[series] Cosmos: A Spacetime Odissey – Usted es cósmico

[series] Cosmos: A Spacetime Odissey – Usted es cósmico
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

[series] Cosmos: A Spacetime Odissey – Usted es cósmico

Por · 26 Marzo, 2014
[series] Cosmos: A Spacetime Odissey – Usted es cósmico

El pasado 10 de Marzo se estrenó la revisión de la mítica serie documental  “Cosmos: un viaje personal”, la obra magna sobre el espacio y el tiempo del astrónomo y divulgador Carl Sagan, que asombró y educó a varias generaciones desde su primera emisión en los años 80.

Seth MacFarlane y Ann Druyan, colaboradora en el original, han revisado la serie con más ciencia y más efectos pero conservando el mismo espíritu humanista. La presenta el astrofísico Neil deGrasse Tyson, experto en evolución estelar. Y su estreno desbancó en la parrilla televisiva americana a The Good Wife y the Voice, congregando a 5,79 millones de espectadores. Pero, ¿cómo puede un documental generar tanto interés y tanta repercusión mediática?

Sitúese en “Cosmos”

Para el público adulto -la mitad de esos casi 6 millones- la respuesta es obvia: Carl Sagan. Su carisma aún sobrevive el paso del tiempo y su recuerdo alimenta aún las ilusiones de aquellos que lo vieron como niños. Carl Sagan desprendía conocimiento sobre la historia de la ciencia y de la humanidad, desde el primer organismo viviente hasta el descubrimiento de las partículas infinitesimales. También mostraba una disposición personal admirable ante la vida y sus congéneres. No sólo era un científico que anticipó hallazgos como los lagos de metano y etano en Titán, sino un filósofo de los pies a la cabeza y un gran comunicador –él fue el principal guionista de la serie original-.

El primer capítulo le rinde especial homenaje a Sagan, como figura mediática y como ser humano. Esperad a ese emotivo final (quizá un poco forzado) con Tyson rememorando su primer encuentro con el astrónomo, cuando aún solo era un fan adolescente nacido en el Bronx. Es un episodio que incluye gran cantidad de guiños a la antigua serie: el recorrido por los planetas (y mas allá), el seguimiento de la sonda Voyager1, la que más lejos ha llegado en el espacio, la luna Titán…

El capítulo realiza una introducción ideal, se dedica a situar al espectador en el espacio y tiempo correcto. Es una suerte de “Usted está aquí”; en concreto, en un rincón perdido del universo observable y viviendo una infinitésima fracción del tiempo en el que existirá el cosmos. La idea del “calendario universal” es genial para estos efectos, y consigue transmitir de forma gráfica y asombrosa nuestro humilde lugar en todo lo que existe y existirá.

¿Te sientes pequeño?” es la graciosa pregunta de Tyson que sirve como resumen de esa sensación ante lo abismal del universo.

Un viaje alucinante

El “Cosmos” original conseguía transmitir de forma cercana, comprensible y a la vez emocionante los avances de la cosmología, el origen de la vida y las especies, etc., fomentando así el ansia por romper las barreras del conocimiento y atreverse a imaginar el mundo tal y como es. La segunda serie ha conseguido mantener la misma actitud, combinando efectos especiales asombrosos -aunque ya habituales para nosotros-, con relatos sobre la historia de la humanidad – en forma de dibujos animados- y las intervenciones de Tyson, que viaja en su “nave de la imaginación” a través de… todo.

Cosmos es, ante todo, un paseo espectacular desde lo más pequeño a lo más grande. TODO lo que existe se va a explorar. La magnitud del tema es tal, que a veces el discurso sobrepasa lo épico y parece que vamos a salir de nuestro cuerpo, literalmente. Y eso sin que hayan repetido con la banda sonora de Vangelis… No es raro por ello que una gran población joven también se haya enganchado a estas increíbles visiones del espacio y el tiempo.

cosmos-a-spacetime-odissey-series-critica

La serie brinda una experiencia incluso espiritual. Lo dice el propio presentador respecto al árbol de la vida de Darwin, prueba de que todos los seres vivos provenimos del mismo tronco. Lo sentimos también respecto al “polvo de estrellas” del que estamos hechos… Sin embargo, la espiritualidad en sí, más concretamente la religión, no suele aparecer en el documental bajo una luz positiva, como muestra el primer relato sobre Giordano Bruno, quemado vivo por sus ideas. El guión escrito para Tyson evita las críticas literales o duras al campo religioso, pero es obvio, y así se encargan de escenificarlo, que esta institución ha sido históricamente un obstáculo al pensamiento humano.

¿Un “Cosmos” totalmente nuevo?

Además de las aportaciones puramente científicas que la serie exhibirá debido a los avances de la ciencia desde los años 80 (¿es realmente necesario?), ha habido críticas respecto a Tyson, quien no tiene la personalidad magnética que sí tenía Sagan, aunque compararlos parezca algo ridículo y mezquino. Hay que reconocer que el bueno de Neil no es ningún iluminado pero esto, más que ser una desventaja, sirve como acercamiento al espectador gracias a la familiaridad del personaje.

Los gráficos y la nueva música pueden no funcionar en ocasiones, sacándote de la narración en lugar de enfocarte en los datos, que es al final el objetivo. Por momentos es tan exagerado, que resulta necesario rebobinar para continuar babeando con las explosiones. Un punto positivo para los freaks de la ciencia. Por su parte, los dibujos animados acaparan el mayor número de detractores. Al ser bastante caricaturescos, introducen, de forma casi inconsciente, una sensación de poco rigor documental. Y pueden parecer manipulados, a pesar de ser totalmente verídicos.

Más allá de las críticas y de los gritos de algunos nostálgicos, la gran mayoría se ha fundido en elogios. Esta serie es un logro sin igual de la divulgación científica, como ya lo fue su antecesora. Cosmos: a Spacetime Odissey lleva el mismo camino. Recomendamos encarecidamente verla para alimentar vuestra curiosidad y para ser conscientes de nuestro lugar en el universo, para ser más humildes y más conscientes de la magia a vuestro alrededor…

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »