[Crítica] Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!: la búsqueda de uno mismo

[Crítica] Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!: la búsqueda de uno mismo
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!: la búsqueda de uno mismo

Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!

Director:

Guillaume Gallienne

Reparto:

Guillaume Gallienne, Françoise Fabian, Yves Jacques, André Marcon, Diane Kruger, Nanou Garcia, Yvon Back…

Género:

Drama, comedia

Año:

2013

Duración:

85 min.

8.0

· 14 Abril, 2014

“El primer recuerdo que tengo de mi madre es de cuando tenía cuatro o cinco años: nos llamaba a mis dos hermanos y a mí a la mesa diciendo: «Niños, Guillaume, ¡a cenar!» y la última vez que hablé con ella por teléfono, colgó diciendo: «Cuídate, mi niña grande.» Y, bueno, entre estos dos momentos hubo un buen número de malentendidos.”

Con esta premisa comienza una de las comedias francesas del año. Guillaume Gallienne adapta su obra teatral homónima en este éxito taquillero que ha arrasado en los Premios Cesar.

La primera imagen que nos muestra esta película es Guillaume Galliene desmaquillándose para salir al escenario, se desnuda ante el público para contar su verdadera historia: su ignorada infancia, su dura adolescencia y su confusa juventud, pero sobre todo la relación con su madre. Una relación muy compleja de una mujer a la que admira, hasta tal punto que se convierte en ella mimetizándola en cada aspecto.

Es una comedia que hace malabarismos para mantenerse como tal, toca temas como el bullying o la homofobia a través de situaciones realmente crueles. Sin embargo, en ningún momento pierde esa atmósfera cargada de amabilidad, delicadeza y positivismo. Gallienne se ríe tanto de la vida como de sí mismo. Con una fina ironía burla los estereotipos franceses, españoles, alemanes e ingleses sin caer en el chiste fácil. Recorre media Europa central intentando descubrir la diferencia entre quién es y quién le han hecho creer que es.

Crítica Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! la búsqueda de uno mismo 2

Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! es fiel a sus orígenes, se trata de una adaptación teatral llevada con mucha elegancia y sencillez. Guillaume relata, a modo de monólogo, su vida en un escenario y revive cada uno de los momentos más importantes de su vida. Una interpretación sublime y doble ya que también realiza el papel -casi principal- de su madre. El eje de la crisis de identidad de Guillaume viene del núcleo familiar inestable en el que convive: un padre tradicionalmente retrógrado, unos hermanos que le ignoran y una madre decepcionada con él porque no es quien espera que sea. La presión familiar y esa constante tensión no emborronan la sonrisa del inocente e incansable Guillaume.

Guillaume es un personaje complejo, se siente diferente –lo es- pero no sabe por qué. Un artista encerrado en una casa convencional. Sus aventuras y sus descabelladas ideas nos sacan constantemente una sonrisa. Un humor que pasa de lo sofisticado a lo escatológico con una facilidad sorprendente, pasando por un barroquismo visual muy interesante.

No se trata de una comedia más, no se trata de la simple historia de un adolescente –aquí el trailer engaña-: se trata de una reflexión sobre quiénes somos y quiénes queremos ser, la búsqueda de uno mismo, el optimismo y la superación personal. Una exquisita comedia que saca lo mejor y lo peor de las personas.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »