[Crítica] Swans - To Be Kind, inquietante y tortuoso camino

[Crítica] Swans - To Be Kind, inquietante y tortuoso camino
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Swans – To Be Kind, inquietante y tortuoso camino

Swans

To Be Kind

Discográfica:

Mute

Año:

2014

9.0

· 16 Mayo, 2014

Hablar de Swans y de su creador, Michael Gira, requiere necesariamente echar un poco la vista atrás. La banda surge en el año 82, fuertemente influenciada por la escena no wave neoyorquina y el sonido industrial de la época…

Han sido frecuentemente relacionados con el movimiento post-punk junto a nombres de la talla de Public Image ltd o Joy Division (para el recuerdo queda la versión de Love Will Tear Us Apart). Entre sus coetáneos, suelen ir de la mano de Sonic Youth, no en vano el mismísimo Thurston Moore formó parte de la banda en estos primeros años. En 1997 y tras la publicación del disco Swans are Dead, terminaron su primer periodo.

Sin embargo, Michael Gira siguió en activo junto a su nuevo grupo Angel of Light, mucho más cercano al folk. También se dedicó a la producción, como se puede ver en algunos trabajos de Akron/Family o Devendra Banhart. En 2010, sintió la irremisible necesidad de volver a reunir a los Swans. Al primer éxito, bastante celebrado por la critica, My Father Will Guide Me up a Rope to the Sky, le siguió el majestuoso The Seer que presentaron en el Primavera Sound de 2013 y con el que cosecharon un gran éxito. Hasta ahora han dejado una cosa clara, a Swans no le importa en absoluto su trayectoria pasada y se preocupan más por seguir desarrollando su sonido, ahora con claros tintes post-rock a lo Godspeed You! Black Emperor, que por ser “fieles” a si mismos, y precisamente en ese punto radica su éxito.

Esta misma semana publicaban su último álbum To be Kind. Con él, terminan de desarrollar la propuesta de The Seer tanto por lo oscuro y denso, como por la duración, cercana a las dos horas, aunque en esta ocasión el sonido es más crudo, más descarnado. Este último aspecto lo hace un poco más difícil de escuchar, pero no le resta ni un ápice de la maestría demostrada anteriormente, si no más bien le añade matices y profundidad, como por ejemplo en A Little God in my Hands u Oxygen (que recuerdan en ciertos momentos a The Ex) o Nathalie Neal, Bring the Sun, Screen Shot y Kirsten Supine que cuentan con la colaboración de St. Vicent. Ahora bien, la canción mas impresionante del disco, un poco el eje central, es Bring The Sun / Toussaint L’Ouverture; media hora de canción en la que tendremos ocasión de experimentar un poco de todo. No toda ella es necesariamente una progresión de tensión non-stop, si no más bien una ida y venida continua entre momentos álgidos y otros no tanto, hasta llegar al delirio con Michael Gira cantando en castellano y repitiendo una y otra vez: “sangre de Dios”, “amor de Dios”, “sangre es vida”. Verdaderamente inquietante y fascinante a partes iguales.

Con todo, no hay que tomarse este trabajo a la ligera y hay que resistir un poco la primera escucha, que muchas veces tiende a desanimar. Estamos frente a uno de los mejores de este año, pero es complicado acceder a él. Hay que tomarse un tiempo y dejarse llevar por el tortuoso camino de To be Kind si queremos deleitarnos con la genialidad de este álbum.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »