[Crítica] MØ – No Mythologies To Follow, una mala jugada contra el hype

[Crítica] MØ – No Mythologies To Follow, una mala jugada contra el hype
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] MØ – No Mythologies To Follow, una mala jugada contra el hype

No Mythologies To Follow

Discográfica:

Chess Club / RCA Victor

Año:

2014

6.0

· 11 Marzo, 2014

El viejo continente vuelve a lanzar una promesa musical que nada tiene que envidiar a las últimas vanguardias americanas. Como una silenciosa guerrera, siguiendo la estela ya marcada por féminas de la talla de Robyn, Grimes o los recién llegados AlunaGeorge, Karen Marie Ørsted, más conocida como MØ, arranca desde su Dinamarca natal para forjarse un estatus privilegiado.

La joven se ha asegurado las cartas adecuadas, pero de nada sirve tener una buena mano si no juegas la partida con inteligencia y algo de picardía. Y ese el gran punto débil con el que cuenta su esperado debut. No Mythologies To Follow está compuesto por dieciséis canciones de las cuales siete de ellas ya llevaban tiempo circulando por la red, bien sea por filtraciones inoportunas o porque han sido lanzados como buzz singles para alimentar el hype creado alrededor de este lanzamiento. Si a este gran ‘pero’ le sumamos que estas siete canciones son todos los singles potenciales que el disco podría tener y que el contenido restante es algo flojo comparado con temas como la veraniega y seductora Maiden, el hit Waste Of Time o su último single, Don’t Wanna Dance (con su irresistible toque poppy), nos queda un trabajo más parecido a una recopilación que a un debut formal, con algunas joyas aún desconocidas perdidas entre temas algo mediocres (teniendo en cuenta la calidad y frescura de algunas de sus composiciones). Aún con todo, el ya conocido tracklist esconde canciones que logran relajar ese sabor algo agridulce: Slow Love se proclama como uno de los buques insignia de su repertorio, desplegando una elegancia propia de los mejores temas chill-out, mientras que The Sea saca el lado gamberro más conocido de la danesa en un tema diseñado para quemar suela en la pista baile.

Pese a grandes fallos que pueden poner en peligro su continuación, No Mythologies To Follow supone un buen conjunto de influencias que van desde el RnB de vanguardia hasta el dancehall o el electro-pop más bailable. Una reafirmación de su talento para aquellos que ya conocíamos de su existencia y un diamante en bruto para aquellos que deciden adentrarse en su estival universo.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »