La Caja B: un poco de luz sobre el cierre de los 9 canales de TDT

La Caja B: un poco de luz sobre el cierre de los 9 canales de TDT
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

La Caja B: un poco de luz sobre el cierre de los 9 canales de TDT

Por · 6 mayo, 2014
La Caja B: un poco de luz sobre el cierre de los 9 canales de TDT

Hoy se produce el cierre definitivo de esos nueve canales de la TDT que el Tribunal Supremo ha sentenciado. Pero, ante tanta desinformación, ¿qué está pasando en realidad? Y, ¿quiénes son las víctimas? Analizamos la situación para dar un pequeño rayo de luz entre tanta sombra…

Causa de la muerte

El nacimiento de la TDT supuso una ampliación de canales que permitía a los grupos mediáticos dirigir su contenido a un target más específico. Conllevaba una segregación de la audiencia y, a al mismo tiempo, lo que debería ser una televisión de mayor calidad o, al menos, más personal. En 2010, el Gobierno de Zapatero daba manga ancha a estos grandes grupos, concediendo un múltiplex de cuatro canales para cada operador que emitiera en España, un proceso que duró mucho menos de lo legalmente permitido. El Gobierno socialista quiso acelerar este proceso para dar cabida cuanto antes a este nuevo contenido televisivo. Sin embargo, la empresa Infraestructuras y Gestión 2002 S.L, que presta el servicio de telecomunicaciones a radio y TV, decidió denunciar ante lo que consideraban una falta de competencia y de igualdad de libertades. Finalmente, la sentencia del Tribunal Supremo ha salido a favor de esta empresa.

Era obligatorio haber mandado a concurso público esas licencias, ya que no siguieron el proceso que la Ley General de Comunicación Audiovisual exige. El 23 de marzo de 2013 el Tribunal Supremo sentenciaba que 9 canales debían cerrar por no cumplir con la ley. Con esto, cabe aclarar que el cierre de estos canales no es decisión de ningún Gobierno, sino del Tribunal Supremo que ya ha desestimado los recursos interpuestos por los grupos de comunicación afectados. El Gobierno no ha tenido que ver en la decisión, pero sí que podría haber tomado medidas en contra del cierre. Al Ejecutivo de Rajoy le conviene sobremanera esta resintonización, podrá sacar a concurso público las frecuencias y poder otorgárselas a los grupos que quiera, 13TV entre ellos. Vertele ha hecho más por evitar este cierre que el propio Gobierno abriendo una campaña en Change.org para recoger firmas.

Sobre el cierre de los 9 canales de TDT

Esta sentencia ha sido la excusa perfecta para cerrar canales, ya que en enero de 2015 la TDT tiene que afrontar otro apagón: todos los canales (públicos, privados o locales) deben desalojar las frecuencias que ocupan actualmente y trasladarse a una nueva banda. Esto supondrá que los usuarios deben resintonizar los canales y en la mayoría de edificios se deberán readaptar las antenas, aunque, en principio, las viviendas unifamiliares no se verán afectadas. Supuestamente el Ministerio de Industria asumirá los gastos. Esta reasignación de canales es una decisión de la Unión Europea con objetivo de optimizar y flexibilizar el uso del espectro, un nuevo despliegue de las nuevas redes de telecomunicaciones especialmente para la telefonía móvil 4G. El coste por hogar de esta resintonización, según ha calculado Fenitel, oscilará entre 20 y 200€.

Afectados

En total 9 canales desaparecen. El panorama es el siguiente: Atresmedia pierde tres, Mediaset dos, Unidad Editorial dos y Net TV otros dos, siendo Atresmedia la gran perdedora, por ser el grupo líder de audiencia y dejar marchar laSexta3, Nitro y Xplora, unos canales con un target. Injusto o no, este cierre se ha hecho acorde con la ley. Dos de los canales que  Atresmedia se ve obliglada a cerrar (laSexta3 y Xplora) son originalmente del grupo laSexta que nació de una concesión digital y, por tanto, suponen otra licencia más que tiene que anularse. Mediaset se ve menos afectada puesto que Cuatro nació de Canal +, un medio de pago y, por tanto, sin irregularidades en la licencia. Mediaset perderá LaSiete y Nueve.

Por su parte, los grupos minoritarios Unidad Editorial y Vocento ya se habían adelantado a este cierre dando fin a Marca TV, AXN, MTV e Intereconomía. Por tanto, Unidad Editorial se queda con 13TV y Discovery Max y Vocento con Paramount Channel y Disney Chanel.

Salvados

Tanto Atresmedia como Mediaset han intentado recurrir la sentencia, pero con éxito nulo. Según el Confidencial Digital, los dos grandes grupos sospechan que el gran beneficiado de este cierre sea 13TV. Un canal que emitía a través de una licencia alquilada a Unidad Editorial. 13TV pedirá licencia para dos canales, ya que según sus propias fuentes, son el tercer operador con mayor audiencia, un 2,5% frente al 2,2% que le daba Kantar Media en investigaciones recientes. Atresmedia y Mediaset no conciben por qué van a cerrar canales a sus respectivos grupos y a 13TV van a concederle como mínimo uno. A favor de 13TV hay que aclarar que es el único canal nacional sin un permiso para emitir en todo el país.

¿Hay vida después de la muerte?

Atresmedia ha lanzado una campaña defendiendo lo que ha sido suyo. El cierre de esos tres canales supone una gran traba a la impecable segmentación de audiencia que había conseguido. Y es que, nos guste el contenido o no, el grupo Atresmedia ha sabido posicionarse como ningún otro. Centrándose en un público muy específico ha aportado cine de calidad, docurealities y documentales y series de acción. Una programación para un público concreto que tendrá que repartirse en el resto de canales.

Por el momento, los contenidos de LaSiete y Nueve parece que serán asumidos por Divinity, ya que es el canal más similar a estos dos, un espacio femenino plagado de docurrealities que, hasta el momento, ha sido la alternativa de Mediaset para la mujer que no es víctima de la prensa rosa. LaSiete y Nueve eran canales de reposiciones de Telecinco y Cuatro, telenovelas y la vida en directo del reality del momento. Son las frecuencias que menos duele perder, pero que mancharán la imagen de los canales supervivientes. FDF o Energy, los otros dos que aguantan la estocada en Mediaset, tienen un target completamente diferente al de las telenovelas, por tanto es de suponer que no verán su parrilla demasiado afectada. Boing sigue como la apuesta infantil del grupo y parece que su parrilla será inmune a los cambios. El grupo liderado por Telecinco, no se ha quedado atrás y también ha realizado una campaña sensiblera como despedida de los dos canales que más abandonados tenía.

Volviendo a Atresmedia, damos por hecho que el contenido sobrante será absorbido por Neox y Nova. Neox perderá su segmentación de público joven para ampliarse a uno más generalista, puesto que las reposiciones deportivas y los previos de la Formula 1 pasarán a formar parte de su parrilla. Sobre el cine de laSexta3 poco se ha hablado, aunque suponemos que pasará directamente a LaSexta.

Xplora es quien está arriesgando y dando una solución más creativa: va a pasar a emitirse por internet. A través de la propia web de La Sexta, seguirán con sus emisiones manteniendo su imagen de marca con Empeños a lo bestia1000 maneras de morir o Cuerpos embarazosos. Se tratará de un canal de televisión streaming, una apuesta arriesgada que parece no adaptarse al formato online. Xplora no va a apostar por televisión a la carta, sino 12 horas de programación en el que el usuario se va a tener que adaptar a lo que el canal quiera que vea. Se trata de mantener la programación casi tal y como estaba, sin pensar en el cambio de medio. El usuario de internet es muy diferente al espectador televisivo y parece que no es algo en lo que hayan pensado.

Todavía no se sabe qué pasará con las licencias que el Gobierno sacará a concurso legalmente. No se sabe si 13TV podrá verse en todo el país, no se sabe si Atresmedia y Mediaset recuperarán el espacio que había sido suyo, no se sabe si otros grupos mediáticos como Ono comprarán licencias…  El futuro televisivo español es bastante inseguro, muchas posibilidades y pocos ganadores. El espectador siempre es quien pierde ya que, de momento, se van canales que ofertaban programación que una cadena generalista no podía ofrecer. Alternativas de entretenimiento y alternativas educativas que tendremos que buscar en el canal o en el formato que no le corresponde. En unos meses veremos todos los intereses que hay detrás de esta estrategia millonaria: quién está detrás y qué se pretende con ello. Sin pretender adelantarnos a futuros cambios e intentando mantener una visión optimista sobre lo que puede llegar, aunque legal, el cierre de estos canales sigue siendo una mala noticia para el sector audiovisual español. Fin de emisión.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »