[Crítica] Damon Albarn - Everyday Robots. Nueva demostración de talento e intenciones

[Crítica] Damon Albarn - Everyday Robots. Nueva demostración de talento e intenciones
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Damon Albarn – Everyday Robots. Nueva demostración de talento e intenciones

Damon Albarn

Everyday Robots

Discográfica:

Parlophone

Año:

2014

8.0

· 8 Mayo, 2014

Con una ecléctica e interesante carrera a sus espaldas en multitud de proyectos (Gorillaz, The Good, The Bad & The Queen, óperas, músicas étnicas…), Damon Albarn nunca había publicado un trabajo en solitario propiamente dicho. Así, el que fuera líder de Blur nos presenta “Everyday Robots”, un paso más en este hiperactivo y ambicioso camino repleto de inquietudes, investigaciones y variedad de registros.

El disco que nos ocupa podría entenderse como un compendio de todo lo que el músico británico ha ido metiendo en su mochila desde que navega solo. Se trata de una obra compleja e introspectiva, casi de culto, no pensada para agraciar al público más generalista, pero con suficiente empaque como para ser degustada con detenimiento, mesura y paciencia.

La voz de Damon Albarn suena sincera, tendiendo un puente entre su vertiente más pop y el mundo folk de la canción de autor anglosajona. Por eso suena natural, sin actitudes impostadas y perfectamente reconocible en intenciones. Hay algo de experimentación sonora, deudora de sus continuos viajes musicales y, aunque alguien eche de menos la jovialidad de los temas de su primera banda, lo autobiográfico del álbum obliga a un enfoque más reposado y emocional.

Damon Albarn Everyday Robots

Canciones que hablan de soledad, de cierto desasosiego, de algunas de las miserias que todos llevamos dentro, de la realidad al fin y al cabo. Everyday Robots nos pone los pies en el suelo, amenazándonos con golpearnos pero sin llegar a hacerlo, produciendo en quien lo escucha una sensación inquietante, como de pequeños miedos y ansiedades, manteniéndonos alerta e invitándonos a reflexionar. No recibimos puñetazos directos, sino pequeñas erosiones en la piel que harán mella poco a poco.

Todo encaja a la perfección y la variedad de estilos e influencias que abarca el álbum, se entrelazan bajo una misma idea, dando cohesión a un trabajo que, con la colaboración de Richard Russell en labores de producción, suena minimalista a pesar de la aparente complejidad que antes mencionábamos. Damon Albarn en estado puro, él es así ahora y esta es su manera de entender la música. Mañana, quién sabe…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »