situación actual de Supersubmarina como banda. Realmente se sienten como reza el título del trabajo. “Cuando empezamos este proyecto era imposible imaginarnos en el lugar en el que estamos hoy. Tanto en ventas de discos como en los conciertos, la gente nos demuestra que, efectivamente, tenemos el viento de cara”.

Afirman que su proceso compositivo es bastante sencillo. “Tenemos la suerte de compartir el estudio con Javi Valverde y eso nos da muchas facilidades, porque podemos grabar maquetas y además hacerlo por tandas de cuatro o cinco temas. Cuando nos ponemos a ello, Jose llega con la letra y con una melodía de guitarra acústica y a partir de ahí, entre todos vamos dando forma a la canción“. Once temas con un enfoque más vitalista, esta colección de canciones no viene de una selección entre muchas canciones, como ocurre con otras bandas, sino que la manera de trabajar del cuarteto es mucho más directa. “Solemos hacer una criba cuando empiezan a salir las ideas y lo que no desechamos, tiramos con ello hacia delante con seguridad”.

Es costumbre, sobre todo en las bandas más jóvenes de nuestro país, que apenas tengan descanso, entre publicaciones de discos, giras, festivales, etc. Para Supersubmarina esto se hace más evidente, su maquinaria parece no detenerse nunca, responda esto o no a una necesidad por estar continuamente de actualidad. “No es un tema que nos preocupe, al contrario, pensamos que si desapareciésemos durante un tiempo, la gente cogería las cosas con más ganas”. Puede que fuera así, “pero la realidad nos dice que en la música hay que trabajar a diario y no relajarseEste es nuestro oficio y, con 28 años, seguimos aprendiendo a ser músicos, a ser intérpretes. Esto es lo que nos impide pasar uno o dos años sin hacer nada. A nosotros nos gusta terminar una gira, tener un par de semanas de vacaciones y en seguida estamos deseando volver al estudio para trabajar en proyectos nuevos”.

El primer single, Arena y sal, es el típico ejemplo de canción luminosa a la que hacían referencia anteriormente sus creadores, pero el primer adelanto que el público conoció de este trabajo fue Hasta que sangren, un tema de inclinación social, de cabreo.  “A medida que nos vamos haciendo un poco más mayores, la situación social y política va entrando más de lleno en nuestras vidas y al final copa el mayor porcentaje de las conversaciones que mantenemos entre nosotros”. Aunque esto no algo nuevo, ya en sus anteriores trabajos había algo de crítica social. “Antes solo metíamos alguna pincelada, como en XXI o El baile de los muertos, ahora hablamos explícitamente de todo esto. Si las cosas que te hieren salen así, no hay que reprimirlas, igual que no lo hacemos con las cosas buenas. Es normal que los artistas levanten la voz ante estos temas. Lo criticable sería que no lo hicieran, que escurrieran el bulto y obviaran cosas como las que están sucediendo. Además si tienes la posibilidad de movilizar, por decirlo de algún modo aunque suene pretencioso, es una pena desaprovechar la suerte que tienes de poder hacerte oír”.

Haciendo un recorrido por el resto de canciones de Viento de cara, encontramos letras más personales, como Enemigo yo y Samurái. Se trata de temas con los que su creador intenta exorcizar sus propios demonios. Ante la pregunta de si teme desnudarse demasiado con algunas letras, Jose aclara que “no dejan de ser canciones. Cuando uno siente ese tipo de cosas, es un momento muy concreto y lo intentas plasmar, pero no quiere decir que todos los días estés hundido en la miseria”, matiza entre risas. ¿Y qué hay de Inestable?, aparentemente, este tema habla de un momento malo, de bajón, pero una lectura más concisa descubre que la canción esconde una pequeña dosis de optimismo. En cierta manera hacen un poco de psicólogos. “Realmente es la historia de una relación en la que hay un momento de bajón y parece que es el final de todo. Pertenece a toda la literatura del disco, donde hablamos de que las cosas pasan y que de todo se puede salir, que hay siempre una luz al final de túnel”.

Entrevista - Supersubmarina - Viento de Cara - Photo Gianfranco Tripodo

Foto: Gianfranco Tripodo

Igual que en Santacruz, para su tercer trabajo discográfico han contado con Tony Doogan en las labores de producción. “Buscábamos completar el trabajo que empezó en Santacruz. Quedamos muy contentos del resultado de aquel disco, pero fue una grabación más corta, solo teníamos once días para llevarla a cabo y en este caso disponíamos de treinta. Creemos que en aquella ocasión se quedaron cosas en el tintero, sentíamos una deuda recíproca”, explica Jaime. Y al hablarles de asignaturas pendientes en su anterior entrega, añaden: “Sobre todo investigar y experimentar. Queríamos buscar otras sonoridades y fórmulas y teníamos tiempo suficiente para probar. A fin de cuentas, hemos buscado refinar mucho y fusionar bien todas las capas con coherencia”. Al margen de este nuevo enfoque musical, lo que sí se aprecia en Viento de cara es una diferencia sustancial en la voz de su cantante, cosa que él mismo aclara. “Mucha gente pensaba que el problema en Santacruz era de ajuste de la voz y, en cierta manera, tenían razón, pero el concepto del disco era ese, así que yo no lo cambiaría. Ahora lo que buscábamos era otra cosa, de ahí la diferencia”.

En lo que sí difieren algunos miembros de la banda es a la hora de elegir un tema que resuma el momento actual del grupo, el que pudiera servir como carta de presentación de Supersubmarina. Por un lado, para Pope la canción elegida sería Samurái porque es una canción totalmente distinta a nuestra línea, con la que hemos investigado bastante y que quizás marque nuestro camino en un futuro”. Sin embargo, para Jose (y por las reacciones a favor, parece que para sus otros dos compañeros también), sería Viento de caraporque tiene las melodías que siempre han sido nuestro sello, la temática también es muy representativa y estamos muy satisfechos de cómo ha quedado”.

Antes de salir a la venta este nuevo disco, Supersubmarina ya habían agotado entradas para uno de los dos días programados en diciembre en la madrileña sala La Riviera (ya han agotado la segunda e incluso han puesto a la venta una tercera fecha). Resulta curioso que, incluso sin haber escuchado todas las canciones nuevas aún, su público se lanzara a comprar los tickets, algo que últimamente le está ocurriendo con frecuencia a muchos grupos. “Es un orgullo, porque supone un voto de confianza que te da la gente, como si nos dijeran que pase lo que pase van a seguir estando ahí”. Algo que han ido asimilando con el paulatino aumento de su éxito y que perciben como una responsabilidad por estar a la altura de su público.

En Madrid hay últimamente una quema de brujas que no sabemos de dónde viene. ni a razón de qué. Algunos ayuntamientos tratan a los artistas como delincuentes.

Pocos días antes de que tuviera lugar esta entrevista, se anunciaba la suspensión de tres conciertos en La Riviera porque el Ayuntamiento de Madrid había decidido reducir el aforo de dicho recinto. Cuando les pregunto si les ha afectado de alguna manera, se muestran tajantes: “esto se sabía desde abril; de hecho nosotros pusimos las entradas a la venta ya con el aforo reducido. Algo raro ha pasado, pero la sala y los músicos no tienen la culpa de todo esto”. Les mostramos nuestro interés acerca del funcionamiento a nivel de gestión cultural de otros ayuntamientos del país. Y no dudan en dar ejemplos positivos “hay ciudades que tienen espacios muy interesantes, como en Santander o El Hangar de Burgos, que es un espacio de conciertos muy chulo con locales. Incluso en Baeza nosotros recibimos cuando empezamos un local para ensayar totalmente gratuito”. Sin embargo, a la hora de hablar de un ejemplo negativo, no dudan un instante y ponen los puntos sobre las íes. “Madrid, claramente. Aquí hay últimamente una quema de brujas que no sabemos de dónde viene. ni a razón de qué, porque nunca ha pasado nada en ningún concierto, solo lo del Madrid Arena, pero eso no tiene absolutamente nada que ver con nuestro gremio ni con un concierto de rock. Luego también, que se hayan cargado todo lo del Matadero, las salas que cierran, etc.” Como colofón Juanca hace un claro y sencillo análisis de esta situación: “En algunos ayuntamientos nos ven casi como delincuentes, mientras que otros ven un concierto como algo cultural y apuestan por ello”.

Son honestos y van de cara, como el viento que últimamente sopla a su favor. Estos cuatro jóvenes andaluces que, en pocos años se han convertido en una de las referencias musicales de nuestro país, han publicado un álbum que supera cualitativamente a su predecesor y que abre nuevos horizontes musicales en su carrera. Su público, fiel como pocos, está de enhorabuena, tenemos Supersubmarina para rato.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »