[crónica] Experimento sinestésico con Medeski, Martin & Wood + Nels Cline

[crónica] Experimento sinestésico con Medeski, Martin & Wood + Nels Cline
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

[crónica] Experimento sinestésico con Medeski, Martin & Wood + Nels Cline

Por · 15 abril, 2014
[crónica] Experimento sinestésico con Medeski, Martin & Wood + Nels Cline

Medeski, Martin & Wood se presenta desde sus inicios como una propuesta de lo más ecléctica. Aunque se asientan sobre una muy sólida base jazzística, también están presentes el groove, el soul, el rock y el funk. Pero lo que mejor les define es su experimentalismo, que les mantiene en una permanente evolución. Asistimos con curiosidad al concierto del trío junto a Nels Cline el pasado día 6 en Under The Bridge (Londres).

Cada álbum y cada concierto es una experiencia multisensorial distinta, que abandera criterio, técnica y sensibilidad exquisitos y donde la improvisación y el diálogo instrumental son el qué y el cómo.

Dado el peculiarísimo universo musical del trío, cabría pensar que los astros debieron de alinearse para que se produjera el encuentro entre ellos, cual mágica coincidencia. Es por ello que la banda quedó sorprendida ante la perfecta sinergia de las primeras colaboraciones en directo con el conocido guitarrista de Wilco, Nels Cline. De tal asombrosa compenetración (de la que el otro día fuimos testigos y damos fe) y de la admiración mutua, surgieron Woodstock Sessions, álbum de edición limitada que muestra los mejores momentos en directo con Cline, y el inicio de una serie de conciertos de cuarteto.

Hora y media y ni una palabra. En una sala de no gran tamaño, un número bastante prudente de asistentes hizo que el concierto pudiera disfrutarse al detalle en una velada íntima pero nada solitaria. Si así da gusto ver casi cualquier concierto de calidad, más aún éste, para el que se requiere tener los seis sentidos a una. Porque cada segundo estuvo plagado de matices que conformaban y daban coherencia a cada escena sonora.

Salvo vitoreos en los puntuales silencios, los únicos conversadores fueron los instrumentos, que se marcaron una improvisación continua y sin estructura aparente, salvo la necesaria para dar sentido al conjunto. Cupieron reminiscencias a muy variados géneros musicales y composiciones etéreas a partir de efectos sonoros, todos ellos peculiarísimos caminos que, inexplicablemente, encuentran la manera de entender la especificidad de la filosofía musical del trío.

Hora y media de absoluto silencio, que hizo que el concierto pudiera disfrutarse al detalle en una velada íntima para la que se requerían los seis sentidos a una.

Una heterogeneidad lógica y estimulante, difícil de asimilar para muchos, cuando tocar un contrabajo con una baqueta puede sonar a una voz operística de mujer, o un instrumento percusivo creado por el propio Billy Martin introduce el sonido de campanas de catedral con más melodía y más groove de los imaginables.

Por ello, la experiencia es más intensa aún si además de oírse, puede verse. El nivel de técnica y el control sobre el instrumento, así como el dominio salvaje que todos ellos tienen del lenguaje musical y electrónico es de tal grado, que les permite saber qué tipo de sensación van a producir en cada momento, a nivel de instinto básico.

Así pues, nos rendimos ya ante Nels Cline, que añadió el toque más rockero, protagonizando infinidad de momentos magistrales, como uno más, dando rienda suelta a sus incontables pedales y potenciómetros, que variaban la señal acústica, en un despliegue de infinitas formas para tratarse de un sólo instrumento.

Es sabido que cualquier clase de vanguardia siempre ha estado acompañada a lo largo de la historia de la crítica y de cierta oposición popular. Eso sí, hasta que incluso los más grandes en los purismos se han terminado rindiendo ante los grandes de la transgresión y la evolución.

Crónica Medeski, Martin & Wood, nels cline under the bridge londres

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »