Los B-sides del 62 Zinemaldia: Festival de cine de San Sebastián

Los B-sides del 62 Zinemaldia: Festival de cine de San Sebastián
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Los B-sides del 62 Zinemaldia: Festival de cine de San Sebastián

Por · 29 Septiembre, 2014
Los B-sides del 62 Zinemaldia: Festival de cine de San Sebastián

Durante el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, lo mismo hace un sol reluciente que se pone a llover durante quince minutos – cuando nos desplazamos de un cine a otro, habitualmente-. Las abuelas vascas, toda una institución, se ponen una bolsa en la cabeza, remedio universal contra el txirimiri. De la misma forma, el festival de cine de mayor proyección internacional de España ofrece experiencias variadas. Hay buenas películas, films horrendos que nadie sabe qué pintan allí y sorpresas insospechadas.

Hemos acudido a las películas de la Selección Oficial y de otras secciones, a la alfombra roja, a las fiestas y los saraos. También tenemos una opinión propia de esa extraña ganadora que es la película de Carlos Vermut, Magical Girl, y de algunas perdedoras sonadas como Loreak, Eden o Une Nouvelle Amie. Pero ante todo, os presentamos aquellas curiosidades y reflexiones que nos han parecido dignas de reseñar, aquí las b-sides de nuestro paso por San Sebastián.

magical girl

1. El lado B de la Concha de Oro:

Magical Girl – Concha de Oro a Mejor Película, Concha de Plata a Mejor Director 

La ganadora del festival es en sí misma una elección peculiar, una b-side con premio. A la salida del cine, un grupo de críticos consagrados y cineastas mostraron su indignación ante el postureo y la tontería del film. A su lado, a los jóvenes aún nos batía el corazón, aunque no tenemos ningún otro argumento para defenderla que esa propia sensación. Así, a golpes de pasión, es como empiezan las revoluciones estéticas, y las “muertes del padre” culturales. Ante esta división de opiniones nos preguntamos ¿estamos ante una gran farsa o una enorme genialidad?

El festival ha demostrado arrojo al darle el premio a una película que levanta pasiones y odios por igual. Para más inri, le otorga la Concha de Plata a su director. El ya cineasta de culto Carlos Vermut (Diamond Flash) tiene una visión bastante personal, aunque heredera de otras. Mezcla la narrativa a base de diálogos y giros inesperados de Tarantino con el tono nihilista y aséptico de Giorgos Lanthimos (Canino).

Su segundo film navega como el anterior por una atmósfera de cómic, la subcultura extravagante y la postmodernidad impostada. A pesar del flagrante artificio de su puesta en escena, incluida la dirección de actores robótica, la película emociona y funciona.

2. El lado B de Almodóvar:

Pedro Almodóvar estuvo en el festival presentando como productor la película Relatos Salvajes, un auténtico hit– como ya lo fue en Cannes– que ganó el premio del público. Pero su lado B ya había paseado por San Sebastian días antes, en la persona del director François Ozon. Siempre se ha comparado al cineasta francés con el manchego, pero con su film Une Nouvelle Amie, cuesta no pensar en una revisión de Tacones Lejanos contextualizada en la burguesía francesa más repipi.

La película tiene muchas virtudes narrativas y un Romain Duris entregado y entrañable, pero resulta superficial como investigación del transgénero, demasiado ortopédica y carca como viaje romántico, y no lo bastante graciosa como para ser una comedia desternillante a la que le perdonas todo. Donde más brilla es cuando los personajes se dejan de jugar al tenis y hacer shopping y se van a un espectáculo de Drag Queens memorable. La canción Une Femme avec toi de Lara Fabian nunca había cobrado tanto significado.

3. El lado B de la eutanasia:

Silent Heart (Billie August) – Concha de Plata a Mejor Actriz

Una abuelilla vasca detrás de mí exclama al final del film: “Me parece muy bien que esta mujer se mate pero ¿tenía que montar tanto jaleo? Que deje a los jóvenes en paz, hombre. Pobres chiquillas, comiéndoles el coco toda la película”. Se refería la buena señora a los personajes de las hijas, interpretados por Danica Curcic y Paprika Steen – Concha a mejor actriz -. No le faltaba razón a la mujer, las decisiones de las que habla la película suelen ser más privadas y no vienen acompañadas de cenas de navidad. La película danesa presenta una familia extremadamente comprensiva –aunque con sus límites- con el dilema ético y emocional que les presenta su matriarca.

silentheart

4. El lado B de los aplausos:

Los pitidos incontenibles del público en las películas Aire Libre (Anahi Berneri) o Autómata (Gabe Ibañez), dos bodrios que se colaron en la selección oficial del festival por alguna razón misteriosa. Suponemos que al primero le ayudó la presencia de Leonardo Sbaraglia y al segundo un diseño de producción notable. Por lo demás, dos disparates de filmes.

Autómata _ Automata (Foto película) 6262

5. El lado B de la crisis:

No nos referimos al dry Martini que nos cobraron por 16 euros en uno de esos locales que inflan los precios por estar cerca del Zinemaldia -que también merece ser analizado como auténtico ultraje en los tiempos que corren-. Hablamos de las maravillosas películas de la sección de Nuevos Directores, Horizontes Latinos, o Eastern Promises que consiguen grandes resultados con bien poco. Los tontos y los estúpidos de Roberto Castón, No todo es vigilia de Hermes Paralluelo, Chrieg de Simon Jaquemet o Güeros de Alonso Ruizpalacios, que se llevó el premio de su sección, son algunos ejemplos.

Casanova Variations (Foto película) 6244

6.  El lado B de Cómo ser John Malkovich:

Casanova Variations (Michael Sturminger) es un juego de metacine sobre las distintas posibles encarnaciones del seductor  y una oda a la variedad efímera en sí misma. No la hemos puesto entre las malas insoportables, pero las sigue de cerca. Lo que ocurre es que una película tan extravagante y autoparódica siempre tiene un momento de brillantez, obtenidos a conciencia o por puro accidente. También podríamos haberla llamado el lado B de la ópera o el lado B del galán, porque absolutamente todos sus factores – y tiene unos cuantos- son b-sides.

Nos reímos de corazón con dos momentazos: una de las espectadoras del espectáculo empieza a poner a parir la propia película, y otra le confiesa a Malkovich que Las Amistades Peligrosas fue su despertar sexual, y le pregunta si es homosexual.

7.   El lado B del sexo:

No estamos pensando en la escena del melón de Stella Cadente, que Lluis Miñarro llevó a la sección de Made In Spain, permitiendo ver esta propuesta irreverente a muchos de los que se lo perdieron. Nos referimos más bien a la silenciosa guerra santa que ocurría en el espacio para prensa y acreditados. Todos los días alguien colocaba condones y piruletas en un stand, a libre disposición de todos – en un festival no sólo se disfruta del cine ¿sabéis? – pero una asociación religiosa, que por alguna razón tenía acceso al lugar, los retiraba todos diariamente sin falta, para evitar semejantes pecados entre trabajadores del cine, y permitir que cualquier unión diese sus divinos frutos cinéfilos . Era difícil hacerse con un preservativo gratuito después de las 12 de la mañana.

8. El lado B del periodismo:

En la rueda de prensa de A Second Chance (Susan Bier), una fábula moderna sobre la paternidad algo morbosa, tuvimos que soportar la pregunta de un supuesto periodista – aunque sospechamos que representaba a una revista de caza y pesca – . El hombre increpó al actor Nicolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister en Juego de Tronos) con este comentario: “Ya he visto que te las llevas a todas de calle… Todas las niñas están gritando ahí afuera, pero a mí no me gustas, oye, yo prefiero a tu compañera (Maria Bonnevie) y a tu compañero (Nicolaj Lie Kaas)”. No sabemos si se refería al físico o al talento interpretativo. Cuando la moderadora le pidió que hiciese su pregunta, si es que la tenía, dijo: “Quería saber de dónde sacasteis a los bebés” y la indignación de la sala fue absoluta. Nicolaj respondió con una broma sobre academias de actores para neonatos que todos aplaudimos.

En chance til _ A Second Chance (Foto película) 5786

9. El lado B de la música:

Para los amantes de la música house, disco o garaje, os recomendamos Eden, un sólido relato de Mia Hansen-Love sobre la ascensión y caída de un DJ que según ella misma es el “B-Side de la trayectoria de Daft Punk”. Aunque el tema del film es repetitivo de por sí – la falta de evolución o maduración de su personaje central y de la música que hace – la factura y el uso magistral de la música la hacen completamente disfrutable.

10. El lado B de los ganadores:

Nos referimos a los perdedores, claro. Rompemos una lanza por el film de Jon Garaño y José Mari Goenaga, la preciosa Loreak (Flores). Una película que puede parecer ñoña y lenta, pero a la que no se le puede negar una gran destreza al hilvanar las historias y darles un empaque visual sugerente y cuidado. El primer film completamente en Euskera en competir en la Selección Oficial es un relato sobre sensaciones aparentemente insignificantes que crece según avanza y que bien merecía una mención de los jueces.

Como actores, destacamos a la gran Nina Hoss, que borda su frágil papel en Phoenix, una cinta de buena factura pero que ha sido desestimada con mucha razón por la falta de credibilidad de su historia. También dignos de mención son los protagonistas de Félix et Meira de Maxime Giroux, Tom Hardy en The Drop de Michaël Roskam, o el reparto de Vidas Salvajes de Cédric Kahn, que se llevó el premio especial del jurado.

loreak

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »