[Crítica] Sólo los amantes sobreviven: el Crepúsculo de Jarmusch

[Crítica] Sólo los amantes sobreviven: el Crepúsculo de Jarmusch
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Sólo los amantes sobreviven: el Crepúsculo de Jarmusch

Sólo los amantes sobreviven (Only lovers left alive)

Director:

Jim Jarmusch

Reparto:

Tilda Swinton, Tom Hiddleston, Mia Wasikowska, John Hurt, Anton Yelchin, Slimane Dazi, Jeffrey Wright

Año:

2013

Duración:

123 min.

8.0

· 16 Junio, 2014

El gran Jim Jarmusch (Broken Flowers, Dead Man) decide reírse de la sobreexplotada e infantil idea del amor vampírico en una cinta de estructura y ritmo irregular, pero con un batiente corazón hipster en su interior. La historia no es particularmente buena, pero la descripción del director de lo que sería un amor inmortal “realista” entre vampiros, encarnados por dos actores hipnotizantes como Tom Hiddleston y Tilda Swinton, es el alma del film.

Esta no deja de ser una película de Jarmusch en todo su austero esplendor. En la primera parte del film, el juego de paralelismos visuales de Jarmusch, apoyados en el fetiche de la música, subraya desde el principio la unión de Adán y Eva, incluso en la distancia. La atmósfera creada por Jarmusch combina lo cool decadente con lo mágico, y deja pasar el tiempo de sus planos en su habitual sencillez y realismo, lo que le da a los enamorados una perfecta burbuja para vivir a su modo, tan peculiar.

Only Lovers Left Alive (Sólo los amantes sobreviven) no sólo habla del amor romántico -nada menos que entre Adán y Eva-, sobre todo trata del amor a la vida en sí. La película arranca con un Adán depresivo que no quiere saber nada de un mundo llevado a su destrucción por los humanos, a los que llama zombies. Vive como un hermitaño, dedicado a su música en Detroit, y separado de su milenaria mujer, que pasa el rato en Tánger. Eva, opuesta a él, pasea por el mundo consciente de que todo es en cierto sentido un milagro. La vampiresa sospecha que la depresión de su marido es más grave de lo normal, y decide hacerle una visita para animarle.

Crítica - Only Lovers Left Alive - Tilda Swinton

Jarmusch se centra con mucho ahínco en uno de los temas normalmente más accesorios en las películas sobre la inmortalidad: la extensa cultura de los que llevan viviendo milenios.  La cultura musical es abrumadora en ellos (Jarmusch se deleita de nuevo en uno de sus temas más amados, y llena de buena música la película). También es tremenda su educación literaria, botánica, mecánica, biológica… Estos vampiros eruditos nos dan envidia a los espectadores, hijos como somos de la era de la información, cuya mayor aspiración es ser reyes de las referencias culturales.

Aunque resulten a veces pedantes y cursis los momentos en que Tilda Swinton, por ejemplo, exclama con solemne admiración “mophetis mophetis!“, nombre latino de la mofeta que se le acaba de cruzar, en el fondo hay algo maravilloso en ello. Para una conciencia inmortal, que no tiene prisa, hasta un animal maloliente o un cableado bien hecho es digno de una profunda ovación. TODO lo que existe es un tesoro. Esta pareja de no-muertos tan cercana, sana y respetuosa son un modelo de actitud. Salvo por la depre mas bien estoica de Adán, no tienen el menor atisbo del psicodrama típico de los sádicos vampiros -ni tampoco de los defectos humanos- lo que hace encantadores a sus protagonistas.

La idea es más efectiva aún por el hecho de que el mundo que les rodea es gris e ignorante, ni siquiera pueden alimentarse de la sangre de los humanos porque está cargada de drogas y mala alimentación. Así, la película convierte a este par de vampiros (normalmente criaturas de la muerte) en héroes del amor y del cariño por la vida, en un mundo que se autodestruye.

La trama es, por otra parte, una burda excusa. Hay algo de una hermana pequeña olvidable y sus traviesos estragos. Aunque Jarmusch tenga aquí más elementos narrativos que en otras películas, no puede evitar ser un minimalista. La trama está hecha con ironía, a sabiendas de que realmente no importa. Sólo es relevante la posibilidad de que existan un par de seres inmortales que, paradójicamente, nos dan una lección sobre exprimir el tiempo en la Tierra.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »