Rodrigo y Gabriela, de la calle a los estadios

Rodrigo y Gabriela, de la calle a los estadios
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Rodrigo y Gabriela, de la calle a los estadios

Por · 2 Mayo, 2014
Rodrigo y Gabriela, de la calle a los estadios

A día de hoy, Rodrigo y Gabriela son fácilmente reconocibles por sus guitarras intrincadas, rápidas y feroces. Sin embargo, no siempre fue así. Rodrigo Sanchez fundó junto a su hermano el grupo Tierra Acida, fuertemente influenciado por la escena de principios de los 90, de corte metalero muy en la línea de grupos como Megadeth o Slayer. Gabriela Quintero se uniría mas tarde, en el año 1993. Llegaron a grabar un disco, que no tuvo demasiada repercusión y, frustrados, en 1997 abandonaban el DF y se mudaban a Ixtapa, donde empezarían a cultivar el sonido que hoy conocemos.

No tardaron mucho en dar el salto, hastiados por el poco movimiento de la escena mexicana. Se trasladaron a Dublín, ciudad en la que se dedicaron fundamentalmente a dar conciertos y tocar en cualquier contexto y situación, perfeccionando cada vez más su sonido. Tras un tiempo ejerciendo de músicos callejeros, llamaron la atención de Damien Rice, quien les invitó a participar en el festival de música Oxegen. Ya en el año 2002 publicaron su primer album de estudio Re-Foc, que contenía algunas canciones regrabadas para la ocasión de su primera demo: Foc, ademas de otras nuevas. Ya con el disco en su haber, empezaron a hacer giras y conciertos por todo Reino Unido y toda Europa, cosechando hasta la fecha un gran éxito y haciendo apariciones en algunos de los festivales y programas de televisión más importantes, por ejemplo, el festival de Glastonbury o el show de David Letterman.

También han realizado algunas incursiones en el mundo de las bandas sonoras, siendo parte integrante del equipo de Piratas del Caribe: Navegando en Mareas Misteriosas o El Gato con Botas. Aunque quizás uno de las apariciones mas épicas que se recuerdan es cuando Tamacun suena a todo trapo, en ese primer encuentro entre Walter White y Jesse Pinkman durante el primer capitulo de Breaking Bad. A día de hoy, han publicado un total de 5 álbumes de estudio y 4 directos.

Su primer gran éxito vino de la mano de su disco homónimo, Rodrigo y Gabriela. Editado en 2006 en Irlanda, llegó los primeros puestos de la lista de éxitos de ese país y destaca por ser una mezcla perfecta. Por un lado, se pueden observar los matices que les llegan del metal, tal y como demuestran las versiones de Orion (Metallica) y Stairway to Heaven (probablemente una de las mejores versiones de este tema de Led Zeppellin). Mientras que por el otro, el flamenco y el folk se hacen patentes en grandes temas como Tamacun o Satori.

El tercer disco, 11:11, mucho más ambicioso en cuanto a concepto, pretendía ser un homenaje a algunos de los músicos que mas les han influenciado en su carrera. Por tanto, cada una de las 11 canciones que lo componen está dedicada a una gran personalidad, entre los que podemos encontrar a Jimi Hendrix, Al di Meola, Santana o el recientemente fallecido Paco de Lucia. Mención especial merece la canción Atman dedicada a Dimebag Darrell, guitarrista de Pantera asesinado durante un concierto. Tres años después, para Area 52, se reunirían por primera vez con otro grupo, la orquesta cubana C.U.B.A para regrabar algunos de los temas de sus 3 primeros álbumes en clave de latin-jazz.

Hace escasos días que han publicado 9 Dead Alive, su primer largo con material nuevo en 5 años. Para este trabajo repiten la idea de dedicar cada canción a una personalidad influyente, pero esta vez son escritores y poetas, aunque también algún músico e incluso político, por ejemplo, Dostoyevsky o Mistral. El sonido de este disco destaca por ser una vuelta a los orígenes, recuperando así su seña de identidad y apartándose del experimento latino del anterior. The Soundmaker, single de adelanto, es un claro ejemplo de esto, destacando por sus guitarras desbocadas y una percusión feroz, tal y como nos tenían acostumbrados. Sin embargo, también se aprecia cierto carácter intimista en canciones como Megalopolis, dedicada a Gabriela Mistral y sin duda uno de los temas mas bonitos del repertorio junto con el homenaje a la tierra y la naturaleza que hacen en Torito.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »