Vetusta Morla: "La Deriva abre una línea más potente y directa"

Vetusta Morla: "La Deriva abre una línea más potente y directa"
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Vetusta Morla: “La Deriva abre una línea más potente y directa”

Por · 16 Abril, 2014

Entrevista Vetusta Morla La deriva Foto Eva san Juan

Fotografías: Eva San Juan
Uso limitado a la difusión del contenido, citando autor y enlazando fuente.

No exageramos al afirmar que son quizá la banda española más importante de la actualidad. Anunciar una gira con más de una veintena de fechas, agotar entradas para algunos de esos conciertos, llenar cinco veces la madrileña sala La Riviera (2.500 personas de aforo) con meses de antelación… y todo eso sin haber publicado aún el disco en el que se centrarán dichos directos, son logros que están al alcance de muy pocos grupos. 

Vetusta Morla han regresado con “La deriva”, un álbum donde dan rienda suelta a la percepción que tienen del mundo que les rodea, alejándose de los paisajes evocadores de sus anteriores trabajos y dejándose influenciar totalmente por lo que ven, por lo que sienten y por lo que creen. El sexteto formado por Pucho, Guille, Álvaro, David, Juanma y Jorge, acaban de regresar de México para poner a la venta su tercer larga duración y, en pocos días, preparar la gira de presentación del mismo.

Nos encontramos con Álvaro (bajo) y Jorge (percusión) y con ellos desgranamos qué hay detrás de La deriva, qué supone ese concepto para la música de Vetusta Morla, cómo ha evolucionado ésta en un sonido más frontal, con menos atmósferas. En definitiva, descubrimos con parte de sus creadores el que está destinado a ser uno de los discos del año, una obra necesaria en la que se pone voz a sentimientos propios y ajenos.

En vuestra hoja promocional dice que La deriva es un disco concebido en un período de tiempo muy corto. Tengo entendido que teníais las fechas de la gira pero aún no habíais grabado nada…
Álvaro: Durante la gira de Mapas habíamos grabado cuatro temas y se quedaron ahí. Luego tuvimos un descanso e hicimos una minigira por Colombia, Argentina, Uruguay… Volvimos a casa, ya era junio y nuestro mánager hablaba ya de poner los tickets a la venta en Octubre. Juanma y Guille (autores de la mayoría de las letras de Vetusta Morla) ya habían mostrado algunas ideas que habían recopilado en esos últimos meses, pero después nos fuimos a México y regresamos a mediados de junio, así que tuvimos hasta agosto, dos meses y medio para hacerlo todo, de cara a empezar la preproducción en septiembre u octubre.

Teníamos claro que queríamos un sonido directo y crudo, además teníamos ya un concepto sobre La deriva, así que, de alguna manera, todo fluyó rápido. Llegábamos al local, empezábamos a grabar sobre dos o tres ideas y el resultado por eso ha sido tan directo.

Podríamos decir que este disco es, más que nunca, hijo de nuestro tiempo, casi como un resumen del momento histórico en el que nos encontramos, ¿por qué esa necesidad de retratar la realidad, más allá de los paisajes más o menos oníricos de los álbumes anteriores?
Álvaro: Tienen que ir de la mano la lírica y la música. Era un punto en común en el que los seis nos encontrábamos a gusto. Desde que sacamos Mapas en mayo de 2011, empezó el 15M, hemos vivido toda esta trayectoria sintiendo la necesidad emocional de transmitir con nuestro arte lo que sentimos. En cualquier momento de la historia del arte, cualquier movimiento se manifiesta a la par que los acontecimientos que van sucediendo. La música no es menos. El golpe directo del que te hablaba es también lírico. De alguna manera hablamos de una manera más clara y de unos temas sociales que nos han rodeado a todos. Hemos pretendido expresar cómo nos sentimos.

¿Qué hay detrás de “La deriva” como concepto?, ¿a qué se refiere este término?
Jorge: Este es el disco más personal que hemos hecho hasta ahora, en el que la vida que estábamos llevando en ese momento, lo que estábamos sintiendo, ha quedado reflejado de forma más directa. De hecho si piensas en letras de Un día en el mundo o de Mapas, hablan de deseos de cosas futuras o de cosas futuras que añoras, pero este disco habla casi en todo momento del presente. Dicho esto, es la primera vez que empezamos a trabajar en base a un concepto. Este fue el punto de encuentro que tuvimos después de esos meses de parón antes de irnos a Colombia; dentro de la deriva que cada uno llevaba, nos juntamos en un mismo fluir, en un mismo camino. Este es el argumento que surgió después en el local y que nos ayudó a la selección de los temas que ya habíamos hecho, a terminar unos y a realizar otros nuevos, basándonos ya en ese concepto.

En la parte más social de las canciones la gente está encontrando cierta identificación, sobre todo lo percibimos cuando salió Golpe Maestro

¿Hay mucha reflexión detrás? Al fin y al cabo sois seis personas que quizás no tenéis la misma manera de ver todos los temas de los que habláis…
Jorge: Es cierto, aunque tengamos un sentir parecido, los matices de cada uno son diferentes. Yo creo que es un trabajo muy complicado y que es admirable por parte de Juanma y de Guille, el hecho de conocernos bien y hacer letras en las que todos nos sentimos cómodos. En la parte más social de las canciones la gente está encontrando cierta identificación, sobre todo lo percibimos cuando salió Golpe maestro. Nos sentimos todos muy identificados, aunque el que tiene más trabajo ahí es Pucho, que es el que filtra con las letras para luego cantarlas y desarrollarlas.

Vosotros, Nacho Vegas, Amaral… (por citar los casos más recientes). Últimamente muchos artistas y bandas habéis optado por alinearos cerca de la gente que más está sufriendo, de la sociedad en general, sin quedaros al margen de los problemas. ¿Veis necesario que gente como vosotros levante la voz ante todo lo que está ocurriendo?
Jorge: Las letras están transmitiendo un sentir generalizado. Normalmente solemos coincidir con Amaral y con Nacho Vegas a la hora de sacar nuestros discos, por eso el período compositivo es más o menos el mismo y nos hemos estado empapando durante este tiempo de todo lo que está sucediendo. Yo creo que es necesario desde un punto de vista artístico, porque tienes que ser sincero contigo mismo para que realmente las canciones sean honestas y lleguen a la gente.

Entrevista Vetusta Morla La deriva Foto Eva san Juan 3

De toda esta situación social y de la que, en gran parte, habláis en estos temas, ¿qué es lo que más os asusta y lo qué más esperanzas os da?
Álvaro: Yo personalmente soy muy positivo, vivo con una esperanza constante y siempre que pasa algo malo busco la parte buena. No me gusta pensar en el lado negativo de las cosas, aunque lo haya. Este disco habla de las dos caras. Lo que quizás sí que asusta de La deriva es el hecho de no saber qué va a pasar, cuando no has decidido cambiar el paso lógico de las cosas pero sí que ha cambiado, ahí sí que hay una gran incógnita que puede asustar.

Jorge: A mí de la situación actual sí que me da miedo el punto al que se está llegando, de poner de forma descarada los intereses económicos y mercantiles por encima de las necesidades de la convivencia y de las personas. Hay ciertos puestos que deberían estar al servicio de las personas y, en cambio, el trabajo que desempeñan es solo para sacar réditos personales, económicos o de poder. No hablo solo de políticos, también de ciertos medios de comunicación, de grandes empresas, etc. Pero de todo esto lo que me da esperanza es todo lo que ha surgido a raíz del 15M, que la gente se ha empezado a agrupar y a ponerse de acuerdo al margen de la estructura que te ofrece el propio estado, para ayudar a la gente que lo necesita.

El disco suena más urgente, más directo, con menos texturas, ¿lo habíais buscado antes incluso de tener el propio concepto de La deriva?
Álvaro: De manera instintiva, sí. Te comentaba que durante la gira de Mapas habíamos hecho una escapada y habíamos grabado cuatro temas. Estos temas los grabamos en directo y, curiosamente, marcaron la ruta, aunque ha sido de manera inconsciente. Lo que sí que sentimos al juntarnos es que teníamos tres meses y queríamos hacer las cosas así, de manera muy directa. Poco a poco, según íbamos grabando, nos íbamos dando cuenta de que la manera de sonar estaba en el mismo perfil de lo que queríamos transmitir.

Cuando os llegan las letras de Juanma y Guille, ¿veis diferencias en la manera de escribir con respecto a los discos anteriores?
Jorge: Es bastante evidente que, aunque se siguen utilizando unos códigos y un cierto lenguaje, hay imágenes que son mucho más descriptivas y dejan menos espacio a la imaginación. Es una sensación que tengo yo de manera personal, porque a mí las letras me llegan por primera vez ya en la voz de Pucho. De todas formas, depende de cómo lo oigas. El otro día nos preguntaron si Tour de Francia hablaba de no sé qué historia algo enrevesada (no me acuerdo bien de qué) y, casualmente, es una canción que habla de lo que habla. Por eso digo que el sentido depende muchas veces más del que lo recibe que de cualquier otra cosa.

Sois una banda que, desde fuera, siempre aparenta hacer todo por consenso. Pero en la realidad, ¿cómo funcionáis a la hora de concebir las canciones?
Álvaro: En esta ocasión, al ser todo tan directo, según iban viniendo ideas, los que estábamos en el local, fuera la hora que fuera, íbamos aportando nuestra parte. Teníamos el Pro Tools siempre ahí y las letras se iban incluyendo a veces desde el principio o a veces al final. La verdad es que no ha habido una manera lógica de trabajo, sino que ha sido todo apelotonamiento y a saco. Teníamos veintidós canciones antes de hacer la selección final.

Entrevista Vetusta Morla La deriva Foto Jeronimo Álvarez

Fotografía promocional La Deriva // Jerónimo Álvarez

Es decir, que tenéis descartes…
Álvaro: En Mapas hubo treinta y ahora veintidós. Tenemos un archivo grande de inéditas.

Jorge: Muchas de esas hay que tomárselas únicamente como ideas…

Álvaro: Sí, pero hay ideas que están totalmente acabadas y que son auténticos temazos y no sabemos qué hacer con ellas. Igual que cada uno tiene su espinita por no haber sacado una canción u otra que creía que tenía que estar…

¿Qué peso tienen Manuel Colmenero y Javibu Carretero, vuestros productores, en todo este proceso?
Álvaro: Mucho, Son ellos los que conciben la selección final de canciones y los sonidos del local, pedales, distorsiones, planos…

Jorge: En este álbum sí que hay una diferencia con los anteriores. En los otros discos no les dimos demasiadas pautas y en este sí que les dijimos lo que buscábamos de forma general. Pero fue curioso, porque nos dijeron que ellos también lo veían así, por tanto encajamos perfectamente.

El diseño de vuestros discos siempre es un aliciente. Un día en el mundo con las letras en transparencias, Mapas en postales y este como un desplegable, ¿cómo ha sido el diseño del arte de La deriva?
Álvaro: En este caso, primero Guille presentó una foto con unas ideas, después trabajamos con Mídori, que es una boutique de diseño de Barcelona con la que ya trabajamos en Mapas. Se iban desechando ideas hasta que Guille apareció con la foto de Georges Demeny que trata sobre el movimiento y nos resultó muy interesante por la desnudez que nosotros también queremos plasmar en nuestra música. Pucho le dio una vuelta más y propuso que creáramos una historia solo con esto, que todos seguimos una inercia y el paso lógico se rompe en un momento dado, que es cuando empieza la deriva. Él propuso la idea del bucle que se ve en la carátula. Luego hubo muchísimo trabajo de taller.

Al margen de la apretada agenda de promoción, ¿cómo están siendo estos primeros días con el disco en la calle?, ¿qué reacciones positivas y negativas os están llegando?
Jorge: Muy bien, la verdad. Creo que hemos encontrado un espacio muy interesante con este trabajo en el que, sin salirnos de los códigos que habíamos manejado hasta ahora y con los que el público nos identifica, hemos abierto una nueva línea donde, sobre todo, vamos a conseguir directos muy potentes.

Al hilo de esto, en pocos días comenzáis vuestra larga gira en Murcia, ¿cómo vais a afrontar los conciertos?
Jorge: Vamos a darle al disco y a cada canción todo el recorrido que necesite, con su acompañamiento escenográfico y de luces. Por lo poco que hemos trabajado en el local hasta ahora sí que vemos que cuando llegue la hora de los festivales, donde no habrá esos espacios más íntimos que requieren canciones como Una sonata fantasma o ¡Alto!, sí que vamos a poder conformar con los tres discos un setlist bastante contundente.

Entrevista Vetusta Morla La deriva Foto Eva san Juan 2

Queremos darle una vuelta más a las antiguas canciones, acercándolas un poco a lo que sentimos ahora.

¿Cómo creéis que van a casar las canciones de “La deriva” con los temas más antiguos en directo?
Jorge: Casan bien, pero no es lo mismo cuando hacíamos Sálvese quien pueda hace ocho años que ahora. Lo que sí queremos es darle una vuelta más a estas canciones, acercándolas un poco a lo que sentimos ahora.

Por otro lado, acabáis de llegar de México, ¿cómo son recibidos Vetusta Morla en el resto del mundo?, ¿qué es lo que sentís que le llega a vuestro público de otros países?
Álvaro: Lo que más les llega es la información inmediata, gracias a internet, que nos está ayudando muchísimo a abrir fronteras. Considero que todo el público es más o menos igual y que si les gusta Vetusta es por cosas similares. Sí que hay algo de diferencia en la respuesta, por ejemplo los mexicanos quizás son más calientes, más cercanos. Lo que sí queremos destacar es cuando vamos a un país por primera vez y la gente ya te conoce, como nos pasó el año pasado en Colombia. Esto es gracias a que la música se mueve libremente. Después de los festivales haremos una pequeña gira por Europa y volveremos a irnos a México, Colombia, Argentina y algún país nuevo donde no hemos estado nunca.

Antes de salir el disco a la venta ya habíais agotado las entradas para algunos de vuestros conciertos, ¿supone esta expectación una responsabilidad o presión añadida para vosotros?
Jorge: sobre todo, es una sorpresa. Pero sí, tenemos cierta responsabilidad, hay hacerlo bien para que no lluevan tomates… (risas)

Álvaro: Yo no veo nada dramático. Considero que entre el grupo y nuestro público siempre ha habido mucha unión. Si hubiéramos hecho cinco Rivieras con Mapas y hubieran salido mal igual nos lo pensábamos, pero fue todo lo contrario. Sabes que la gente está ahí, porque te lo dicen, hay una comunicación directa.

Jorge: También tenemos mucha seguridad en lo que hacemos, confiamos en estas canciones y sabemos que van a sonar bien.

A base de trabajo os habéis ido hecho un hueco en este país, logrando cada vez más objetivos. Parece que os quedan pocas metas por conquistar, ¿tenéis alguna concreta con La deriva?
Álvaro: Yo solo quiero disfrutar, vivir el día a día con ilusión y ganas. El primer disco era todo algo nuevo, era un boom e íbamos flipando con todo lo que nos iba ocurriendo. Mapas fue emocionalmente muy intenso, porque hicimos lo de la orquesta sinfónica y justo después nos metimos con la banda sonora del videojuego (Los ríos de Alice). Fue mucho trabajo. Había tanto jaleo que no teníamos tiempo de respirar y relajarnos… Por eso sé que en esta gira lo que quiero es disfrutar.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »