Carmen Boza: su desnudo interior en Sala Galileo

Carmen Boza: su desnudo interior en Sala Galileo
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Carmen Boza: su desnudo interior en Sala Galileo

Por · 27 octubre, 2014

Crónica - Carmen Boza - Sala Galileo

Fotografías: Gonza Gallego
Uso limitado a la difusión del contenido, citando autor y enlazando fuente.

Todas las entradas vendidas desde hace semanas, amigos del mundillo musical apoyándola, fans veteranos en las primeras mesas esperando ver el baño de masas, otros tantos que la han descubierto hace apenas unos días pero que se dejaron caer por este encuentro tan especial y el marco único que ofrecía la Galileo Galilei, una de las salas más míticas de la capital.

Con unos ingredientes así, la noche prometía ofrecernos una velada más que interesante. Una Boza casi incrédula ante tal mezcla, irrumpía junto con los miembros de su banda de forma discreta y tímida en la abarrotada sala madrileña con un retraso horario considerable. Los primeros acordes de La Mansión de los Espejos iban rompiendo poco a poco ese bloque de modestia ante un público entregando desde el minuto uno. La inocencia casi innata de Carmen Boza se iba desojando tema tras tema, una inocencia interrumpida por una vida amorosa con más bajos que altos, o eso nos hizo ver con sus canciones y las historias que esconden cada una de ellas.

Crónica - Carmen Boza - Sala Galileo - La mansión de los espejos

Crónica - Carmen Boza - Sala Galileo - La mansión de los espejos 4

No dejó en el tintero ni un tema de su último disco (interpretó incluso los temas extras incluidos en la versión física del álbum), dejando un mejor sabor incluso que el que dejan las versiones de estudio. Boza dejó bastante claro que la indiscutible calidad de su último disco no es casualidad y para ello se valió de temas antiguos que, desgraciadamente, quedaron fuera del tracklist final del CD, como el rotundo Fin. Canciones que confirman que el sólido estilo lírico y musical de la joven gaditana viene de lejos, donde el desencanto y la continua búsqueda personal se levantan como principales temáticas. Carmen iba y venía entre desdicha y desdicha, como si aún doliesen todas esas penas que nos cantó, algo que su sonrisa camuflaba bastante bien.

Una naturalidad ante la nostalgia que, finalmente, le valió para meterse a toda la sala en el bolsillo y para tomar la confianza justa con su público, lo que hizo que se desnudara interiormente sin ningún tipo de miramientos (hubo un momento en el que hasta se despojó de su característico e inseparable sombrero mientras la banda tocaba los primeros acordes de la cruda Sin Salida). Tal fue la comunión con los allí presentes, que volvió al escenario tras acabar el concierto para interpretar Octubre por petición popular, cerrando así una presentación sobresaliente.

La gaditana, que dejó entrever una humildad y sencillez abrumadora, repartió lecciones de esperanza (y algún que otro rugido) entre tanto canto a las trampas que el destino le ha puesto, mostrándonos como su peculiar mansión es muchísimo más acogedora en directo y haciéndonos desear a todos que ojalá Boza haya llegado para quedarse.

Crónica - Carmen Boza - Sala Galileo - La mansión de los espejos 2
Crónica - Carmen Boza - Sala Galileo - La mansión de los espejos 3

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »