[Crítica] X-men, Bryan Singer arregla el pasado

[Crítica] X-men, Bryan Singer arregla el pasado
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] X-men, Bryan Singer arregla el pasado

X-men: días del futuro pasado

Director:

Bryan Singer

Reparto:

Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Ellen Page…

Género:

130 min.

Duración:

Ciencia ficción, fantástico, cómic

7.5

· 11 Junio, 2014

X-men: Dias del futuro pasado ha sido aclamada por unanimidad como la mejor película de la franquicia de los mutantes, la gran vuelta de su director original (Bryan Singer) y una necesaria compensación respecto a otras películas horribles, como Lobezno: Origen o X3: Decisión Final.

Aunque hay verdad en estas afirmaciones eufóricas, y el film consigue entretejer la trilogía original con la nueva en un gran espectáculo visual, eso no quiere decir que estemos ante una película tan original, emocionante o inteligente como aseguran muchas críticas. Como la propia película, dividida en dos temporalidades, vamos a dividir nuestra crítica en pros y contras.

AVISO, SPOILERS, A TROPEL…

PROS

Habemus Director

Bryan Singer realmente ha vuelto del pasado. Muestra su pericia con algunas de las secuencias de acción más impresionantes de los últimos tiempos (la evasión de la cárcel de Mercurio, los ataques en el futuro…), así como orquestando duelos interpretativos y grandes momentos emocionales (Mística arrastrada por un Magneto con intención de asesinarla, o conversando de forma telepática con Xavier a través de todo un aeropuerto). Otras decisiones de dirección son menos acertadas, como la gran prolongación en el tiempo del momento del estadio, que básicamente sólo es una vacilada épica innecesaria para la historia. En cualquier caso, la batuta de Singer está en muy buena forma, el cineasta recupera su buena suerte junto a sus amigos mutantes y deja atrás todo aquello de Superman Returns.

El viaje en el tiempo

Sumar un elemento de ciencia ficción a una película de superhéroes no siempre sale bien. Dejando aparte el hecho de que las historias de viajes temporales siempre se toman sus licencias con la lógica, el resultado no es malo. Las dos épocas están bien presentadas y ambientadas. Tanto las curiosas referencias históricas del 73 como la siniestra distopía del 2023 con referencias nazis (un clásico de la saga) son muy disfrutables.

Crítica - X-men, días del futuro pasado - Jennifer Lawrence

Mercurio

La mejor y más fresca inclusión en el reparto es un Evan Peters acelerado que roba  las mejores escenas de la película. Sin duda sus secuencias están fabricadas con un humor y cariño sin parangón en toda la película, razón suficiente para ir al cine a verla. Su momento estrella está jugado con cámara lenta y la canción Time in a Bottle de Jim Croce. Pasa a los anales de X-men junto a secuencias brillantes como la de Rondador Nocturno o Lady Deathstrike en X-2. Aunque su personaje aparezca y desaparezca de forma bastante inexplicable, Peters saca lo mejor de este adolescente pasota e irritante, características psicológicas muy acordes con su poder: la alta velocidad. Mercurio es un héroe en crecimiento del que Singer nos ha prometido que veremos más en próximas películas.

Interpretaciones de lujo

Es evidente que el elenco de actores de X-men es superior a lo que el propio film exige. La mayoría del reparto ha recibido varios Globos de Oro y Oscars por sus interpretaciones en otros filmes. La película explota, quizá demasiado incluso, al trío Jennifer Lawrence, Michael Fassbender, y James Mcavoy, sabiendo que los actores hechizan al público y saben dotar de verdad a todo lo que hacen. Pero es que el film cuenta con dos ganadoras de Óscar cuyos papeles no duran ni cinco minutos (Halle Berry y Anna Paquin), y grandísimos actores que apenas median palabra… X-Men es la muestra definitiva de cómo las películas de superhéroes han ido reclutando talento antes difícil de encontrar en el género.

Borrón y cuenta nueva

La película es un fenómeno nunca visto antes en cine: la primera precuela que elimina la validez de las películas originales, gracias a una pirueta espacio temporal. Para la continuidad de la saga, las primeras películas nunca ocurrieron, o al menos ocurrieron de forma diferente. Esto permite salvar a muchos personajes fallecidos, eliminar errores del pasado y por supuesto deja a la Fox la posibilidad de reescribir todo otra vez. Nada menos que 50 años han quedado despejados (de 1973 a 2023) para volver a contar la historia de los mutantes en futuros blockbusters.

 X-men, días del futuro pasado, cartel 2

CONTRAS

Sospechosos habituales

Aunque hemos elogiado la presencia de los actores, eso no quiere decir que no estemos hartos de los personajes que interpretan. Es curioso que un cómic con más mutantes de los que puedes recordar, y que elogia el trabajo en equipo, dé como resultado unas películas en las que reina un solo personaje monolítico, Lobezno, y otros tres (Mística, Charles y Eric) se repartan el protagonismo restante. Hemos visto ya seis películas que vanaglorian al antihéroe con garras y cinco basadas en el eterno dilema entre Xavier y Eric. Ya basta. Contadnos otra historia.

X-Men está en plural porque se trata de un colectivo, una patrulla. Deberían dar la misma sensación de grupo que Leía, Luke, Han, los droides y Chewie en La guerra de las galaxias, por ejemplo. Todos los personajes deberían brillar, llenar de humor y humanidad a la acción, como colegas e iguales.

Se busca villano

Aunque Bolívar Trask esta interpretado por el actor del momento, Peter Dinklage, su valía como obstáculo para los héroes es algo dudoso. Trask hace más bien poco, al margen de ser muy insistente con el Gobierno respecto a construir robots. Su éxito depende completamente de lo que hagan los demás personajes. Los experimentos que realiza en mutantes podrían haber sido explotados de forma más perversa, pero no se ahonda mucho en eso y no llegamos a odiarle ya que parece bastante decente en realidad. Ni siquiera tiene un momento climático relevante, ya que Magneto se lo quita.

Por otra parte, es decepcionante y aburrido que Magneto sea otra vez un traidor y el auténtico villano, cuando llevamos cinco películas humanizándolo. Podíamos habernos dedicado a las dudas de Mística sin ese momento de “Magnetada” repetitiva, por mucho que adoremos a Fassbender. Hay otro villano pululando por ahí, un joven Coronel Stryker, que sobra claramente, salvo quizá en su secuencia en Vietnam.

Crítica - X-men, days of future past, Michael Fassbender

Melodrama

Aunque nos gusta profundizar en los personajes, este film es, a veces, un puro melodrama con trío amoroso y grandes muestras de emociones con diálogos. Tanto parloteo sentimentaloide daña al film. Tiene más fuerza la secuencia de Magneto tratando de matar a Mística con una sola bala de varios usos, con toda la tragedia que implica en su relación, o esa mirada en plena huida entre Iceman y Kitty Pride (amantes que saben que están en grave peligro y quizá no se vuelvan a ver) que toda una secuencia de exposición verbal melosa.

“Freaks on fire”

La falta de continuidad y poco respeto a la lógica -y a las entregas anteriores-, es bastante molesta durante toda la película, sobre todo para los más fanáticos. En primer lugar, Xavier debía estar muerto, ya que el personaje es aniquilado en X3 por Jean Grey. Sin embargo, aparece sin ninguna explicación, sano y salvo en su silla de ruedas. Además, su personaje no hace absolutamente nada, aparte de conversar con su yo pasado, por lo que no entendemos mucho la necesidad de resucitarlo.

En segundo lugar, Kitty Pride ha desarrollado mágicamente un poder bastante alejado de su propio poder que consiste en transportar conciencias por el tiempo. Curioso cuanto menos cuando ella sólo atraviesa paredes, ni es telépata ni viaja en el tiempo… Este invento en realidad es una especie de regalo de consolación a los lectores de cómic, pues en el cómic Kitty era lanzada al pasado, es decir, era la protagonista original.

Otro problema bastante grave es el que lleva al ADN de Mística a ser la clave esencial que facilita a los Centinelas absorber los poderes de los mutantes. Mística jamás ha podido reproducir poderes en ninguna película, sólo puede copiar la apariencia de las personas. Su ADN no puede ayudar en ese sentido. Lo que nos lleva a hablar de un mutante que sí absorbe poderes…

Devolvednos a Pícara

X-men, días del futuro pasado, anna paquin

Si os preguntáis porqué Anna Paquin aparece en los créditos antes que muchos otros actores cuando su personaje sale apenas 20 segundos, este es un asunto de montaje. Unas escenas protagonizadas por la actriz, unos diez minutos de metraje, fueron eliminados. Su secuencia podría explicar mucho más del futuro y de toda la película.

En el film, Pícara estaba prisionera en algún lugar y era rescatada por los viejos Magneto y Xavier en su última aventura juntos, puro oro nostálgico. Esto nos habría mostrado a las autoridades que manejan a los centinelas en el 2023, así como, probablemente, una explicación más creíble respecto a la absorción de poderes por los robots.

Singer se pasa un minuto con un estadio volando, ¿que más le daba incluir a Pícara? Es un personaje importante en la primera película de la saga que hubiese cerrado el círculo limpiamente.

En conclusión, sensaciones de todo tipo pueden surgir de este film. Nosotros le damos un aprobado alto pese a sus deficiencias. Sois libres de comentar vuestra opinión al respecto.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »