The Leftovers - Trás la pérdida... todo vale

The Leftovers - Trás la pérdida... todo vale
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

The Leftovers – Trás la pérdida… todo vale

Por · 3 Julio, 2014
The Leftovers – Trás la pérdida… todo vale

Después de un fenómeno inexplicable, en el que miles de personas desaparecen de la faz de la Tierra dejando a sus familiares y amigos atónitos, la pequeña comunidad de Mapleton, así como el mundo entero, se desmorona ante la incomprensión. Trás ocurrir lo que resulta inconcebible… toda reacción vale, las reglas saltan por los aires. Hasta los perros que presenciaron la desaparición de sus dueños han perdido el rumbo de su existencia y se dejan llevar por la violencia animal. Los humanos tardarán más, pero como asegura un personaje en el primer episodio, van por el mismo camino…

Un factor a tener en cuenta para entender los comportamientos radicales del pueblo de Mapleton es, sin duda, el fanatismo religioso que aparece en el americano medio al rascar un poquito. Es lo que les hace pensar que las desapariciones corresponden al Rapto Bíblico, por lo que lo único que les queda a los que no han sido “raptados” es el Apocalipsis. Tienen la absoluta certeza de que sus días están contados. En consecuencia, surge una secta cuyos miembros fuman sin parar, tienen prohibido pronunciar palabra y enarbolan el eslogan “No malgastéis vuestro aliento“. Su objetivo -en apariencia- es que el resto de la humanidad se resigne a morir como ellos.

El sinsentido de estar vivo, la sensación de sobrar (the leftovers significa “los restos”, “las sobras”), está demasiado presente en la realidad de nuestros tiempos, pero en esta serie y bajo el misterio de las desapariciones a nivel global, la idea se hace muy literal. Como humanos que son, los personajes intentan buscar una lógica al evento, y la respuesta que encuentran -o que no encuentran- cambia sus vidas.

trailer The Leftovers Serie Damon Lindelof

Lo relevante en The Leftovers son las emociones de una comunidad enfrentada a la pérdida más desgarradora e indescifrable

El elemento de ciencia ficción y suspense podría parecer primordial en esta historia. Es cierto que dinamiza, da perspectiva y crea lo que probablemente sea la eterna incógnita para toda la serie (no olvidemos que estamos ante el creador de Lost). Pero en realidad el acento está puesto en lo psicológico. Habrá que descubrir en un futuro si esto es una intervención extraterrestre o religiosa, -o ambas, ya que a Lindelof le encanta la neo-espiritualidad-. Pero en lugar de darnos una sorpresa sobrenatural por capítulo (¡“tchan-tchan”!), aquí lo relevante son las emociones de una comunidad enfrentada a la pérdida más desgarradora e indescifrable.

Básicamente se trata de un proceso de luto llevado en colectivo y que cada personaje vive como puede: las familias se desmembran, la violencia crece, los oportunistas aprovechan para hacer negocio, los adolescentes son aún más insensatos y nihilistas… El episodio piloto nos da un atisbo de este sentimiento de vacío, nos presenta la desorientación, cerrándose con un entierro simbólico que resume lo que los personajes desearían hacer con sus desaparecidos. Se introduce una serie de la que como mínimo se hablará mucho, con poesía, imágenes impactantes (a veces salidas de ninguna parte), y la siempre genial música de James Blake.  La premisa es interesante, potencialmente profunda,y viene apoyada casi por entero en unas interpretaciones correctas de su reparto. Justin Theroux soporta bien a su sufrido personaje, el sheriff tatuado aunque algo pasado de vueltas en garrulez; Amy Brenneman coge con gusto su papel de acólita iluminada; y Liv Tyler no sabemos muy bien qué pinta aquí por ahora, pero es mona ¿no?

Crítica - The Leftovers - Tras la pérdida, todo vale

El problema más evidente -la serie podría aprender de otras como Mad Men– es que hay demasiados personajes a la vez, con sus respectivas tramas luchando por prevalecer las unas sobre las otras. The Leftovers trata de ser realista, pero comprometerse a darnos un desarrollo interesante de cada personaje en cada capítulo parece difícil de cumplir, tiene el “síndrome de las historias entrelazadas” y será un obstáculo para la naturalidad del asunto y para mantener al público centrado. Esperamos que se lo tome con calma y sea capaz de darnos algo trascendente de cada personaje, en lugar de saltar de uno a otro vendiendo humo.

Con todas sus virtudes cuesta confiar en la solidez de un guión acuñado por Lindelof, experto en dar introducciones magníficas a historias con finales poco convincentes. Por ahora nos dejamos seducir, justamente porque estamos en el punto que mejor sabe llevar. Además la historia parece más sencilla, a pesar de su tema de proporciones bíblicas es menos ambiciosa que Lost, (serie que algunos locos creímos que iba a resolver todos los misterios del universo). The Leftovers no oculta en ningún momento su interés más teológico y psicológico, por encima de quebraderos de cabeza de ciencia ficción. Así apunta mejor, y esperemos que dé en la diana.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »