[Crítica] TRUST - Joyland, el baile definitivo de Robert Alfons

[Crítica] TRUST - Joyland, el baile definitivo de Robert Alfons
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] TRUST – Joyland, el baile definitivo de Robert Alfons

TRUST

Joyland

Discográfica:

Arts & Crafts

Año:

2014

9.5

· 5 Marzo, 2014

Por las comparaciones con grupos consolidados de la escena synth-pop como Zola Jesus y Crystal Castles o el abandono de la formación por parte de Maya Postepski, podíamos presagiar que el segundo álbum de Trust no sería tan bueno como TRST. Por suerte, nos equivocábamos.

Después del vertiginoso y largo recorrido que supuso la promoción de su álbum debut, a Robert Alfons le ha dado tiempo a sumergirse en una longeva gira por las mejores salas y festivales del mundo, convertir su proyecto en un producto de culto con el respaldo de crítica y público y ver como su compañera Maya, que decidió centrarse en Austra, lo dejó solo al mando del proyecto en plena vorágine promocional. Si TRST, su álbum debut, ahondaba en un infierno de sonidos decadentes y tétricos que rozaban una estética casi enfermiza y depresiva, el segundo largo de Trust parece haber sido concebido en parajes igual de misteriosos pero más bailables que los de su antecesor. El canadiense sale airoso de los miedos que él mismo admitió tener al verse solo frente a un proyecto que acababa de nacer. Joyland es una forma más accesible de conocer el trabajo de Alfons. Esa oscuridad permanente de sus primeras canciones ha dejado paso a vestigios de luz que convierten este proyecto en una colección de melodías más accesibles y luminosas.

La estructura y dirección son claras; Joyland nace de la diversión y de la necesidad de explorar nuevas vías de crecimiento musical, como si de una terapia contra la frustración se tratase. Además de definir aún más su sonido con una acertada vuelta de tuerca, Robert nos muestra unos registros vocales hasta ahora desconocidos. Los agudos de Joyland o Rescue Mister, primer corte promocional del álbum, contrastan a la perfección con el registro grave y tenebroso más conocido del también fotógrafo. Como si la parte más interesante de Röyksopp o el positivismo ensoñador de M83 se mezclasen con el sonido más puro del grupo canadiense, Joyland esconde canciones clave en este largo como Capitol o Lost Souls/Eelings, una de las puntas del tridente de Alfons, directa y pegajosa. Mención especial para Are We Arc?, el momento más triste del repertorio, una balada inspirada en la lava de los volcanes argentinos y la paciencia.

Joyland se convierte un referente para el mundo del synth-pop y el darkwave. Una colección de potentes (y potenciales) singles que supone la consagración definitiva de tan peculiar y personal creador como Robert Alfons.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »