Antonio Vega. Tu voz entre otras mil

Antonio Vega. Tu voz entre otras mil
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Antonio Vega. Tu voz entre otras mil

Por · 16 Mayo, 2014
Antonio Vega. Tu voz entre otras mil

Texto: Olga Franco y Javier Decimavilla

Hace exactamente cinco años que Antonio Vega nos dejó. Desde aquel día, la música española se quedó un poco más huérfana ante la irreparable pérdida de uno de los compositores de mayor talento que ha dado este país. En todo este tiempo, en mayor o menor medida, todos hemos sentido el fallecimiento del músico, algunos hemos llorado y, casi todos, le hemos echado de menos. Los homenajes, biografías, discos y demás actos y lanzamientos, no han cesado desde entonces, pero había algo necesario que todavía no habíamos podido disfrutar, un documental que tratara las luces y sombras de la vida de este genio.

Casi desde el mismo día en el que murió, la realizadora Paloma Consejero, puso todo su empeño en dar forma a una película que llenara ese vacío. Un trabajo duro, de mucha investigación, con multitud de testimonios y de diferentes enfoques que, por fin, ha visto la luz después de tanto tiempo. Antonio Vega. Tu voz entre otras mil ha sido creado desde el más profundo respeto y admiración a la figura del cantante madrileño y, sobre todo, a su persona. El montaje final ha estado rodeado de polémica, ya que su familia directa, que desde el primer momento había colaborado en la realización de la película, no ha quedado satisfecha con el resultado. Según ellos, se incide demasiado en la parte más oscura del artista, dejando de lado los aspectos más humanos.

Una vez visto el documental y conociendo bien la trayectoria de Antonio Vega, podemos afirmar que el trabajo de Paloma Concejero ha sido formidable. En primer lugar, la parte documental del film es concienzuda y detallista, desde su nacimiento hasta su trágica pérdida, deteniéndose en aspectos fundamentales de su vida, como la composición de la mítica Chica de ayer, los inicios de Nacha Pop y su incursión en La Movida Madrileña, sus relaciones personales con su primera mujer Teresa Lloret y con Marga del Río, sus problemas con las drogas, sus aficiones y, sobre todo, su música.

Crítica Antonio Vega, tu voz entre otras mil

Ya desde el comienzo, con la tipografía de letras del título del film, se percibe la pasión (a veces obsesión) que el artista tenía por la física y la astronomía. Y son precisamente estos complejos campos y sus imágenes de galaxias, estrellas, planetas… los que sirven como hilo conductor de los diferentes episodios de su biografía. A lo largo de las dos horas de duración (según su realizadora, el DVD que se comercializará contendrá la versión íntegra), se suceden numerosas grabaciones inéditas, muchas en Super 8, cedidas por la familia y realizadas en su día por su padre, un gran aficionado al cine. Entre imágenes de la vida privada de Antonio Vega y de su propia voz, se intercalan los numerosos testimonios de gente cercana a él, teniendo vital importancia y peso, las declaraciones de su madre, de la propia Teresa y de algunos de sus músicos más cercanos, como el gran Basilio Martí.

Antonio Vega era una persona inteligente, extremadamente tímida, muy exigente con su trabajo, pero sobre todo era un ser sensible, quizás algo frágil, pero hechizante

Antonio Vega era una persona inteligente, extremadamente tímida (no hay más que escuchar su propia voz, titubeante siempre que se enfrenta a los demás sin sus canciones de por medio), muy exigente con su trabajo, pero sobre todo era un ser sensible, quizás algo frágil, pero hechizante. Su vida era la música y a ella se debía, las drogas siempre fueron unas compañeras de viaje de las que nunca se pudo separar definitivamente. Paloma Concejero ha sabido tratar este tema desde toda su dureza sin caer en el sensacionalismo ni el morbo, fue parte de su existencia, ¿por qué ocultarlo? Es cierto que, como dice la familia, el montaje podía haber sido algo más “amable”, pero quizás la vida del músico no lo fuera tanto.

Las composiciones del cantante son su mayor legado y, uno de los grandes aciertos de este documental ha sido acompañar las imágenes con multitud de canciones suyas, de todas sus épocas, pero evitando caer en las grabaciones de estudio que aparecen en sus discos. Así, encontramos temas míticos como Lucha de gigantes, Esperando nada, El sitio de mi recreo o Seda y hierro en su versión más desnuda o inédita, tomas hechas en directo, maquetas, etc. Verdaderas joyas hasta ahora desconocidas para muchos.

La emoción inunda el minutaje de la cinta, creando al espectador una empatía con el protagonista que, si se une a la admiración que se le tiene, equilibran perfectamente la imagen que de él permanece en la actualidad. Es un mito, sí, pero humano y, como todos, se equivocó varias veces. Aun así permanecerá inmortal para siempre.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »