La soledad de un recuerdo. Hasta siempre, García Márquez

La soledad de un recuerdo. Hasta siempre, García Márquez
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

La soledad de un recuerdo. Hasta siempre, García Márquez

Por · 23 Abril, 2014
La soledad de un recuerdo. Hasta siempre, García Márquez

El pasado 17 de abril nos dejaba a los 87 años de edad el gigante de la literatura universal. El autor de “Cien años de soledad” fallece en Jueves Santo, tal y como lo hiciera Úrsula Iguarán, personaje de su novela cumbre. ¿Qué mejor momento para rendirle homenaje que en este 23 de Abril, Día internacional del Libro?

El periodista, escritor y guionista fue uno de los líderes del “boom” de la novela hispanoamericana. De origen colombiano (Aracataca, 1927) vivió su niñez junto a sus abuelos maternos, infancia clave a la que volvería en sucesivas ocasiones durante toda su obra. Hasta los diez años creció rodeado de vivencias maravillosas que se intercalaban entre las fantasías de los cuentos que su abuela, Tranquilina Iguarán Cotes, mujer muy imaginativa y supersticiosa, le narraba como algo común y corriente y las historias de guerra que le contaba su abuelo, el coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía. Estos años darían pie a la característica fundamental de su forma de escribir, a esa forma de mostrar lo irreal, imaginativo y mágico como algo cotidiano y ordinario, o lo que es lo mismo, al realismo mágico, género literario con importantes exponentes, especialmente autores latinoamericanos (Jorge Luis Borges, Alejo Carpentier, Rómulo Gallegos) en el cual García Márquez destacó con sobresaliente.

Gabriel Garcia Marquez Wins Nobel PrizePero a Gabo (nombre con el que se le conocía entre sus amigos y familiares) aún tardaría en llegarle el merecido reconocimiento internacional. Cursó estudios universitarios de Derecho y se inició en el mundo periodístico muy joven, formando parte del llamado grupo de Barranquilla (1949), viajando como corresponsal de prensa y trabajando como columnista y reportero, convirtiéndose en uno de los más famosos de su país. En 1955 nació su primera novela La hojarasca y, posteriormente, escribió una serie de narraciones breves que le valieron la aprobación de la crítica: El coronel no tiene quien le escriba (1958), Los funerales de la Mama Grande (1962), La mala hora (1962). Y por fin en 1967 se publicó el libro que cambiaría la vida del escritor colombiano: Cien años de soledad. Con historias deslumbrantes, delirantes y un estilo que brillaba con luz propia, la novela dio la vuelta al mundo cautivando a millones de lectores. Gabo se convirtió de la noche a la mañana en un referente literario a nivel mundial. El éxito de la novela fue prácticamente inmediato desde su publicación: las ediciones se renovaban cada semana e incluso llegó a especularse durante un tiempo con el significado oculto de la “e” que se imprimió al revés en la primera edición y que resultó ser un simple error tipográfico de imprenta. Se convirtió en su obra magna, traducida a 35 idiomas y de la cual se calcula que se han vendido más de 50 millones de ejemplares en todo el mundo. Fantasía y realidad se funden para dar vida a Macondo, creando con esta vivencia imaginativa en palabras del propio autor “no tanto un lugar como un estado de ánimo” o lo que es lo mismo, un nuevo concepto que llena de verosimilitud lo irreal. Cien años de soledad fue un antes y un después en la vida de García Márquez, quien descubrió su vocación leyendo La metamorfosis de Kafka. Tras este, llegarían muchos otros títulos, tales como Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), El general en su laberinto (1989), Del amor y otros demonios (1994) o más reciente Memoria de mis putas tristes (2004), entre otros.

Gabo fue uno de los escritores que más interés despertó en los cineastas; un gran número de sus novelas y cuentos han sido adaptados para la gran pantalla

Además de periodista y escritor, el ya mito de la literatura siempre mostró interés por el séptimo arte, de hecho se matriculó en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma. Gabo fue uno de los escritores que más interés despertó en los cineastas; un gran número de sus novelas y cuentos han sido adaptados para la gran pantalla y en ellos quiso hacer partícipe a algunos de los que serían después sus amigos, como el caso de Shakira, de quien se declaró fan suyo tras entrevistarla y la persuadió para interpretar los temas principales en la versión cinematográfica de El amor en los tiempos del cólera. Sin embargo, siempre se resistió a que Cien años de soledad fuera llevada al cine, quizás por la decepción que le supuso la adaptación de sus otras obras, que nunca lograron dejarle un buen sabor de boca a pesar de haber intervenido como guionista y actor en algunas de ellas; o quizás nunca permitió que Macondo volara más allá del papel y de la imaginación de cada lector…

Homenaje Gabriel García Márquez Día del Libro fidel castro

Su amistad con Fidel Castro ha generado siempre controversia en el ámbito político y literario

De la extensa obra del colombiano destaca su estilo propio de narrar, el lenguaje con un trasfondo siempre relacionado con temas humanos como el amor, la soledad, la corrupción, la explotación o el existencialismo, términos opuestos que combinan en una perfecta simbiosis y un alto contenido ideológico: amor-odio, riqueza-pobreza, libertad-exclavitud… Los que le conocían le elogiaban como persona, con una cualidad tremenda para la empatía y poseedor de un encanto capaz de cautivar a políticos, intelectuales y, por supuesto, a millones de lectores en todo el mundo.

En 1982 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura por su forma sublime de combinar la imaginación y la realidad. Para la ocasión, acudió a recoger el galardón vestido con un liquilili, la vestimenta tradicional del Caribe oriental. Fue criticado en diversas ocasiones por sus ideologías y su íntima relación con Fidel Castro siempre ha generado controversia en el ámbito político y literario. No obstante, García Márquez siempre estuvo dispuesto a fomentar la paz en su país y a sacrificarse por los cambios sociales e ideológicos. Gabito, al que nunca le faltaban flores amarillas en su mesa de trabajo por considerarlas de buena suerte, nos deja una vasta bibliografía de más de 40 libros con los que poder seguir disfrutando de su lectura. Como él mismo solía decir: “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla”. No te quepa duda, continuaremos recordándote, Gabriel García Márquez.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »